mejor negocio para montar hoy

¿Sabes por qué se extinguieron los dinosaurios?

La teoría más extendida, y la más aceptada también, es porque cayó un meteorito en la superficie de la Tierra. 

Esto alteró la composición química de la corteza y todas las especies que no se adaptaron a ese cambio, simplemente desaparecieron.

¿Por qué te cuento esto?

Porque la historia nos demuestra que, ante una crisis de enormes proporciones, los que sobreviven no son los más grandes o los más fuertes, sino los más flexibles al cambio.

Ganan quienes son capaces de adaptarse mejor y más rápido a las nuevas circunstancias.

La cuestión es que hoy por hoy no ha caído un meteorito… pero casi. El Coronavirus ha impactado en todo el mundo y de la noche a la mañana ha cambiado las reglas del juego.

Y como ya tenemos sobre nuestras cabezas una crisis que no va a ser pequeña, los empresarios nos tenemos que poner las pilas para seguir adelante en este entorno “hostil”.

Hoy te cuento cómo saber cuál es el mejor negocio en este escenario de crisis. 

Te aviso: voy a insistir mucho en este vídeo en la capacidad de adaptación. Porque en realidad no existe un “mejor negocio” en concreto, y si estás buscando soluciones mágicas, yo no las tengo. 

El mejor negocio es el que se prepara para sobrevivir y lo consigue. 

Seguro que como emprendedor has asistido a cursos y formaciones. Uno de los temas que siempre hay que tocar es cómo gestionar tu empresa en un tiempo de crisis.

Porque sabemos que es algo que puede pasar: a tu empresa, tu sector, o puede ser una crisis global.

La cuestión es que es difícil prepararse para algo como lo que ha ocurrido en las últimas semanas… y todos los cambios que nos va a traer. 

Sin embargo, si algo tenemos los empresarios y los emprendedores es imaginación, así que vamos a ver maneras en que podemos afrontarlo.

Ahora te lo cuento, pero antes una cosa: si te preocupa esta crisis (o las siguientes, porque siempre hay una crisis) siempre puedes profundizar en este tema apuntándote a esta formación online gratuita donde te explico cómo garantizar la supervivencia de tu negocio en tres pasos

Ahí te hablo de mentalidad, de planificación, de cómo hacer crecer tus resultados y de lo que a mí me ha funcionado en momentos difíciles para que mi negocio nunca pare de crecer. 

Pero te voy dando ya unas cuantas pistas. Aquí van varios consejos que creo que son importantes:

  1. No busques lo efímero, apuesta al largo plazo.

Quizá has visto de pronto una buenísima oportunidad de negocio para ganar dinero rápido. Lo que se llama “un pelotazo”. Cuidado:

Si ese nuevo negocio que has visto es algo demasiado evidente, habrá una competencia salvaje. ¿Merece la pena? Depende. Si es una necesidad puntual, la duración de la demanda será corta, así que posiblemente no te interese poner en marcha algo para tan poca proyección. 

Tiene mucho más sentido apostar por el valor a más largo plazo.

Relacionado con esto, otro tema importante:

  1. Una cosa es la oportunidad y otra el oportunismo.

Bueno, esto es ya una cuestión de ética personal, pero en una situación de crisis muchos usuarios no vemos con buenos ojos esos negocios que aparecen para ganar dinero rápido “a costa de” y no aportando valor con sus productos o sus servicios. Eso sería oportunismo, oportunidad en cambio es aportar y cubrir la necesidad que ha surgido con las nuevas circunstancias con algo que ya tienes o variaciones de esto.

No olvides que los consumidores no son tontos y hace tiempo que miran con lupa con qué empresas se quieren relacionar, y eso incluye la sostenibilidad, el compromiso social y la ética empresarial.

Vamos con el punto tres:

  1. Zapatero, a tus zapatos.

Mi consejo, lo que creo que va a resultar mejor a medio y largo plazo, es que te centres en lo que ya tienes, ya eres, o ya sabes.

Es decir, por mucho que en este momento hagan falta mascarillas o geles hidroalcohólicos, si no has hecho un patrón en tu vida o no has pisado un laboratorio… igual no deberías ir por ahí. 

Enfócate en lo que sí sabes hacer. 

Porque si has estado trabajando para generar valor en tu propio negocio, igual no te compensa cambiarlo todo por el subidón de una ocasión rápida, que además no sabes lo que te va a durar. Cuando todo cambia muy rápido, es importante mantener el foco. 

Eso no quiere decir que no seas flexible, porque hay algo más importante que lo que tú quieres: lo que quiere tu público potencial. Así que: 

  1. Céntrate en el cliente. 

Piensa: ¿qué necesita el mercado ahora mismo? ¿Qué “nuevos” problemas tienen los usuarios, que tu puedas solucionar? ¿Cómo los puedes ayudar? 

Seguramente no hace falta que inventes la pólvora, basta con que reinventes tu negocio haciendo cambios para adaptarlo a las circunstancias. 

Por ejemplo, facilita servicios o entregas a domicilio para que los usuarios no se tengan que desplazar. 

O dales la oportunidad de encargar su pedido y que pasen ellos mismos a recogerlo cuando esté listo.

O implementa un sistema de “citas previas” para gestionar el aforo de tu local.

Esto es algo de lo que he hablado muchísimo en otros vídeos, porque de verdad que es algo básico. Da igual que tú creas que tienes un producto o un servicio buenísimo, la pregunta es ¿a quién le interesa lo que ofreces? 

Venga, vamos con el siguiente consejo para encontrar negocios que tienen éxito hoy en día: 

  1. Apuesta por el e-commerce. 

Si no lo habías hecho (porque no te hacía falta, porque te daba pereza meterte en el mundo digital, porque piensas que tu negocio no tiene nada que vender online) quizá sea el momento de planteárselo.

Ahora mismo la tendencia es explorar cualquier vía de negocio que reduzca (o elimine) el factor presencial, así que ¡échale imaginación!

Muchas veces la mejor fuente de inspiración está en lo que tienes a tu alrededor, así que:

  1. Vigila las tendencias. 

Hay actividades que van a crecer (ya lo están haciendo), ya sea por necesidad o por moda. Así que estate atento y escanea el mercado para ver qué oportunidades se te podrían abrir. Te pongo algunos ejemplos de sectores que “suben”:

  • Uno, salud y terapias. Todo lo relacionado con este campo va a estar en auge. Si tu negocio gira en torno a la salud, seguro que puedes adaptar tus servicios para, por ejemplo, ofrecer un producto o un servicio que refuerce el sistema inmune. A veces es cuestión de reenfocar el mensaje y adaptarlo a las nuevas necesidades.
  • Muy relacionado con esto, está el deporte en casa. Si hay algo que nos ha puesto delante la cuarentena es que necesitamos hacer ejercicio, incluso cuando no podemos salir a la calle ni ir al gimnasio. Ha sido el boom de los tutoriales online y la venta de productos de fitness. Si es tu campo, seguro que encuentras maneras de aprovechar este filón.
  • Otro sector que sube: digitalización. Todo lo que tenga que ver con implementar herramientas tecnológicas es ya una necesidad. Si las empresas van a tener que reinventarse, va a ser usando la tecnología para la mejora de todos los procesos, para automatizar y sobre todo para fomentar el teletrabajo.  
  • También se ha disparado la formación. Y especialmente la no presencial,  ya sean cursos online, webinars, mentorías, grupos de mastermind… Ten en cuenta que, quizá, tus habilidades en determinado campo puedan convertirse en una formación para otros. y si ya tienes una academia física, busca la forma de dar ese servicio por internet. 

Vamos con el último punto:

  1. Diversifica

Abre nuevas vías de negocio que complementen lo que ya estás haciendo y que supongan unos ingresos extra. 

Aquí las ideas pueden ser variadísimas: si eres cocinero quizá puedes escribir un libro de recetas; o si tienes una peluquería a lo mejor puedes vender en tu web los productos que usas en tu negocio. 

Y no te olvides de lo que te decía hace un momento: formación. Si eres bueno en lo tuyo, puedes crear un infoproducto o curso online. Que igual no es para que sea la base de todo tu negocio, pero puede ser un gran complemento. 

En conclusión: nadie dice que esto vaya a ser fácil, pero las oportunidades están ahí, como siempre ha pasado. Así que adapta tu negocio para sobrevivir, pero sin desviarte de tu misión o tu propósito.

Muchos éxitos.