,

Salir de la zona de confort [Entrenamiento de 1 semana]

¿Puedes recordar la última vez que hiciste algo que te da miedo?

¿Cuándo fue la última vez que te atreviste a hacer algo nuevo o diferente?

Si has tenido problemas para responder a estas preguntas, es porque hace mucho que no sales de tu zona de confort.

 

En el vídeo de esta semana te voy a enseñar por qué debes salir de tu zona de confort. Y te voy a proponer un entrenamiento de una semana para que lo consigas paso a paso. 

 

Y recuerda que puedes suscribirte aquí al canal de Judit Català, donde tus sueños empresariales se hacen realidad.

 

Qué es la zona de confort

La zona de confort no se puede ver ni se puede tocar,  pero te aseguro que existe y vives dentro de ella.

En realidad, todos tenemos nuestra propia zona de confort y nos resistimos a salir de ese espacio, por eso hoy quiero proponerte un entrenamiento de una semana para que venzas tus miedos poco a poco. 

Pero antes de presentarte este reto, voy a empezar por aclarar qué es la zona de confort y por qué es importante que des pasos fuera de ella, sobre todo si quieres conseguir tus sueños empresariales.

 

La zona de confort es un concepto que utilizan los psicólogos para referirse a ese espacio en el que te sientes cómodo y a salvo.

 

No es un espacio físico, como tu casa o tu oficina, sino un espacio mental.

Incluye todas esas actividades, situaciones o rutinas a las que estás acostumbrado y en las que te sientes a gusto, porque sabes que controlas la situación y que nada te puede pasar.

 

Como te he dicho antes, todos tenemos nuestra zona de confort y sentimos una tendencia natural a quedarnos dentro de ella.

¿Por qué?. Es muy sencillo.

 

Tu cerebro se resiste. Todo lo que está fuera de tu zona de confort es algo a lo que no estás acostumbrado. Y por tanto puede generarte incertidumbre, nervios o incluso miedo.

 

Sin embargo, eso no quiere decir que todo lo que está fuera de tu zona de confort es malo.

Al contrario, cuando sales de tu zona de confort puedes hacer descubrimientos increíbles. Y si lo piensas bien, tu has salido de tu zona de confort en más de una ocasión y seguro que te ha ido muy bien.

Viajar a un país extranjero, mudarse a otra ciudad, aprender algo nuevo o iniciar tu negocio son ejemplos de movimientos fuera de la zona de confort.

Haz memoria y seguro que podrás recordar más de un ejemplo en el que saliste de tu zona de confort.

 

Siempre digo que fuera de la zona de confort es donde sucede “la magia” porque como casi nadie se atreve a salir de ella, los que somos unos valientes, hacemos cosas diferentes, con lo que tenemos resultados también diferentes y normalmente mejores que los del resto de la sociedad que se acomoda en esa burbuja llamada zona de confort.

 

De hecho la palabra “confort” muchas veces es todo lo contrario a lo que tenemos en esa zona.

 

Si tu cuenta bancaria está en rojo siempre, estas con deudas o en cualquier situación mala, si siempre sucede igual eso también es “zona de confort” porque es tu rutina, y aunque esta rutina sea horrible es lo que conocemos y por lo tanto es cómodo quedaros ahí por muy malo que sea, al menos más cómodo que hacer el esfuerzo de salir de nuestra zona de confort.

Te suena la frase: “más vale malo conocido que bueno por conocer…” ¡pues es justo eso!

 

En realidad no hay nada de malo en tu zona de confort, mientras no te acostumbres demasiado. Si nunca sales de tu zona de confort, no pruebas cosas nuevas, no evolucionas y no creces. Clic para tuitear

 

La zona de confort puede ser un gran enemigo de tu creatividad si no te ejercitas para salir de ella.

 

Como ya te expliqué en otro vídeo sobre la creatividad, muchas grandes ideas surgen cuando salimos de nuestro ámbito conocido. Puedes ver el vídeo justo aquí: Cómo encontrar la creatividad y ser más creativo.

 

A medio y largo plazo, no salir de tu zona de confort te puede llevar a perder grandes oportunidades.

 

Nokia y su zona de confort

Te contaré una pequeña historia para que lo entiendas mejor.

 

Nokia, que durante muchos años dominó el mercado de los teléfonos móviles, desarrolló un revolucionario modelo que nunca llegó a ver la luz. Era un teléfono con pantalla a color, táctil y con un solo botón.

¿Te suena de algo?. Seguro que sí.

 

Nokia desarrolló el primer teléfono táctil antes de que Apple lanzara su famoso iPhone. También tenía un prototipo de una tablet que se conectaba a Internet de forma inalámbrica, antes de que todos conociéramos el iPad.


Ninguno de los dos proyectos llegó a ver la luz porque el equipo directivo de Nokia pensó que era mejor seguir vendiendo teléfonos móviles al estilo del momento.

Después llegó Apple con su iPhone, y el resto de la historia… ya la conoces. Apple revolucionó el mercado, y Nokia perdió su liderazgo.

Consejos para salir de la zona de confort

¿Qué puedes hacer para salir de tu zona de confort y no acomodarte?

 

Te voy a dar tres consejos muy sencillos:

 

  1. Trabaja tu mente y tu actitud contigo mismo. Cada vez que hagas algo que se sale de tu zona de confort dedica unos minutos a decirte a ti mismo que eres capaz de hacer todo lo que te propongas. Si tu mente trabaja en negativo es difícil que obtengas buenos resultados.
  2. Ve poco a poco. Salir de tu zona de confort no quiere decir que tengas que irte al extremo contrario o que tomes decisiones drásticas. Recuerda que un poco de estrés puede ayudarte a estar alerta, pero demasiado es perjudicial.
  3. Pregúntate qué es lo peor que puede llegarte a pasar si fallas al salir de tu zona de confort. Seguro que las consecuencias no son tan dramáticas, y como mínimo, te habrás llevado un aprendizaje.

 

Mi entrenamiento semanal

Ahora vamos con la parte práctica: mi entrenamiento de una semana para que salgas de tu zona de confort y te pongas a prueba.

 

Sobretodo atrévete a hacerlo… si entrenas con estas pequeñas cosas luego serás capaz de hacer lo que sea para que tu negocio avance.

 

Es un ejercicio que intento hacer constantemente y si no me crees mira el vídeo donde paseo disfrazada por la calle.

Quizá piensas… ¿Y esto qué tendrá que ver con el crecimiento empresarial?.

Pues más de lo que te imaginas… Tu capacidad de hacer cosas que están fuera de la zona de confort como ya hemos comentado determina bastante tu éxito empresarial ya que inevitablemente para crecer tendrás que hacer muchas de estas cosas…

Todavía recuerdo que la primera vez que hablé en público fue horrible cuando ahora lo disfruto muchísimo.

 

Pero vamos con el entrenamiento…

 

Te propongo 7 pequeños retos, uno para cada día de la semana. Te los voy a explicar ahora uno por uno, pero he preparado también un checklist que encontrarás en el vídeo y que  puedes descargar y tenerlo siempre a la vista para no olvidarte de tu objetivo.

 

¿Estás preparado? Vamos allá

 

DÍA 1

Vuelve a casa por un camino diferente.

Este es muy sencillo. Se trata de que simplemente tomes otro camino para volver de la oficina a casa, del cole de tus hijos al trabajo… lo que prefieras.

También puedes dejar el coche en casa y usar el transporte público, o tomar una línea diferente de la habitual.

 

DÍA 2

Pasa un día entero sin TV, ni redes, ni internet y solo concentrado en una tarea.

Internet y las redes sociales ponen a prueba nuestra concentración constantemente.

En el día 2 quiero que te alejes de todas estas distracciones y que pongas toda tu atención en una sola tarea, la que tu quieras.

 

DÍA 3

Asiste a una clase gratuita de una actividad y dí que no te vas a apuntar al curso completo.

Este ejercicio es muy importante para que aprendas a trabajar el no.

Seguro que terminas metido en muchas historias que ni te van ni te vienen por no saber decir que no a tiempo. Esta es tu oportunidad para entrenarte. Verás que bien sienta.

 

DÍA 4

Llama a un cliente que hace tiempo que no llamas solo para saber cómo está.

En este día nos centramos más en tu proyecto empresarial.

Hoy te pido que retomes el contacto con uno de tus clientes, uno con el que hace tiempo que no hablas. Llámale solo para interesarte por él, sin intentar venderle nada.

DÍA 5

Llama a un cliente que no te ha aceptado el presupuesto y pregúntale por qué.

Pasamos al siguiente nivel.

Esta vez quiero que llames a otro de tus clientes, pero tiene que ser uno que haya rechazado una de tus propuestas.

Llámale para preguntarle por qué no ha aceptado tu presupuesto, sin miedo. Seguro que su explicación te ayuda a entender en qué fallaste y cómo puedes mejorar.

DÍA 6

Llama a un familiar para decirle que le quieres o a un amigo que hace años que no ves para tomar algo.

¿Hace cuánto que no le dices a los tuyos que les quieres? Pues esta es tu oportunidad.

Llama a tus padres, tus hermanos, tus primos… quien quieras de tu familia, o a un viejo amigo que hace tiempo que no ves.

 

DÍA 7

Apunta aquello que te da más miedo y que te impide avanzar y ¡hazlo hoy!

El último reto es el más complicado porque quiero que pienses en algo que te frena y que te da miedo afrontar. Apúntalo en un papel y ponlo en un lugar en el que puedas verlo bien.

Ahora solo te queda hacerlo.

 

¿Lo tienes claro? Ahora solo tienes que ponerte en marcha.

 

Si te ha gustado este post no olvides compartir y cuéntame si has puesto en práctica mis consejos.

 

¡ Un abrazo y muchos éxitos !

Judit Català

 

8 comentarios
  1. soledad
    soledad Dice:

    Buenos días Judith la verdad me gusta mucho escucharte , estoy emprendiendo un nuevo proyecto y me ayuda mucho tus vídeos . Gracias!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *