Reprograma tu cerebro 2021

Seguramente tú, como todos, llevas meses oyendo hablar de que la economía va cuesta abajo, el PIB va a caer aún más y la recuperación de momento ni está ni se la espera.

Cierres de negocio,  ERTEs, despidos; estancamiento, crisis, recesión… Vamos, un panorama bonito, de esos que a uno le dan ganas de meter la cabeza bajo las sábanas y no sacarla hasta que la situación se recupere un poco.

La cuestión es que ni puedes ni quieres parar. Quizá tienes un negocio en marcha y darle al “pause” no es una opción. O a lo mejor estabas pensando en poner un proyecto en marcha, pero ¡quién se atreve, con la que está cayendo!

Pues hoy me gustaría explicarte por qué pienso que se puede tener éxito en 2021, a pesar de lo que digan los analistas económicos. 

Hoy voy a contarte cómo reprogramar tu mente para tener éxito en 2021.

Voy a volver al ejemplo de antes para explicarte cómo funciona la mente.

Quieres montar un negocio pero resulta que estamos en plena crisis. Un día piensas: a todos les va mal, seguro que a mí también me va a ir mal.

Ese pensamiento se queda ahí, anclado en algún lugar de tu mente.

Cada vez que vas por la calle y ves que un negocio cierra, tu subconsciente te envía un mensaje que refuerza ese pensamiento: “¿lo ves? Otro que ha cerrado. Eso es lo que te espera”.

Y hay negocios a los que les va bien, pero tú no los ves. Tú solo ves lo que confirma tu primer pensamiento.

Eso en psicología se llama sesgo de confirmación: tu mente filtra la realidad y te muestra solo lo que refuerza tus creencias y te mantiene en tu zona de confort.

Conocer ese mecanismo es muy útil, porque puedes ponerlo a funcionar en dirección contraria.

Dale a tu subconsciente la información que tú quieres, un pensamiento positivo, y poco a poco el sesgo de confirmación irá trabajando a tu favor, filtrando la información que refuerza el pensamiento que has introducido en tu mente.

Y teniendo en cuenta que normalmente funcionamos con el 10% de mente consciente, mientras que el 90% es subconsciente… el potencial es inmenso.

Si te lo propones, puedes reprogramar tu mente para tener éxito. 

  1. Toma la decisión y créetelo

Es el inicio de toda aventura: decidir que quieres hacer ese cambio. Pero decídelo tú, con firmeza y desde el corazón. 

Lo siguiente viene como consecuencia: creértelo.

Creer en algo tiene un potencial increíble. Tu creencia tirará de ti con fuerza para llevarte a tu objetivo. 

Pero también te digo que no funciona de la noche a la mañana. Hay que ser constante, y te aseguro que llega un día en el que empiezas a notar los resultados.

Segundo punto, muy importante:

  1. Define tu concepto de éxito

Solo si tienes claro qué es para ti el éxito podrás trabajar bien para ir hacia él.

Porque el éxito no significa lo mismo para todo el mundo. 

¿Qué quieres conseguir? ¿Cuál es tu propósito de vida? ¿Qué logros te harían sentir a gusto contigo mismo? Definir esto es muy importante para no dejarte llevar por lo que ocurra a tu alrededor.

Con esto claro, otro ejercicio muy útil es que escribas tus metas intermedias. Los pasos que te van a ir acercando a tu idea de éxito. 

Con objetivos más pequeños y alcanzables se avanza hacia el objetivo mayor.

Y hablando del objetivo mayor, punto número

  1. Actúa como si ya lo hubieses conseguido

Cuando yo empecé a poner en marcha mis proyectos de empresa, actuaba como si ya estuviese hecho. En mi mente, yo ya lo había conseguido.

Por ejemplo, hablaba con un cliente potencial y le decía: vamos a hacer esto y lo otro, como si ya me hubiera dicho que sí. 

O cuando empecé en este canal, que me seguía poquísima gente, yo sentía que tenía miles de seguidores, porque era lo que visualizaba en mi mente. 

Estaba absolutamente convencida de que el éxito ya era una realidad aunque aún estaba en el camino.

¿Qué logras con eso? Acortar distancia, porque pones tu mente ya en el objetivo, y eso tira de todo lo demás.

Compórtate, piensa, siente y vive como si ya estuvieses en la meta. Utiliza la visualización. Sin limitaciones, que es gratis.

Habla de tu objetivo en presente y no en futuro, y a tu subconsciente le estarás diciendo que esa YA es la realidad.

Si quieres darle un impulso a tu negocio, te invito a mi formación gratuita. Aquí te cuento cómo yo he conseguido tener una empresa rentable y que sobretodo me hace feliz.

De este modo verás que es posible y puedes trazar en tu mente el camino para conseguirlo tú. Seguro que te viene bien para visualizar ese éxito que estás buscando. 

Vamos al siguiente paso: 

  1. Identifica tus resistencias

Tus resistencias son todos aquellos pensamientos que boicotean tu camino al éxito.

No importa si las has heredado de tus padres o las has ido incorporando a lo largo de tu vida. Por ejemplo, en lo que te contaba al principio. A lo mejor intentaste montar un negocio y no salió bien. A lo mejor tus padres se arruinaron y te inculcaron la idea de que emprender es un error, porque te juegas demasiado. 

En realidad da lo mismo.

Lo que importa es que identifiques esas resistencias, porque el mayor problema es que muchas veces no sabes ni que están ahí.

Y si no lo sabes, no te vas a dar cuenta de que te están frenando.

Identificarlas es el primer paso. Simplemente tener constancia de ellas ya hace más sencillo que puedas saltar por encima y continuar tu camino.

  1. Háblate en positivo

Porque si todo el tiempo te estás diciendo a ti mismo “no puedo”, “no sé”, “esto va a ir mal”, “voy a fracasar”… pues es normal que no lo consigas.

Una mente en negativo tira de ti hacia abajo.

Lo bueno es que funciona igual en la dirección contraria, así que si piensas en positivo tirará de ti hacia arriba.

Hazlo, aunque tengas que forzarlo un poco porque tu mente no está acostumbrada a ese mensaje. Recuerda: visualiza que puedes, que sabes, que vales. Repite en tu mente los mensajes positivos y pon a funcionar el mecanismo mental a tu favor.

¿Y qué hacer con los pensamientos que no aportan nada? Pues aplicar el punto número

  1. Ponte a dieta (mental)

¿Verdad que cuando te empiezan a apretar los pantalones o la camisa ya no abrocha tan bien como antes, te planteas bajar unos kilos?

Pues cuando notes tu mente saturada de pensamientos que no te llevan a ninguna parte, también es normal que te pongas a dieta mental.

Lo que funciona en nuestro cuerpo funciona también en nuestra mente. Si llevas una racha en la que estás consumiendo demasiadas noticias tóxicas, date un respiro.

En estos tiempos, el exceso de información negativa (y la hay toneladas) puede pasarte una factura muy grande.

Así que desconecta. No te digo que te vayas a la cima de una montaña y te olvides del mundo, pero desde luego no hace falta que estés enterándote de todo las 24 horas del día. 

Ya llegamos al final de nuestra lista, pero nos queda un último punto, fundamental. 

  1. Entrena

¿Cómo entrenas en el gimnasio? Haciendo repeticiones. Y cuando un ejercicio ya te sale pasas a otro más complicado o con más peso.

Pues tu mente funciona de una forma muy parecida. Haz repeticiones con estos ejercicios:

Crea un pensamiento positivo y repítelo en tu mente. 

Habla de tus metas en presente.

Aprende a bloquear los pensamientos negativos o que no te aportan nada.

Lo que te he contado hoy funciona, pero necesita tiempo y constancia. 

Repite tus ejercicios con disciplina y verás cómo tu mente responde. Y cuando logres algo y pases de nivel, sigue trabajando.

La mente es infinita, nunca llegas al final. Siempre tienes otra meta más ambiciosa esperando, si quieres.

Y una última cosa: céntrate en tu objetivo. No te centres en el cómo, pon la fuerza en qué quieres lograr. El resto ya vendrá.

Espero que esto te ayude a tener un gran año 2021, con muchos éxitos.