Empezar en Youtube

¿Tienes algún talento especial? ¿Necesitas compartir lo que sabes? ¿Quieres hacer tutoriales pero no sabes ni por dónde empezar?

 

¡Pues empieza por YouTube!

 

El vídeo es el formato de moda, y lanzarse a él es mucho más fácil de lo que parece. Nada de liarse con conceptos complicados: lo importante es arrancar.

 

Hoy voy a hablarte de los 10 pasos básicos para empezar en YouTube con buen pie.

 

1 Escoge a quién vas a hablar

 

No es lo mismo dar consejos sobre marketing que dar recetas de cocina, ¿verdad? El perfil de personas a las que le va a interesar lo que cuentas es muy diferente, en un caso o en otro.

 

Tienes que tener muy claro a quién te diriges, y hablarles en su idioma.

 

Piensa en la edad de tu audiencia, si son hombres o mujeres, cuáles son sus intereses… En resumen: tienes que definir a tu público objetivo.

 

YouTube es enorme, y segmentar es la única manera en la que vas a poder hacerte un hueco. Hablar de todo no te ayudará a crecer sino todo lo contrario… cuando te especialices en una sola temática.

 

2 Haz una lista de temas

 

Es muy fácil empezar un canal de YouTube, un blog, un perfil en una red social. Te abres una cuenta, sueltas tres publicaciones ¡y listo!

 

Lo difícil es permanecer. Porque pierdes el entusiasmo por el camino, porque te lías con otras cosas, y sobre todo porque no se te ocurre qué publicar.

 

Para evitar esto, haz una lista de los temas que vas a tratar en los próximos días. Esto es, crea un calendario editorial que te evite improvisar y te comprometa con las fechas de publicación. Y luego cúmplelo, claro.

Para que esto sea más fácil he puesto a tu disposición una plantilla de calendario editorial para redes sociales que es la misma que uso yo personalmente. Si quieres descargarla puedes hacer click en este enlace y te enviaré la descarga de esta plantilla de excel a tu correo.

 

Si tu problema es el síndrome del papel en blanco te doy algunas herramientas para buscar temas que te ayudarán en este primer paso: Puedes usar el planificador de palabras clave de Google Ads o https://keywordtool.io/. Con cualquiera de estas dos, es imposible que te quedes sin ideas.

 

Si dedicas un tiempo a planificar contenidos te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza.

 

3 ¿Enseñas o entretienes?

 

La gente busca en YouTube por dos motivos básicos: para aprender algo o para entretenerse.

 

Los tutoriales triunfan porque te solucionan un problema, y en YouTube está prácticamente todo, desde cómo maquillarte para una fiesta a cómo desatascar una tubería. Si tienes conocimientos en un tema concreto ¡compártelos!

 

Luego están esos vídeos divertidos, que la gente comparte por el simple hecho de pasarlo bien. Con un poco de ingenio, ya tienes mucho ganado. A los usuarios nos encantan las tonterías y entre los vídeos más vistos en youtube siguen estando los de gatitos… si… vídeos de gatitos!

 

Y ahora viene el nivel superior: ¿por qué quedarte solo con una de las dos cosas? Si puedes entretener enseñando ¡mejor que mejor!

 

Los grandes youtubers no solo comparten información, sino que lo hacen de forma amena. Si consigues la combinación perfecta entre contenido y diversión, tienes muchos boletos para el éxito.

 

4 Sé auténtico

 

Asúmelo desde el primer momento: no le puedes gustar a todo el mundo.

 

De hecho, en el mundo online se dice que eres alguien cuando empiezas a tener haters, odiadores. Si gente a la que no le gustas te presta atención, quiere decir que generas interés. Ya sabes: que hablen de ti, aunque sea mal…

 

Por mucho que sigas un guión o edites después, el vídeo es un formato que no miente: cuando no eres auténtico se nota. Y la gente quiere naturalidad, quiere verte tal y como eres.

 

Si total siempre va a haber alguien que proteste, mejor mostrar tu yo auténtico, ¿no crees? ¡Mantener una pose todo el rato puede ser agotador!

 

En mi caso hay gente que no le gustan los vídeo de la Yudi… hay otros que cuando no hacía vídeos divertidos me decían que porque no el ponía un poco de humor… lo ves… nunca llueve a gusto de todos!! Así que haz lo que te apetezca porque cuando lo haces siempre habrá una parte de la audiencia a quien le vas a encantar.

 

5 Material

 

Aquí hemos avanzado muchísimo, porque antes tenías que gastarte un dineral para grabar en condiciones.

 

Hoy con un móvil de gama media ya puedes tener un vídeo de calidad razonable. Puedes optar por los vídeos tipo selfie, pero mi recomendación es que te compres un trípode. Uno pequeño, que puedes poner encima de la mesa, será suficiente para empezar. Si no quieres gastar mucho, en Amazon los tienes por 10 €.

 

En cuanto al sonido, también tienes micrófonos por muy poco dinero. Gastándote 20 € o menos tienes uno que puedes conectar directamente al móvil o al ordenador. Este que uso yo, por ejemplo, es un Boya de solapa, y los hay muy económicos.

 

Con un micro tus vídeos van a tener un acabado mucho más profesional. Y si vas a grabar en exterior, ni te lo pienses: es imprescindible.

 

6 Iluminación

 

Si estás empezando no vas a invertir en un estudio profesional, con tres puntos de luz, con pantallas para matizar… no te líes con eso ahora. Si más adelante ves que tu canal de YouTube toma fuerza, siempre puedes plantearte esa inversión.

 

De momento piensa que lo mejor es la luz natural. Siempre que puedas intenta ponerte frente a una ventana y que la luz te dé directamente en la cara. Muy importante: luz natural sí, sol directo no. El sol te dará ese aspecto de imagen “quemada” que deja un aspecto muy feo.

 

7 Mejor hecho que perfecto

 

Lo importante es empezar y ser persistente. No te obsesiones con la calidad, porque si estás empezando no lo vas a clavar a la primera.

 

Yo misma, veo mis primeros vídeos y me llevo las manos a la cabeza. ¿Quieres ver cómo me estrené? Haz click aquí y podrás ver mi primer vídeo de Youtube y verás que no tiene nada que ver con los de ahora.

 

Hay muchísimas cosas que mejorar ahí: mis nervios, la cámara que no termina de enfocar bien, las presentaciones… Pero bueno, gracias a eso pude dar mis primeros pasos y ahora mi canal de YouTube está consolidado y creciendo.

 

A medida que vayas sacando más material, te irá saliendo todo mucho mejor, porque la experiencia es un grado.

 

8 No repitas más de dos veces

 

Vale, ya tienes la idea, el público, el guión, la cámara… toca darle al REC.

 

Cuando tengas tu primer vídeo hecho te va a parecer un horror: te vas a ver horrible, cuando te escuches dirás… esa no es mi voz!! (Si es tu voz solo que nunca te escuchas en grabaciones así que al principio no te reconocerás), que si te atascas con una palabra, que si se te ve con nervios…

 

Venga, dale otro intento. Toma nota de lo que no te ha gustado, y vuelve a grabar una segunda toma.

 

Y ya: no grabes más de dos veces porque, lo que he dicho antes: nunca será perfecto. Grabando más solo vas a conseguir perder naturalidad y desquiciarte por el camino. Incluso igual te agobias y no lo cuelgas en YouTube…

 

Recuerda que lo importante es empezar, ya habrá tiempo de mejorar los detalles luego. No te grabes más de dos veces y cuélgalo aunque tenga fallos. ¡Todos los tenemos! ¡No somos máquinas!

 

9 Colabora

 

Como en toda red social que se precie, a los youtubers les gusta colaborar unos con otros. Esto no es solo por el placer de relacionarse -que también- sino porque es la mejor forma de hacer crecer su canal.

 

Cuando apareces en el canal de otro youtuber, tienes acceso directo a su audiencia. Y cuando invitas a alguien a aparecer contigo, “arrastras” a todos esos seguidores a tu terreno.

 

Esto es un camino de ida y vuelta, claro. Si te invitan, invita tú también. Y hazlo con gente que aporte algo a tus seguidores, no hagas spam. Cuanto más generoso seas con la información, mejor te irá.

 

10 Posiciona con TubeBuddy

 

Para terminar con esta lista, te dejo una herramienta súper útil a la hora de posicionar tus vídeos. Se llama TubeBuddy y tiene una versión gratuita que te va a venir de perlas para empezar.

 

La descargas como una extensión y la manejas desde el propio YouTube para encontrar las palabras clave, hacer pruebas A/B con diferentes títulos para ver cuál funciona mejor, buscar el mejor momento para publicar…

 

La verdad es que le puedes sacar muchísimo partido, pero hay una parte que me gusta especialmente. TubeBuddy saca tus vídeos de YouTube y los sube directamente a Facebook para publicar. Esto es impagable, y si lo usas vas a ver cómo tus publicaciones en Facebook tienen mucho más alcance.

 

Y hasta aquí la lista de los 10 tips necesarios para arrancar en YouTube. Me gustaría saber en comentarios… ¿tienes un canal de youtube? ¿Te has planteado alguna vez abrir uno? ¿De qué hablarías?

 

La semana que viene hablaremos de neuroventas. Seguro que has oído hablar de esta palabra, pero quizá no tienes muy claro lo que es. En el próximo vídeo te voy a dar tres ejemplos concretos de cómo el neuromarketing puede ayudarte en tus ventas. Insisto: ejemplos concretos. Que de teoría ya estamos todos llenos.

 

Suscríbete aquí a mi canal de Youtube y así te enterarás en cuanto se publique mi nuevo vídeo.

 

Hasta entonces… ¡muchos éxitos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *