7 claves para emprender con éxito

A todos se nos ha ocurrido alguna vez una idea de negocio que aparentemente parecía genial, pero la realidad es que cuando sales al mercado empresarial no todo es tan fácil como en una conversación de bar…

Emprender es una aventura… pero ya sabes que toda aventura tiene sus riesgos.

Y claro, cuando te estás jugando tu dinero no puedes permitirte tropezar.

Yo llevo años trabajando con emprendedores, y me he dado cuenta de que todos, o casi todos, cometen los mismos errores.

Pero si le damos la vuelta a la tortilla, también he visto que todos los negocios que triunfan tienen unas pautas comunes.

Así que si quieres emprender con éxito, te recomiendo que te quedes por aquí un rato, porque voy a darte un pequeño manual de buenas prácticas que funcionan siempre.

Hoy te voy a contar 7 claves para emprender con éxito y te voy  dar un ejercicio para cada clave para que las apliques ya y consigas éxito en tu negocio.

 

1 Ten un sistema de ventas probado

Hay muchas personas invirtiendo tiempo, dinero y esfuerzo en emprender. Y sin embargo,  una vez arranca su negocio, no invierten ni tiempo, ni dinero, ni esfuerzo en venderse.

Caen en eso que yo llamo el marketing de la fe: no hacen nada y esperan que los clientes les caigan del cielo.

He aquí el primer error.

En vez de dejarlo todo a manos del azar, debes entender todo el proceso que lleva a un cliente a realizar una compra. Esto es lo que en marketing se conoce como Buyer’s Journey, el viaje de tu comprador o cliente, y tiene distintas etapas.

Debes dirigirte a tus clientes teniendo en cuenta en cuál de esas etapas se encuentran: ¿necesitas llamar su atención? ¿Ya te conocen y lo que quieres es convencerles de que te compren? ¿O ya te han comprado y ahora quieres fidelizarles?

El ejercicio de este primer consejo es que crees un funnel o embudo de ventas. Escribe todos los pasos por los que vas a llevar al cliente: paso 1, paso 2, paso 3… lo más específico posible hasta que llegues a la conversión, es decir… a convertirlos en clientes.

Por ejemplo, puede ser algo tan sencillo como regalarles un descargable en la web, y después enviarles una serie de emails que les vayan madurando hasta llegar a la compra.

Este es uno de los embudos o funnel más sencillos, a partir de ahí puedes complicarte todo lo que quieras, pero te recomiendo que no te líes y empieces a diseñar algo que puedas poner en marcha ya.

Vale, pero ¿qué pasa si ya tienes un sistema pero no consigues los resultados que quieres?

No tires la toalla todavía y fíjate en la segunda clave que te doy:

 

2 Si tu modelo de negocio no funciona, pivota

Muchas veces, alcanzar el éxito es una cuestión aprender a base de ensayo y error.

Si algo no funciona, debes reconocerlo y reaccionar con rapidez: hay que encontrar qué falla, cambiarlo y validar los cambios.

¿Y cómo podemos saber qué es lo que no nos está funcionando? Si el mercado te está diciendo que hay algo en tu producto que no le gusta… pues escucha a ese mercado, para ver qué es ese “algo”.  

Esos cambios a veces son detallitos de nada y otras son significativos. ¡Podrías incluso descubrir que tu público objetivo es otro o que te has equivocado de sector!

Haz el siguiente ejercicio: realiza una encuesta entre tus clientes, actuales o potenciales, para descubrir qué quieren, qué no quieren y qué esperan de ti.

Esto te sirve no solo para ver si lo que piensas vender tiene sentido. También te sirve para crear nuevos productos o servicios, ¡quizá tu público objetivo está pidiendo algo que nadie ofrece!

En cualquier caso, si tu idea original no funciona, no te empeñes en darte cabezazos contra la pared. Es perder dinero inútilmente y podría llevarte a la quiebra. Será mejor ajustar un poco y empezar a vender.

Y hablando de no empeñarse en lo que no funciona, aquí va mi tercera clave para ti.

 

3 Enfócate en lo que te hace crecer

¿Cuántas horas malgastas en reuniones que no llevan a nada? O que, como mínimo, deberían haber acabado en la mitad de tiempo…

¿Qué parte de tu día se va en contestar emails y llamadas de teléfono de clientes? Y de todas esas conversaciones, ¿cuántas terminan en ingresos reales para tu empresa?

Pues blanco y en botella: olvídate de perder el tiempo y enfócate en algo que realmente te haga crecer.

Y en tu caso, ¿qué tareas son esas que no te aportan nada y cuáles están haciendo crecer tu negocio? Habrá que verlo…

Como ejercicio, te recomiendo que hagas un registro de tareas. Apunta absolutamente todo lo que haces en un día, y luego mide cuál es el beneficio real que te supone cada una de esas cosas.

Y esto nos lleva directamente a la siguiente clave:

 

4 Aprende a delegar

¿Qué pasa con esas tareas tediosas que te absorben un montón de tiempo, pero son imprescindibles?

Vale, que hay que hacerlas. Pero ¿es obligatorio que las hagas tú?

Un mal común del emprendedor es el de querer ocuparse de todo personalmente. Por tu propia salud y por la de tu negocio, debes aprender a confiar en los demás y quitarte trabajo de encima… o nunca podrás centrarte en lo que te hace crecer.

Además, recuerda por qué empezaste tu negocio. Ocuparte de lo que te gusta y te motiva hará que no te quemes, no pierdas tiempo y seas más feliz.

Así que, como ejercicio, revisa la lista de cosas que has escrito en el punto anterior (ya sabes, esa hojita donde has apuntado todo lo que haces en el día) y mira qué tareas podrías delegar ya.

Y vamos un poco más allá: delega al menos una, ahora, y hoy mismo. No lo dejes para mañana o nunca lo harás. Seguro que hay cosas que ya puedes quitarte de encima. No es que puedas… es que Debes!! porque te desvían de tu objetivo.

 

5 Lleva al día tus cuentas

Desde luego, si hacemos una encuesta sobre la actividad que da más pereza… estoy segura de que la contabilidad está en los primeros puestos.

Ponerte a registrar facturas, dar de alta a nuevos clientes y proveedores, manejar un problema de contabilidad… es que solo de pensarlo de verdad me entran ganas de bostezar.

Pero hay una realidad: tener un registro de los movimientos económicos de la empresa es obligatorio. Por eso doy por hecho que este tema es una de las primeras cosas que has delegado y te lo llevan especialistas. Si no tienes una gestoría o un asesor que sepa presentar los papeles en regla… deja todo lo demás y soluciona esto YA.

Pero cuidado, que tampoco vale con pasarle los papeles al gestor y olvidarte hasta el siguiente trimestre. Porque tú tienes que saber cuál es tu estado financiero en todo momento: tener una previsión de ingresos y gastos te ayudará a evitar sorpresas y a tomar mejores decisiones.

Así que, ejercicio: crea un excel donde lleves las cuentas semanales.

No te líes con programas complicados, en un inicio será suficiente con una hoja de cálculo. Intenta saber siempre en qué estado estás, si tienes liquidez o no, qué pagos vas a hacer esta semana, qué facturas están pendientes de cobrar…

Parece una obviedad, pero esto puede ser la diferencia entre la vida y la muerte empresarial, te lo aseguro.

 

6 Sube precios

No te vendas barato: sube tus tarifas.  

Para ganar más quizá no necesitas vender más, sino cobrar más. Es una evolución natural, sobre todo si te dedicas a dar servicios, porque las horas del día son las que son y si cobras poco vas a llegar a tu tope muy rápido.

Esto es así a no ser que tengas un modelo de negocio low cost bien estudiado. Y ojo: low cost no significa vender barato, sino conseguir que tus costes sean muy bajos y así le sacas mucho margen a tu producto. Reducir costes es otra vía muy interesante de conseguir más dinero a final de mes.

¿Crees que ha llegado el momento de subir precios? Vamos a verlo con este ejercicio: haz un estudio de mercado para ver qué vende tu competencia y a qué precio lo hace.

Eso te dará una referencia para saber si estás facturando dentro de la media o si te estás quedando corto a la hora de pasar presupuestos.

Ten en cuenta, eso sí, que para subir precios tienes que ser capaz de aportar algo que te desmarque de la competencia. Así que piensa en qué característica puedes añadir para darle más valor, porque tampoco tiene sentido subir por subir, sino que la subida de precios tienen que ir en relación a la subida de valor percibido de tu producto o servicio. Para que lo entiendas, un ferrari y un seat tienen 4 ruedas y sirven para lo mismo pero el valor percibido del primero es superior y por ello puede tener un precio infinitamente mayor.

Espero que estés tomando buena nota, porque ya estamos al final de la lista. 

 

7 Fórmate

Aquí el que no corre, vuela. Y, sobre todo en entornos online, el mercado cambia a velocidad de vértigo.

Por eso es básico que dediques siempre un tiempo a formarte, a descubrir nuevas formas de hacer las cosas, a mantenerte al día de las novedades.

Si no lo haces, ten por seguro que alguien de tu competencia sí lo está haciendo. Así que luego no te sorprendas si te comen el terreno…

¿El ejercicio? Piensa a qué cursos te convendría apuntarte para aumentar el valor de tu trabajo. Seguro que ya tienes alguna en mente.

Seguir estos siete consejos va a ayudarte mucho para emprender con menos riesgo, pero debes tener en cuenta que para emprender con éxito lo principal es contar con un sistema de marketing automatizado, que funcione seguro y que te garantice un flujo de ventas constante.

Así que, sin salirnos del tema formación, te sugiero que veas este training, que es gratuito, en el que te enseño como montar ese sistema que te permita estabilizar y aumentar ingresos. Puedes apuntarte ahora mismo haciendo click aquí.

Y hasta aquí estas siete claves para emprender con éxito. La semana que viene toca entrevista, y voy a tener por aquí a Nadia Nemer, especialista en marketing y organización de eventos corporativos.

Yo he tenido el gusto de trabajar con ella en Crecimiento XL, el evento que montamos el mes pasado en Madrid, y te puedo asegurar que sabe muchísimo del tema, así que nos va a contar un montón de cosas interesantes.

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube, para no perderte la entrevista con Nadia ni ninguno de los vídeos que voy colgando cada semana. Así tienes toda la información a mano.

 

Hasta la semana que viene, muchos éxitos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *