Emprende con menos de 100usd

Hasta hace muy poco el modelo clásico de negocio era así:

Primero viene la inversión, que además suele ser fuerte, y luego a esperar a ver si vienen los clientes. Vamos, un poco lotería. 

Afortunadamente, internet nos ha dado la oportunidad de emprender casi sin coste. Nunca antes ha sido tan fácil como hoy ser un empresario de éxito, sin tener que pedir un dólar al banco. 

¿No me crees? Pues sigue leyendo, porque te voy a dar 5 ejemplos concretos de negocio que puedes montar ya con muy poquito dinero.  

Hoy te voy a dar 5 ideas de negocios rentables con muy  poca inversión.

Vamos a matizar primero lo de la poca inversión. Ya sabes que yo creo que el emprendimiento a coste cero no existe porque, si no le metes dinero, desde luego que le vas a meter muchas horas de trabajo para ponerte en marcha. 

Pero la verdad es que hay muchos negocios ahora en los que solo necesitas tiempo y un dispositivo con conexión a internet. No vas a encontrar nada más barato que eso. 

1- Servicios

Es la forma más lógica de empezar. Si sabes hacer algo, busca la forma de monetizarlo y conviértete en un profesional freelance. Que no deja de ser un autónomo pero con ciertas características. 

Antes esto se refería a los llamados profesionales liberales: médicos, abogados, arquitectos, etc. Gente con varios clientes, con los que colaboraban en proyectos concretos con un límite de tiempo. 

Pero con la llegada de los negocios online el abanico se ha abierto muchísimo. Hay redactores y copywriters, que son los que escriben todos esos textos que lees por internet. Hay asistentes virtuales, que es la versión 4.0 del secretariado. Hay diseñadores web y programadores. Hay especialistas en conseguir tráfico para tu página con anuncios en Google o en redes sociales. Hay expertos en marketing digital que pueden asesorarte en tu estrategia. Hay… pues hay de todo, la verdad. Y todos estos que te he nombrado no necesitan más que un ordenador y una buena conexión a internet. 

Si no estás muy acostumbrado al entorno online, esto que te cuento igual te suena a chino. Pero de verdad que es muy fácil. Para que lo veas más claro te invito a ver una clase gratuita (online, por supuesto) en la que explico como cuatripliqué mi facturación y mi tiempo libre, pasando de un negocio tradicional a uno online.  Puedes apuntarte haciendo click en este enlace, pero por favor, hazlo solo si realmente te vas a comprometer con tu negocio. Si tienes claro que quieres emprender pero no sabes cómo hacerlo, te interesa. Y si ya tienes empresa pero estás cansado de trabajar como un mulo y no ver los resultados a fin de mes, te puede abrir los ojos a una nueva forma de hacer las cosas. 

Por el contrario, si lo que buscas es dar un pelotazo fácil y rápido, pero no quieres trabajar para conseguirlo, mejor no te apuntes porque no creo que pueda ayudarte. Esto es para gente que sabe lo que quiere y está dispuesta a poner toda la carne en el asador. 

2- Consultoría online

Muchas veces te vas a encontrar a gente que no quiere pagar por tus servicios, sino que prefiere que le enseñes tú a hacer las cosas. Así que puedes montar un servicio de consultoría -todo online, claro- en el que te reúnes con el cliente y le explicas lo que necesita. 

Crear este servicio no es nada complicado, solo vas a tener que usar una aplicación tipo Zoom o Skype para hacer vídeo conferencias. La mayoría tienen versiones de pago, pero también gratuitas que van genial para empezar. Necesitas también una cámara web y un micro medianamente bueno. Si no te quieres liar comprando material de gama alta, con 100 dólares puedes estar en marcha, y a lo mejor hasta te sobra dinero. 

3- Cursos online o infoproductos

Aquí me voy a parar un poco porque, de las 5 ideas que te propongo, esta es la que más me gusta. 

Imagina que haces una consultoría sobre tu sector, y luego otra y luego otra… en cuanto te des cuenta te encontrarás repitiendo lo mismo una y otra vez, porque en realidad hay un montón de gente que tiene las mismas necesidades. Así que ¿por qué no lo cuentas todo una vez, lo grabas y le das acceso a más gente a toda esa información?

Lo que me gusta de los infoproductos es que son escalables: una vez que tengas el curso hecho, te da el mismo trabajo que te lo compre una persona que cien. Puedes montar un sistema de venta que no requiera tu atención continua, y esto supone ganar tiempo y libertad. 

Imagínate tomarte el día libre, estar en la playa, mirar el móvil y ver que has vendido cuatro cursos. ¡Y tú en bañador! Pues eso me ha pasado a mí, y la sensación de libertad es alucinante. Por eso digo que es el sistema que más me gusta: aunque montar un curso de calidad da muchísimo trabajo, una vez hecho solo tienes que dejar que ruede y te genere ingresos pasivos. 

Para plantear ese infoproducto y que funcione, ten en cuenta una cosa muy importante: siempre tienes que centrarte en solucionar un problema de tus clientes, o darles mejores resultados de los que tienen ahora. Si te interesa todo ese mundillo  de los negocios online tengo un grupo privado exclusivo que se llama Experto Digital donde empresarios y expertos crean sus productos digitales. En estos momentos está cerrado pero si te interesa que te avisemos para la próxima selección puedes dejarnos tus datos aquí

4- Afiliación

Esto es, recomendar los productos o servicios de otros. Si gracias a esa recomendación se consigue una venta, te llevas una comisión. 

El secreto para ganar un buen dinero con la afiliación es generar una comunidad centrada en un tema. Tienes que aportar contenidos de mucha calidad, que interesen a la gente que te sigue, para que entiendan que sabes de lo que hablas y confíen en ti. 

Aquí, como siempre, la honestidad es innegociable. Si recomiendas algo de poca calidad, puede que tus seguidores piquen una vez… pero no habrá una segunda. Te costará muchísimo recuperar esa confianza. 

5- Dropshipping

Viene a ser como una afiliación, pero de productos. Es decir, tú puedes montar una tienda online por ejemplo de tecnología, pero simplemente vendes los productos de otro fabricante o tienda, y te llevas una comisión por venta. 

¿Por qué es interesante? Porque te ahorras toda la inversión en stock de una tienda normal, no tienes que comprar nada por anticipado. Simplemente, cuando llega el pedido, avisas a tu proveedor y él se encarga de enviar el producto. Así que, de paso, te ahorras todo el quebradero de cabeza que supone la logística. 

Para montar eso solo necesitas una página web tipo ecommerce, y trabajarte muy bien las fichas de producto, crear un blog con información interesante… porque como no tienes la exclusividad de lo que vendes, necesitas atraer a los clientes dándoles algo que no encuentren en otras webs. Y eso, normalmente, es el contenido. 

Y hasta aquí mis cinco ideas de negocio con muy poca inversión ¿Qué te parecen estos ejemplos? ¿Te has planteado alguna vez montar un negocio online o ya lo estás haciendo? ¿Conoces algún otro negocio que cumpla estas características? Cuéntamelo en los comentarios, que te leo. 

La semana que viene, como siempre, colgaré un nuevo post con contenido que seguro que te interesa. 

Hasta el próximo vídeo, muchos éxitos.