Hábitos de los millonarios

Te propongo un juego. Piensa en tres personas muy muy muy ricas. Las tres primeras que se te ocurran. 

Imagina lo que debe de ser nadar en dinero:

Yo te doy a tres nombres super conocidos que están en el Top 10 de millonarios a nivel mundial: Jeff Bezos, Bill Gates, y el único español en esa lista, Amancio Ortega

¿Alguna vez te has planteado qué pueden tener en común estas personas que saben ganar (y, ojo, retener) tanto dinero?

Porque no es solo trabajar mucho (que sí, seguro todos lo han hecho).

Ni es solo cuestión de suerte (que sí, es muy posible que hayan tenido un empujoncito de suerte para llegar donde están).

Y tampoco se trata solo de tener un gran coeficiente intelectual (que seguro que tontos tampoco son).

Lo que hoy quiero contarte es que las personas millonarias tienen en común una serie de hábitos que tú puedes aplicar en tu vida desde mañana mismo.

Hoy quiero hablarte de los hábitos de los millonarios y darte 5 claves de la gente exitosa.

¿Te estoy dando una fórmula para hacerte millonario? No. Pero te voy a decir unas cuantas cosas que pueden ayudarte mucho en el camino.

Si consigues hacer estos pequeños (grandes) cambios en tu vida, vas a obtener resultados muy positivos. Eso sí te lo puedo asegurar. 

Vamos a ver qué hacen los millonarios (y que tú puedes replicar):

1 Leen todos los días

Póntelo como reto, como costumbre, como disciplina… Como quieras, pero hazlo. No hace falta que te pases la tarde con el libro en la mano. Basta con que antes de dormir apagues todas las distracciones y te concedas media hora de lectura.

Si es ficción, simplemente disfruta. Si es histórico o biográfico, aprende. Y por supuesto mete en tu lista de lecturas alguna de desarrollo o mindset empresarial. Si no se te ocurre ninguna idea, puedes ver aquí esta lista de reproducción donde te recomiendo unos cuantos. 

Leer solo treinta minutos diarios es un gran hábito que te servirá para:

  • Relajarte y desconectar: simplemente por eso ya es bueno para tu mente.
  • Aprender cosas nuevas: da igual a qué te dediques, la formación continua es superimportante.
  • Conocerte mejor: leer sobre crecimiento personal es muy enriquecedor y te dará claves que te servirán en todos los campos.

¿Por qué te digo esto? Porque no todo es productividad. Somos personas, no máquinas, y necesitamos conocernos mejor y crecer interiormente.

Aprender cosas nuevas te va a ser de enorme ayuda en tu camino hacia el éxito. Y no solo libros, sino formaciones como esta gratuita que he preparado para contarte cómo yo misma he conseguido que mi empresa duplique facturación cada año, durante los últimos cinco años. 

Si quieres saber cómo lo he hecho, pincha aquí y te lo cuento

Venga, vamos con el segundo hábito que tienen todos los millonarios:

2 Diversifican sus negocios 

Esto es fundamental, básico, uno de los primeros consejos que te daría cualquier millonario: trabaja para no tener solo una fuente de ingresos, porque si esa te falla estás a un paso de ser pobre.

Como dice el refrán: nunca pongas todos los huevos en la misma cesta.

Las personas millonarias tienen muy presente que el mercado es muy cambiante. Lo que hoy es una buena inversión mañana puede ser un negocio ruinoso. 

Y como no se puede tener el riesgo controlado siempre al cien por cien lo que hacen es minimizarlo. Por eso siempre están explorando mercados, ampliando servicios o creando negocios en sectores distintos.

La clave es que, si hay un problema, tu empresa sufra lo menos posible.

Así que dedica una parte de tu esfuerzo en crear diferentes vías de entrada de dinero en tu cuenta de “futuro millonario”. 

3 Los millonarios son amigos de los números

Sobre este punto no hay discusión posible. Y me da igual que te gusten los números mucho, poco o nada. No me vale que digas que, como tu perfil es supercreativo y las matemáticas se te daban fatal, si no sabes llevar una contabilidad básica vas mal.

A mí esto me costaba al principio, no te creas. Porque a la gente que tenemos un perfil más creativo nos es fácil perdernos en el mundo de las ideas, y se nos hace feo bajar ahí al barro y meternos con la contabilidad. 

Pero ya puedes tener las ideas más geniales que si tus finanzas no van bien… pues ya te imaginas lo que va a pasar. Y yo desde luego tengo mis cuentas súper controladas. 

El dinero son números, y es imprescindible saber lo mínimo para manejarlos. Vas a tener que hacer tus balances periódicamente, programar metas económicas, revisar tus objetivos y hacer cálculos.

Nunca vas a llegar a ganar mucho dinero si les tienes alergia a los números.

4 Son resilientes y perseverantes.

Y, por eso, no buscan el camino fácil, sino el camino del éxito, que no suele ser la misma cosa.

La resiliencia es la capacidad de adaptarse a las situaciones adversas. Y de eso, en la empresa, sabemos mucho, ¿verdad? A veces las cosas vienen mal dadas, y muchas veces no aguanta el más listo, sino el que es capaz de aguantar. 

Por eso es importante trabajar para fortalecer esa capacidad. Una persona resiliente no se viene abajo en las crisis. El mundo no se le cae encima.

Una persona resiliente reacciona de una manera constructiva. Transforma los problemas en nuevas oportunidades. Busca ayuda en vez de aislarse.

¿Te imaginas a uno de esos supermillonarios que nombramos antes entrando en pánico por un revés, del tipo que sea? 

Si algo se pone en contra no pierde tiempo dramatizando, se pone a buscar soluciones. La forma de gestionar las crisis marca la diferencia entre quien sale adelante y quien se queda por el camino. 

La resiliencia y la perseverancia son actitudes que te darán una ventaja competitiva enorme en tu camino hacia el éxito.

5 Se relacionan bien con otras personas de éxito

Quizá puedas tener la tentación de pensar que, si tienes un negocio, lo mejor es no compartir nada con la competencia. Pero vamos, ni un café. 

Piensas: “Uf, mejor esto no se lo cuento a nadie, no vaya a ser que los demás crezcan”.

Te puedo decir por propia experiencia que encerrarte en ti mismo y en tu proyecto es un error. 

Las personas de éxito sí tienen el hábito de relacionarse con otras personas de éxito

Esto es así porque son personas inquietas y creativas. Si tú eres así, seguro que notarás el impulso si te relacionas con gente igual que tú, inquieta y creativa.

El potencial se multiplica.

Por eso las personas de éxito están en los mismos círculos, crean líneas de comunicación e intercambio. A veces incluso surgen colaboraciones y se comparten proyectos.

Yo misma procuro asistir a muchos mastermind y eventos de empresa. Me gusta compartir tiempo con gente que aparentemente puede ser mi competencia. Quedamos para comer o nos vemos de vez en cuando. ¿Por qué? Porque aprendemos mucho unos de otros y el resultado es muy enriquecedor.

Conclusión: si no compartes, si te encierras en lo tuyo, te va a ser muy difícil crecer. 

Ya ves que yo no tengo problema en hablar de los éxitos y las técnicas de otra gente. Mi filosofía es que el mercado no es para una sola persona. Hay espacio suficiente y debemos compartirlo. Así generamos más trabajo y eso es bueno para todos. 

Por eso yo también, además de acudir a los eventos que puedo, organizo los míos propios. Cada año en Crecimiento XL nos juntamos un montón de gente de empresa y te aseguro que la energía que se genera ahí es brutal. 

De esos eventos han surgido redes maravillosas de personas que mantienen el contacto, que han colaborado en proyectos, que intercambian información… ¡que se han hecho amigos! ¿Por qué no, aunque estemos hablando de empresa?

Mi recomendación es que reserves un tiempo en el año para acudir a eventos y relacionarte con personas de tu sector.

Estos 5 hábitos que te he contado son importantes y te ayudarán a forjar una personalidad de éxito y aspirar a ser uno de esos supermillonarios. Ahora te toca a ti ponerlos en práctica. 

Muchos éxitos.