, , ,

Cómo tener una mentalidad ganadora igual que los deportistas de alto rendimiento

Cómo tener una mentalidad ganadora igual que los deportistas de alto rendimiento

Hola amigos emprendedores!!

¿Te ha preguntado alguna vez qué tienen los deportistas de alto rendimiento para perseverar y alcanzar sus sueños?

Para ello he entrevistado a María Gilabert de beValue para que nos cuente cómo es esa mentalidad de un deportista de alto rendimiento y cómo podemos aprovecharla nosotros como empresarios para ser más exitosos.

 

 

 María Gilabert es Coach de ejecutivos y deportistas.Conferenciante y formadora sobre felicidad, ventas, liderazgo y trabajo en equipo y es la fundadora de beValue.

María se define a ella misma como una apasionada por las personas y una inquieta por naturaleza. Gilabert estudió psicología, publicidad y relaciones públicas y un master en recursos humanos y después de estar trabajando en multinacionales un día decide emprender y montó bevalue.

 

Cuando comento que Maria no para nunca y es super activa en redes sociales ella nos comenta que le encanta vivir, crear, compartir y comunicar por eso ella genera tanto movimiento.

 

beValue se montó hace unos tres años y medio se dedican a hacer coaching con un método propio que mezcla: Coaching, neurociencia, psicología y consultoría. También hacen conferencias, formaciones, y programas a medida para empresas.

Al final en resumen según nos cuenta Gilabert, es desarrollar el potencial de las personas en las empresas aplicando valores deportivos y neurociencia. De ahí Su vínculo con ANE  Academia de neurociencia y educación, donde ella es manager y relaciones públicas internacional. ANE quiere llevar todos los avances científicos de las grandes universidades a la sociedad, que no se quede solo en las universidades.

 

ÍNDICE:

¿Cómo es esa mentalidad orientada al éxito de un deportista para aplicarlo en el mundo de la empresa?

María nos comenta que parecen mundos muy diferentes pero están totalmente conectados. No solo porque muchos ejecutivos practican deporte sino porque la mentalidad de un deportista y los valores que tienen son espectaculares y están muy conectados a los de muchos directivos. Son valores y componentes como por ejemplo: la superación, la disciplina, el marcarse un objetivo, el retarte, el superarte día a día. El saber que tú quieres hacer algo para algo, darle un sentido y gestionar tus expectativas, saber que tú a veces defines un camino y que hay veces que van a suceder ciertos factores y no tienes que anclarse sólo en una cosa sino que saber ir gestionando lo que va sucediendo dando siempre lo mejor de ti y entrenando cada día.

 

A lo que le comento que yo siempre digo que tenemos que jugar las cartas que la vida nos reparte, a veces no son las mejores… pero en el poker no hace falta tener las mejores cartas para ganar…

 

Un deportista esto lo hace súper bien, él se marca su objetivo y entrena día a día muy duro, cuida su alimentación, la parte de entrenamiento mental que es súper importante, la gestión emocional.

 

 

La perseverancia, es uno de esos valores que quizá les faltan a algunos empresarios cuando  empiezan… muchas empresas fracasan antes de los dos años, quizá es que el objetivo no lo tenían muy claro…

 

Ella nos comenta que quizá no tenían muy claro el objetivo o que fusionamos esa identidad con esas emociones. Hay que aprender a gestionar las emociones. Si algo no va bien… analizar qué es lo que no va bien…  no es que tu no valgas, hay que analizar qué es lo que está sucediendo y que puedo hacer mejor para la próxima vez.

 

 

¿Qué hacemos cuando estamos tristes porque algo no está yendo como debería estar yendo? ¿Qué consejo nos puedes dar?

Primero coger distancia, no fusionarte, no decir… soy yo quien no está funcionando sino: “esto que he hecho” o este proyecto no ha funcionado o no ha salido. Vamos a ver qué es lo que yo he hecho y podría hacer para mejorar y que todo lo bueno que he hecho, porque probablemente hay cosas que he hecho bien en este proceso hasta conseguir un proyecto por ejemplo o una competición y que otras cosas necesito nuevas herramientas o conocimientos técnicos o desarrollar competencias a nivel de comunicación, etc. Es decir… qué pasos voy a hacer para la siguiente vez.

 

El consejo es tomar distancia y o estar digamos tan sumergido en el momento y que las emociones te lleven sino tomar distancia para verte desde fuera.

 

Gilabert comenta que esto se hace mucho con Mindfullness, que era tomar conciencia plena de lo que está sucediendo, el estar aquí presente.

 

Yo le comento que es como una modernización de algún tipo de meditación donde vemos el porque estoy pensando esto… y ella me comenta que más que el porqué es el ser consciente, así cuando tomas consciencia puedes decidir. Empiezas a escuchar tus emociones. Cuando no quieres una emoción viene. Si decimos: “no pienses en un elefante rosa” lo primero que viene a la mente es un elefante rosa. Así que si tu dices: “no quiero miedo, no quiero miedo…” te viene. Estás generando ese miedo.

 

¿Y cómo lo hacemos? Cuando las cosas no van bien es muy complicado no pensar en ello… Supongo que son ejercicios, técnicas…

 

Primero de todo es saber el para qué estás haciendo las cosas y  en segundo lugar gestionar esas emociones que durante el camino vas cogiendo o vas teniendo.

 

Creo que debemos ser conscientes de que vendrán estas emociones ¿no? Esto es inevitable!

 

Es súper importante escucharte a ti mismo, saber que te estás diciendo. Porque esto que te estás diciendo está generando como te sientes y cómo te estás sintiendo acaba generando como acabas actuando, y cómo actúas son al final los resultados que consigues. Interactuando con otros factores externos que van jugando. Es el pez que se muerde la cola, vuelves según lo que sucede a decirte ciertas cosas.

 

¿Es un camino ilimitado entonces? No es algo que trabajes hoy y que mañana tengas que parar sino que esto debería ser toda la vida. Pase lo que pase y en el estado en el que estemos. Incluso ahora me viene a la mente una jubilación, empieza una época nueva de tu vida, vas a sentir cosas nuevas y tienes que redirigir tu vida. Así que mi pregunta es: ¿Esto sirve para todo no solo para las empresas?

 

Sirve para todo! Tienes que marcarte un objetivo y este objetivo desglosarlo. Hay diferentes modelos, por ejemplo el SMART que sea específico, medible, alcanzable, realista y marcado en un tiempo. No basta decir… Voy a montar una empresa. Qué empresa voy a montar, en qué sector, qué canales, qué facturación me pongo y en cuánto tiempo, qué voy a necesitar hacer para conseguir estas facturaciones. Qué posibles obstáculos voy a tener, qué herramientas voy a usar.

 

Los obstáculos… solemos ser muy optimistas cuando montamos una empresa pero las cosas van a llegar y no todas van a ser buenas… habría que pensar en los obstáculos.

 

Prevenirlos, y los que no prevees y aparecen aprender a gestionarlos. Tener recursos para aprender a gestionarlos. Y estos objetivos que estén super alineados a los valores que tienes y al para qué estás haciendo lo que haces. Marcarte el quiero llegar hasta ahí y quiero aportar valor en el mundo en este área.

 

Ese para qué no es siempre el dinero, yo siempre digo que el dinero es muy importante evidentemente pero muchas veces haces las cosas por otros motivos ¿no?

 

María me contesta que el dinero es un medio pero no es un fín. Si el fin es el dinero va a ser complicado que sea exitoso, en cambio si te mueve la pasión vas a encontrar la manera para generar ese dinero y ese dinero va a ser un medio para poder vivir de aquello que amas. Entonces el dinero no va a ser el fín sino disfrutar este rato que estamos vivos, que estemos felices, es importante que estemos disfrutando y así esa pasión transformarla en negocio o al menos generar algo que puedas vivir de ello, sino al final tendrás que vivir de otra cosa porque vivir has de vivir, facturas tenemos todos.

 

Hablando de los objetivos ya que ha salido el tema de los objetivos y volviendo al tema de los deportistas. Un deportista tiene una fecha límite. Se está preparando para algo muy concreto. Por ejemplo: Quiero ir a las olimpiadas. En algún caso has trabajado con algún deportista con esta meta. O puede ser que tengan como objetivo cualquier competición. Es una fecha límite que ellos saben que resultados tienen que dar cuando lleguen a esa competición. Qué sucede con las empresas sobretodo cuando empiezan, no hablamos de grandes empresarios que ya sabemos que tienen sus objetivos bien marcados. Los empresarios van muy perdidos con muchísimas cosas por hacer pero no tienen un deadline. Igual suena un poco redundante pero… ¿Qué debemos hacer? ¿ponernos una fecha?

 

Es súper importante ponernos una fecha, es decir… ese para qué bajarlo al detalle, con diferentes métodos, hay muchas maneras de hacerlo. Pero hay que bajarlo al detalle. Hacia dónde voy? Hacia aquí… Qué voy a hacer este año y que voy a hacer este trimestre y qué voy a hacer este mes, esta semana y qué voy a hacer hoy, cada hora en que la voy a invertir. Qué tipo de acción voy a tener que conseguir en ese tiempo, y si no es realista nos vamos a frustrar un montón, vas a pensar… por mucho que hago no llego a todo lo que quiero. Hay que vigilar… todo lo que quiero qué es? Es asumible o no es asumible?

 

Esto me hace pensar en que yo hago muchas formaciones con americanos y siempre te dicen que debes pensar en grande…

¿Cómo llevamos el equilibrio entre pensar en grande y ser realista?

 

Es interesante hablar del equilibro entre el realismo y el sueño. Y es que un soñador solo sueña, está todo el día soñando. Esta faceta de soñador hay que compaginarla con el realismo. Ser un realista optimista, es decir. Ponerte sueños, bajarlo al detalle y retarte. Que tu objetivo sea realista pero que esté un poquito por encima de de lo que puedes dar. Entonces te vas a retar, y es que si no es  un reto no va a ser estimulante y si no es estimulante no te va a generar ese movimiento. Es importante que te retes pero sin pasarnos. Es el.. si aprieto un poquito más llego, si optimizo este proceso llego.

 

Entonces…

¿sería un éxito llegar “casi” al objetivo?

 

Sí, si te has retado lo suficiente si. Si te has frustrado vas a ajustarlo a esa capacidad que tu tienes en ese momento y si te has retado te dirás… me falta un poquito más y vas a luchar por ese reto.

 

Es super importante no solo marcarte el objetivo, sino saber qué recursos vas a necesitar, bajarlo al detalle de verdad y ponerse plazos concretos de verdad, acciones concretas, etc. y darse recompensas. Y no en tres años me sentiré orgulloso y me daré una recompensa sino si hoy hago todo esto me voy a felicitar, voy a agradecer, voy a entrar en esa dinámica de emociones positivas.

 

No hace falta que esa recompensa sea monetaria no? Puedo decirme… lo he conseguido!

 

Puede ser me voy a tomar algo con mis amigos, o me voy a comprar algo o simplemente voy a descansar una hora con estas emociones que me encantan. De relajación, de paz y de satisfacción.  Cada uno tiene que encontrar su manera de recompensarse. Y cuando te pones objetivos no ponerte recompensas solo a largo plazo sino a corto, medio, largo plazo. E ir acompañado es algo que también ayuda mucho, alguien que te acompañe. Puede ser un coach, un amigo o cualquier persona que hagáis un pacto yo te reto y tu me retas. Que alguien te acompañe en ese camino puede ser positivo.

 

¿Qué hacemos los empresarios cumplir esa fecha imaginaria que nos ponemos?

Muchas veces nos ponemos fechas de voy a hacer esto o lo otro para tal día pero lo acabas dejando por las cosas que acaban surgiendo en el día a día.  ¿Cómo podemos cumplir esos deadlines que nos ponemos con nosotros mismos? ¿Ya me has contestado antes con las recompensas?

 

REcompensas, acompañándonos y bajando el objetivo al detalle. Pero también es saber qué objetivos nos estamos poniendo. Y qué es urgente y que es importante. Muchas veces nos entran un montón de urgencias que no son importantes a las que podríamos decir no y a veces no sabemos decir que no. Queremos abarcar demasiado o asumimos responsabilidades que no son nuestras o no focalizamos… empezamos a abrir cosas. Lo que es importante y urgente hay que hacerlo ya y lo que es importante y no es urgente si podemos posponerlo pero agendarlo de nuevo en el calendario y saber que eso otro día si o si tiene que estar. Y lo que es urgente pero no es importante delegarlo, aprender a delegar, a  confiar y si no puedes pues lo haces tú pero sabiendo que es lo importante que tenga una fecha y evidentemente lo que no es urgente ni es importante quitarlo porque nos estamos saliendo del foco hacia donde queremos ir, que esto sucede mucho.

 

Una de las técnicas sería aprender a decir que no tal y como decías, que es lo que mas nos cuesta. Tendemos a complacer a los demás y a dejarnos a nosotros de lado.

 

Tenemos que saber que cuando estás diciendo no, estás diciendo sí, sí a ti y a lo que has decidido priorizar, y eso hace que cojas mucha más fuerza y más motivación y vas a estar mucho mejor también para los demás.

 

Esto me recuerda una cosa que aprendí de un gurú americano que decía él porque en los aviones debes ponerte primero la mascarilla a ti y luego a los demás. Porque sino cuando se la has puesto a todo el mundo luego ya no te queda oxígeno para ti y te ahogas y ya no puedes seguir poniendosela a los demás.  Primero debemos cuidarnos a nosotros porque si nosotros estamos bien podremos compartir todo esto con el resto del mundo. ¿Es algo egoísta o es que tiene que ser así?

 

Ese es el problema, que lo confundimos con egoísmo. Si le digo que no… o soy una egoísta o no me va a querer. Al contrario, si aprendemos a comunicar asertivamente. no hace falta que digamos no a todo, pero si a lo que no es importante.

 

Exacto… en el caso de los clientes, estos deben entender que hay cosas que no se pueden hacer por el precio que te está pagando. Hay que saber negociar esto.

 

Por supuesto que esto es muy importante, la gestión de expectativas. Que sepan qué pueden esperar de nosotros y qué esperamos nosotros de los demás.

 

Exacto… sino esto genera un conflicto y la relación puede estropearse…

 

Importantísimo. Es necesario que dejemos todo claro desde el inicio para que sepan qué y cómo sobre el servicio que estamos ofreciendo.

 

Igual que si un cliente te pide algo para hoy tiene que entender que tu ya tienes tu agenda planificada y que no podrá ser para hoy.

 

Para finalizar… danos una estrategia para intentar tener esa mentalidad de atleta o de deportista para nosotros como empresarios.

¿Cómo podemos empezar HOY  a trabajar esa mentalidad de deportista para llegar al éxito o ser más exitosos?

 

María nos menciona varios:

 

  1. ¿Para qué lo hacemos? Y que esto no solo se quede en algo mental sino que tenemos que redactarlo o ponerlo en una frase y colgarla de forma bonita en nuestra habitación, despacho.

 

El para qué sería “comprar algo” o “tener más tiempo con la familia”?

 

El para qué es el sentido de para qué quiero montar esta empresa.

 

Aunque quede mal decirlo ¿podría ser “para ser reconocido”?

 

Puede que haya alguien que ese sea su para qué, o podrñia ser para “sacar este talento que he visto que tengo y aportar mi conocimiento y talento al mundo”. Es un voy a dejar mi huella en esto.

 

  1. Es importante anclarlo. Anclarlo con alguna emoción concreta en que te sentiste muy bien. REcordar ese momento y ponerlo en una frase y una imagen.

 

  1. Por otro lado tenemos la visualización. Visualizar cómo nos vemos de aquí dos días, de aquí un mes, de aquí un año. ¿Cómo me veo? ¿Dónde quiero estar? Visualizar con los 5 sentidos. Por ejemplo la gente que prepara olimpiadas. Se cuelga una foto de las olimpiadas y visualiza esas olimpiadas las haya vivido o no. Si las ha vivido coge recuerdos  y si no los genera.

 

Hace años cuando tuve que hacer cosas por primera vez como sentarme al lado de los primeros clientes, hablar en público, etc. es verdad que si lo visualizaba antes en mi mente, luego era mucho más fácil, porque yo ya había visto que era capaz de hacerlo; y sobretodo de hacerlo bien.

 

Es muy importante ser consciente de qué estamos sintiendo y qué nos estamos diciendo, porque esas emociones al final es lo que acabas atrayendo.

 

Hay gente que está enganchada a las emociones que está acostumbrado a sentir. Hay gente que está estresada porque está acostumbrada a estar estresada, y si no hay algo que le estrese va a buscar algo para estresarse porque no sabe vivir sin esa emoción. Esto es de forma automática, para ser consciente y ver qué me estoy diciendo. Invitarte a vivir y sentir otras emociones, darte un rato de paz, de agradecimiento, de ver qué ha sucedido hoy positivo y quedarnos con todo aquello bueno que sucede porque al final aquellas emociones que estamos viviendo van a ser la que acabemos atrayendo los próximos días.

Y así es como construimos lo que acaba llegando más pequeño y más grande. Son esos pequeños esfuerzos repetidos día tras día y esas emociones que generamos cada día.

 

Exacto… muchas veces vas pensando en el logro que quieres conseguir en unos años pero no en los logros que consigues cada día desde que te levantas hasta que te vas a dormir. Porque los hay… Es verdad que hasta que no estás con algún coach y te obligan a pararte cada día y ver qué logros por pequeños que sean has conseguido… no lo haces.

 

Claro a veces tenemos la sensación que el día ha ido muy mal y no es así, igual ha pasado algo que ha ido muy mal y nos ha impactado y tenemos esa emoción que ocupa todo el día. PEro durante el día han pasado un montón de cosas buenas que si te focalizas en eso tu día habrá ido genial.

 

Una técnica rápida de gestión emocional es detectar qué nos estamos diciendo para cambiar el lenguaje que utilizamos, es importante que sea como nosotros queremos y hacia donde nosotros queremos. Y la otra es la técnica 6 3 6 que es una técnica de respiración que va muy bien y sobretodo a nivel deportivo en una situación de competición el deportista tiene que tener su nivel óptimo de activación.

 

¿Cómo sabemos que estamos en un momento en que necesitamos gestionar nuestras emociones?

Porque a veces creo que ni siquiera somos conscientes, el estrés del día a día y esa borajine no nos deja ese momento para pararnos y ver qué está pasando y pensar. ¿Cómo nos damos cuenta de eso?

 

Primero escuchando lo que te estás diciendo y luego a nivel fisiológico. Cómo estoy respirando, qué postura estoy teniendo, si tengo tensión en algún lugar, si estoy sudando, si tengo el corazón que palpita muy rápido, si tengo ansiedad y tengo como bloqueado el cuello, o tengo un dolor de cabeza muy fuerte. A veces estamos acostumbrados a vivir con estas sensaciones y esas sensaciones es estrés acentuado. Igual hemos de parar y escuchar a ese cuerpo.

 

He conocido por desgracia a muchos empresarios que me han comentado… Judit, tuve un problema muy grande de salud provocado por el estrés. Uno no para hasta que el cuerpo le hace parar.

 

Es importante escuchar el camino, porque el cuerpo nos va avisando, nos va diciendo cuidado y que ha de haber un cambio, y si no lo escuchamos porque nos pierde lo que nos hemos metido en la cabeza, esa gasolina que creemos necesitar. Cada uno necesita ciertos estímulos, hay gente que necesita reconocimiento constante, otros necesitan conseguir objetivos constantemente, otros necesitan mucha información para mantener su entorno de seguridad. Es decir, el querer mantenernos en ese tipo de carácter que creemos que tenemos y esa gasolina que nos da, nos hace a veces olvidarnos de que son perjudiciales para nosotros, es importante aprender a regular y equilibrar para no llegar a ese punto que has visto en mucha gente, un infarto, un cáncer.

 

Una vía rápida sería por ejemplo el 6 3 6 3 inspiro 6 segundos, paro 3 y luego expiro 6 segundos.

 

Deberíamos ponernos una hora al día para hacerlo ¿o bien cuando nos sentimos estresados?

¿Es bueno fijarse varios parones al día que sean simplemente para respirar?

 

Esta técnica sería perfecta hacerla varias veces al día para tomar consciencia, focalizarnos en algo concreto, en nosotros y en la respiración, porque muchas veces nos falta respirar solamente…o a nuestro cerebro le falta agua. A veces solo con parar, respirar y beber agua ves las cosas totalmente diferentes y eso que te estaba costando todo el día sacar… en 10 minutos lo acabas resolviendo o viendo desde una perspectiva distinta.

Es super bueno hacerlo durante el día y por supuesto si estás en una situación que estás viendo que te está invadiendo una emoción que es perjudicial. Si estás en una situación de negociación donde ves que vas a decir algo que no debes o bien te vas a levantar en el momento no adecuado para conseguir la negociación esta es una buena técnica. Situaciones a nivel deportivo, en competición, o situaciones donde tienes una emoción muy alta o en el día a día para poder tener consciencia, y luego hay muchas otras técnicas de relajación. La relajación progresiva de Jacobson, algunos audios de Louise Hay, sofrología, que trabaja a diferentes niveles, a nivel de mensajes positivos, a nivel de respiración. etc.

 

En mi caso yo he encontrado la técnica que me funciona ya que cuando llega la noche estoy a tope, de estrés positivo, me vienen mil ideas a la cabeza, planeo todo lo que quiero hacer, etc. lo cual es maravilloso pero a la vez no te deja irte a dormir, podrías estar pensando hasta las 4 de la mañana. Y mi técnica es ponerme una película para no pensar nada más que en esa película y me voy a dormir como un angelito. El estrés no siempre es negativo, a veces hay un estrés positivo.

 

Totalmente de acuerdo, hay una curva en el que vemos que cuanto más estrés si es muy intenso baja el rendimiento, pero un poco hasta cierto nivel llegas a tu nivel óptimo.

 

¿Cómo sabemos cuando estamos en el nivel óptimo de estrés o no?

 

Hay que ir escuchandote y saber que si yo voy a estas revoluciones para este tipo de tarea , y decirte: este es mi nivel en el que estoy creativo, o estoy ejecutivo, ver que rol estoy asumiendo y con qué nivel de activación ese estrés es detectarlo en ti mismo, saber que es positivo para ti, y si te pasas vas a ir a menor rendimiento porq te vas a acabar bloqueando o auto exigiendo tanto q te vas a bloquear en vez de potenciar esa acción. El estrés es muy positivo si sabemos escucharlo y gestionarlo y sabemos encontrar cual es nuestro nivel óptimo, es decir vale saber que esto me hace estar a nivel mental de esta manera, a nivel físico de esta… Es el punto en el que quiero estar y eso anclarlo, con imágenes, situaciones, frases..

Que deberíamos hacer cuando estamos en ese momento de estrés, ¿intentar recordar otro que nos lleva a un estado de más serenidad?

