Que es CPL

Cuando planteas una campaña de marketing en internet, antes de hacer nada, tienes que tener dos cosas muy claras: qué objetivos tienes y cuánto dinero vas a gastarte. 

Y ya sabes que esos objetivos pueden ser muy variados. El principal suele ser vender, por supuesto, pero a veces no compensa intentar la venta directa, sino centrarse en conseguir una cartera de clientes potenciales. Eso es la captación de leads.

Si estás en ese punto, hay una métrica imprescindible para saber si tu campaña es rentable o no. Vamos, si te compensa invertir el dinero como lo estás haciendo. 

¿Te lo cuento?

Bienvenido al Diccionario de Marketing, hoy te explico de una forma muy sencilla qué es el CPL o Coste por Lead.

 

El Coste por Lead es la métrica que nos dice cuánto nos cuesta captar un nuevo contacto -normalmente un email- en nuestra campaña. Lo que se llama lead, algo de lo que hemos hablado ya mucho en este Diccionario de Marketing

Para entendernos, es el dinero que hemos gastado para captar un nuevo cliente potencial.  

Cómo se calcula el CPL

Es una métrica importantísima y lo mejor es que es muy fácil de calcular: 

Inversión total en la campaña / número de leads que hemos conseguido. 

Si te has gastado, pongamos, cien euros, y has conseguido cincuenta leads, el coste por lead es de 2 €. No tiene más ciencia. 

Cuándo es un buen CPL

¿Es decir, cuándo sé que no estoy gastando demasiado? Es una pregunta que me hacen mucho, y siento decirte que no hay una respuesta absoluta. 

Va a depender mucho de la calidad de ese lead (si está frío o caliente, es decir, si te va a costar más o menos llevarlo a la compra), de la competencia que tengas en tu sector, del precio de tu producto o servicios, de los canales que uses… para ponerte un ejemplo en nuestras campañas el lead suele salir a una media de 10€, si en alguna campaña este CPL se dispara cerramos esa campaña porque sabemos que no va a ser rentable. Si mi producto tuviese un precio menor, pongamos la mitad, seguramente no podría pasar de 5€ el coste por lead. Así que como ves el CPL recomendado depende de muchas cosas.

Piensa que no todos los leads terminan en venta… pero que sin ellos lo tienes mucho más complicado, a no ser que vayas puerta a puerta. Y ya sabes que yo eso no te lo recomiendo. 

¿Se pueden conseguir conseguir leads gratis?

Pues sí, claro que puedes. La forma más habitual es ofrecer un descargable gratuito a la gente que visita tu web: eso es el lead magnet. Ahí les pides sus datos de contacto y ¡ya tienes un lead! 

Intenta, por favor, que ese lead magnet sea de calidad, porque es la primera impresión que se van a llevar de tu trabajo, y quieres que sea buena. 

Sin quitarle mérito a lo gratis, si quieres crecer más rápido, o hacer una campaña de ventas concreta, te interesará invertir un presupuesto en esa captación de leads. Si es así, ¡no le quites ojo al CPL!

El coste por lead es una de las formas en las que puedes pagar una campaña de publicidad, pero hay otras, como el CPA, coste por adquisición, el CPC coste por click, el CPV… de todo esto he hablado ya en el Diccionario de Marketing

La próxima semana seguimos hablando de métricas, y te voy a contar qué es el CPM: coste por mil impresiones.

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube haciendo click aquí abajo para no perderte ningún vídeo, todas las semanas publico material para darte nuevas ideas que impulsen a tu empresa.

 

Nos vemos en otro vídeo. Muchos éxitos.  

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *