Vende más en Black Friday y Cyber Monday

¿Te has dado cuenta de que Black Friday está ya ahí, a la vuelta de la esquina?

Seguro que sí, es más, seguro que ya tienes preparado el ofertón que vas a sacar. 

Porque claro, en esa fecha hay que bajar los precios. Qué digo bajarlos, tirarlos por el suelo. Hay que aprovechar que la gente tiene la tarjeta en la mano, una muy buena predisposición para comprar y encima en un tiempo muy limitado.

Bueno…. no quiero echarte un jarro de agua fría, ni muchísimo menos.

Es verdad que hablamos de una de las jornadas de mayores ventas del año, pero también es verdad que, si no lo planificas bien y tu única estrategia es bajar precios, puedes llevarte un susto con el resultado final.

Si toda tu estrategia consiste en rebajar, igual el Black Friday no te sale a cuenta. Por eso quiero contarte un par de ideas y, además, explicarte cómo me lo voy a plantear yo, en mi propio negocio.

Hoy te voy a contar qué estrategias puedes poner en marcha para tener un Black Friday y un Cyber Monday a tope de ventas.

¿Qué esperan los usuarios y los consumidores del Black Friday?

Todos, sin excepción, esperan encontrar buenas ofertas.

Quieren encontrar ese producto o ese servicio que están buscando por un buen precio, más económico de lo que pagarían cualquier otro día del año.

Es más, cuando nos ponemos en el papel de cliente, lo que todos queremos es encontrar el OFERTÓN, así, con mayúsculas.

Pero ¿Qué pasa si estás del otro lado? Es decir, si tú eres el que vende y no el que compra.

A lo mejor ya no lo ves tan claro. ¿De verdad te compensa vender muy barato?

Vamos a verlo con dos casos diferentes. Uno, si eres un ecommerce y vendes productos. Y otro, si eres un profesional y ofreces servicios. Veamos qué puedes hacer en cada caso.

Productos: estrategia ecommerce

Si tienes un ecommerce es fácil que, cuando se acerca Black Friday, en lo primero que pienses es que tienes que bajar los precios para vender más

Y bajarlos mucho, porque es Black Friday y es lo que espera la gente.

Ahí es cuando llego yo para decirte: para. Antes de bajar precios a lo loco vamos a ponernos a pensar.

Porque si me conoces un poco (y si no, ya te lo digo yo) a mí no me gusta bajar el precio de productos o servicios porque sí. Porque hay que hacerlo. Porque llega Black Friday y es lo que toca.

La condición que yo pondría es: haz tus cuentas y trata de prever cuánto vas a vender. Si realmente tienes capacidad de vender en masa, un gran volumen, entonces puedes bajar mucho los precios porque te va a compensar.

Eso no se hace solo, claro. Implica que tendrás que poner en marcha una buena estrategia de marketing que multiplique tus ventas. 

Pero lo que quiero que tengas claro es que bajar precio porque sí es malvender. Al final, te hará perder dinero y restará valor a lo que estás poniendo en el mercado.

Insisto: baja el precio solo si ves que te va a compensar por volumen. 

Servicios: estrategia para profesionales

Otro caso distinto es que seas un profesional de cualquier ramo y vendas servicios, es decir: vendes tus horas de trabajo.

En ese caso, las horas del día son las que son y no puedes trabajar por menos de tu precio/hora, porque tu negocio es tu modo de vida. Así que mucho ojo con las megaofertas en este caso.

Pero hay cosas que sí puedes hacer. Elige un servicio pequeño, al que sí le puedas bajar el precio, y con ese servicio lanza tu oferta de Black Friday.

¿Qué consigues con eso?

Consigues atraer clientes y hacer que entren en tu embudo de ventas. Y una vez que están ahí (y han probado el servicio que puedes ofrecerles) tienes la opción de venderles un producto mayor. Ese es en realidad el objetivo, porque es lo que te hará ganar dinero.

La oferta de Black Friday funciona como gancho. ¿Sabes qué es un tripwire? Pues justamente eso, una estrategia que consiste en crear una oferta irrechazable, con el objetivo de que esas ventas puntuales se conviertan luego en clientes recurrentes. 

Eso es, ni más ni menos, un tipo de funnel o embudo de ventas. Es una de mis estrategias favoritas, porque tengo comprobadísimo que funciona, y es algo de lo que hablo mucho por aquí.

Y por último…

Cursos: mi estrategia para Black Friday

Quiero ponerte un tercer ejemplo para que veas cómo voy a hacerlo yo.

Mi estrategia para Black Friday consiste en preparar un bundle, es decir, un paquete con distintos productos, en este caso varias de mis formaciones, y ofrecerlo a un precio megarreducido. 

Y cuando digo megarreducido lo digo en serio: mi oferta de Black Friday de este año está diez veces por debajo de lo que costarían mis cursos a precio normal. 

Puedo hacerlo, porque he volcado mucho conocimiento en esos cursos pero, una vez que están lanzados, ya no necesitan mi tiempo personal. No estoy vendiendo un servicio como tal, sino un pack de conocimiento en el que ya he trabajado. Ya está creado, yo ya no tengo que hacer nada más. 

En tu caso, si coges algo que ya tienes hecho, hacer un bundle es una forma de agregarle valor: en vez de comprar cada cosa por separado, tienes algo mucho más global y por un precio económico.

A partir de ahí, empiezo a trabajar mi estrategia y a decirte que ¡atento a Black Friday!, porque mi oferta va a ser un bombazo y no la puedes dejar escapar. 

Te voy avisando con tiempo para que lo sepas y, llegado el momento, vengas corriendo a aprovechar la oportunidad.  Porque además es una oferta muy acotada en el tiempo: o la pillas al momento o la pierdes. 

¿Ves lo que estoy haciendo? Estoy trabajando el prelanzamiento. Y además lo voy a aprovechar para lo último que te quería contar hoy. 

Controla los tiempos 

Como sabes, el tiempo es un factor clave en esta campaña, y por eso tienes que estructurar muy bien cada fase. Es decir: qué mensajes quieres lanzar y cuándo vas a hacerlo. Así que coge el calendario y “coloca” ahí tu estrategia.

En el prelanzamiento, empiezas a calentar a tu audiencia diciéndoles que estás preparando una superoferta, algo que les va a interesar muchísimo y por un precio muy pero que muy muy ventajoso por tiempo limitado. 

Si tienes un ecommerce, por ejemplo, te interesa saber que el 11/11 puedes celebrar el Día del Soltero. Es algo que empezó en China y que cada vez se está incorporando más en el comercio occidental. Te puede servir para testear tus ofertas y ver cuáles interesan más.

En Black Friday propiamente dicho, es momento de echar la casa por la ventana. Ahí tienes que ir a muerte con las ofertas que hayas preparado porque, si has hecho las cosas bien, va a ser uno de los días más top de ventas del año.

Y aún te queda un as en la manga. Si tienes stock, puedes aprovechar el lunes siguiente, el Cyber Monday, para liberarlo y completar así una campaña de ventas exitosa.

Pues espero haberte dado algunas ideas interesantes para tu campaña de Black Friday. Ahora, pon tu estrategia en marcha y que tengas una jornada superventas.

Muchos éxitos.