Se puede hacer con una imagen o una postura corporal, ponerte una postura corporal y si estas entrando en un nivel de estrés que es demasiado, volver a esa postura corporal que te haga conectar con esa sensación de activación óptima para ti. Lo que pasa es que no escuchamos las emociones, pero están para algo, el estrés te activa de una forma saludable si lo escuches. Es como lo del elefante rosa,  cuando sentimos la emoción y es tan intensa ya no la queremos. Cuando tienes mucha ansiedad, si piensas “tengo mucha ansiedad y no quiero tener ansiedad”, tendrás más ansiedad.

 

Entonces qué hacemos buscamos ese recurso de esa imagen? Y ese recurso lo tendremos que haber trabajado antes, no?

 

Todo esto es un trabajo y de largo recorrido, requiere entreno, es muy similar con los deportistas, el cuerpo sabe que tiene que hacer pero el deportista lo ha de hacer día tras día.

 

¿Un empresario se puede entrenar para ser un empresario de éxito igual que lo hace un deportista?

Totalmente, el entreno mental es importantísimo tanto en el deporte como en la empresa, el deporte aporta todos estos valores de disciplina,superación, una lucha continua, el querer algo e ir a por ello, no detenerte en los obstáculos gestionar las expectativas. Nosotros en bevalue, por ejemplo, los deportistas vienen ha hacer conferencias porque inspiran con todo lo que han hecho, con sus historias. Son referentes para nosotros. También realizamos actividades deportivas a través de las cuales desarrollamos la gestión emocional, mejora todo lo que es la comunicación, el trabajo en equipo.. y aprenden a sentir también a través del cuerpo y de situaciones en las cuales te superas, te llevas al límite.. todas esas emociones y potencial que puedes llegar a sacar. Estas actividades son buenísimas para motivar y cohesionar equipos, para que trabajen mejor entre ellos, para identificar el liderazgo que puede haber en ciertas personas y el que tenemos todos dentro. Primero es el liderarse uno mismo para ser líder.

Hay una frase de Gandhi que es “sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”, entonces primero empieza por ti, mira que estás haciendo y que puedes hacer.

 

Claro, no esperes de los demás algo que tu no estas haciendo. No?

Exacto, hay veces que nos pasamos la vida esperando. Queremos esperar cosas que no van a suceder queremos pedirle a una persona que se comunique de cierta manera cuando nunca va a suceder porque no le va a salir o le va requerir un desarrollo que igual lo hace pero tendrá que tomar conciencia, desarrollarlo y hacer ese camino y aprendizaje. Puedes esperar que suceda o puedes aprender adaptarte y encontrar otras formas de comunicación

 

Ese es el liderazgo no? Saber adaptarte..

Es básico saber que es empezar a liderarte y gestionarte a ti mismo y luego aprender a liderar, gestionar y ser un referente para los demás y aprender a escucharles a todos y cada uno qué tipo de personalidad, que necesita, qué miedos tiene, como comunicarse con ellos y cómo hacer que ellos potencien lo que es un equipo.

 

Podría seguir hablando contigo durante horas y horas, no se me acaban las preguntas. Te agradezco mucho que hayas venido, estoy segura que te voy a volver a entrevistar porque tienes mucho conocimiento que me encantará absorver y  poderlo dar al mundo, de hecho esta es nuestra misión.

Te deseo todo lo mejor con Bevalue que seguro que va a llegar, que en tres años y medio ya has hecho un recorrido brutal.

Ya no es lo que va a llegar, yo ya estoy disfrutando como una enana,  no es que tenga que llegar algún lado, yo ya ha he llegado, y es hoy, donde ya estoy viva, estoy disfrutando y seguirá creciendo porque es la consecuencia de esta actitud y de esta filosofía de vida, y al final llegará algo que compartiremos más personas y más personas vivirán en esta vibración positiva de crear, disfrutar y ser feliz.

 

Empecemos a serlo nosotras y todo el mundo empezará a ser más positivo, no?

Y empieza a serlo hoy, y AHORA.

 

Espero que os haya gustado la entrevista a Maria y os deseo muchos éxitos!!

 

Judit Català

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *