Como emprendedor, estás sacando adelante tu negocio. Y muchas veces vas por la vida estresado, con ansiedad por generar ingresos y la sensación de que siempre llegas por los pelos.

O, a lo mejor, tienes un negocio que va estupendamente pero te gustaría llegar más lejos. 

¿Qué pasa? Pues que no puedes, simplemente porque ya no eres capaz de abarcar más. 

Y no es cuestión de esfuerzo.

Ni de planificación.

Ni de organizarse mejor.

Ni de ser más productivo.

Es solo que el día no tiene más horas.

El tiempo es un bien limitado y, por mucho que pongas en marcha todas las técnicas del mundo para optimizar cada minuto, llega un momento que no se puede estirar más. Porque si sigues tensando la cuerda, a lo mejor un día se rompe…

Por tanto, si quieres crecer, la solución no está en trabajar más, sino en trabajar de otra manera y con otro enfoque.

Se trata de dejar de vender tiempo por dinero y pasarte a otra fórmula: la de los ganadores.

Hoy quiero contarte cómo puedes hacer crecer tu negocio sin tener que vender tu tiempo.

Para que nos entendamos: basar tu negocio en vender tiempo por dinero es ponerte una cadena al cuello, unos grilletes en los pies, y echar a andar.

Vamos, que avanzar, lo que se dice avanzar… va a ser de una manera lenta y con un alto coste personal.

Si vendes tiempo por dinero y pretendes crecer, te vas a dejar la piel y al final vas a acabar dándote con la cabeza en el techo.

Porque hay un techo. Y solo lo vas a atravesar si cambias tu planteamiento.

Por eso te voy a dar 3 ideas para que te cambies de bando y te pases a los que han aprendido a escalar su negocio para que siga dando beneficios sin ser a costa del tiempo personal.

Toma nota:

Vende online

Empezamos por una de las vías más rentables que puedes plantearte.  Si hablamos de escalar tu negocio, hay que hablar de cómo te puedes pasar a la venta online.

Por ponernos en contexto: ¿qué es escalar?

Significa que tus ingresos aumentan más que tus gastos. 

O, dicho de otra manera: tus gastos se estabilizan en un punto mientras tus ingresos empiezan a crecer y crecer.

Suena bien, ¿verdad?

Pues para eso tienes que pasarte a la venta online. Y me da igual que vendas productos o que vendas servicios: siempre hay una manera.

Si vendes productos en una tienda física y solo tienes clientes en tu barrio, te vas a pasar todo el día tras el mostrador y, lo que hemos dicho: solo puedes dedicarle unas horas al día.  

La solución es que crees un sistema de venta online que te permita vender aunque tú no estés presente. Y a tanta gente como quieras.

Y ya no estarás vendiendo tiempo por dinero.

Lo mismo, o parecido, si lo que vendes son servicios. Ya no vale que digas “es que yo tengo una consultoría, ¿cómo lo hago?”. “Soy fisioterapeuta, no me puedo pasar al online”. “Doy clases de pilates, no sé qué posibilidades tengo de vender si no es presencial”.

Hay muchas maneras de pasarse al negocio online y ahora mismo puedes encontrar ejemplos de todos los casos que se te puedan ocurrir.

Puedes crear un infoproducto con tu conocimiento sobre tu sector y venderlo. Ten en cuenta que el expertise es un valor que muchos emprendedores no contemplan.

Puedes hacer webinars o masterclass en directo. El vídeo es una muy buena fórmula para monetizar, y da grandes resultados si lo enfocas dentro de una estrategia global.

Puedes crear servicios “a la carta”, por ejemplo ofreciendo mentoring online, con una serie de sesiones y seguimientos paquetizadas, con cuotas mensuales. O quizá puedes ofrecer algún servicio Premium para clientes que necesiten algo más…

Con esto quiero decirte que hay posibilidades. Tienes que estudiarlas, analizar cuál se ajusta más a tu tipo de negocio, y lanzarte a vender de forma escalable y, sobre todo, sin depender de la fórmula “tiempo por dinero”. 

Si quieres saber más sobre esto, te invito a una formación específica que vamos a hacer el día 8 de abril. Voy a estar yo en directo explicando cómo vender más servicios y productos gracias a tu curso online. 

Y voy a ir muy a lo práctico, veremos qué tipos de cursos existen y ejemplos según tu tipo de negocio, da igual que sea de servicios, de productos, o un negocio local. Crearemos juntos, sobre la marcha, el nombre de tu primer curso y veremos los 7 pasos para que ese infoproducto sea un éxito

¿Te apuntas? Pues haz clic aquí y reserva tu plaza, que además es gratuita. Y así ya tienes mucho más clara la vía para escalar tu negocio y dejar de cambiar tiempo por dinero. 

Pero bueno, aún hay más opciones. Veamos la siguiente:

Subcontrata

Nadie va a cuidar de tu negocio mejor que tú, pero no puedes hacerlo (o no de la manera que te gustaría) si te encargas de todas las tareas, las grandes, las medianas y también las pequeñas. 

Si lo que quieres es centrarte, poner el foco en el crecimiento, entonces tienes que plantearte delegar una parte del trabajo.

Así, dispones de esas horas para dedicarlas a lo que realmente es importante. Emplear tu tiempo en las tareas de más valor.

¿Cómo haces eso? Para mí, lo más sencillo y lo más efectivo es es subcontratar.

Podría ser también tener una o más personas en nómina, pero yo no lo recomiendo, sobre todo si estás empezando o no tienes un flujo estable de ingresos. 

Te puedes encontrar algunos meses con que todo se te va en nóminas y no queda nada para ti. Créeme, sé de lo que hablo.

Ese problema no lo tienes si trabajas con profesionales freelance. Tienes los gastos mucho más controlados y puedes contar con las personas que necesites en el momento en que las necesites.

Y, mientras otros ejecutan, tú dispones de un tiempo valiosísimo para lo que decidas que aporta más valor: planificar, buscar clientes, etc.

Yo trabajé así durante un tiempo, dedicándome en cuerpo y alma a vender para mi agencia. Y la mayoría de los trabajos que vendía no los hacía yo, porque era imposible, sino que los subcontrataba. Así logré doblar la facturación durante varios años. 

Si quieres saber más, he hablado mucho de mi experiencia en mi canal de Youtube… y cada semana cuento cosas nuevas, no solo mis propias batallitas sino mucho más sobre estrategia, marketing, ventas, crecimiento empresarial, como hoy. Así que te recomiendo que te suscribas a mi canal haciendo clic aquí y luego activa la campanita de notificaciones, porque si no igual publico algo que te interesa y no te enteras…

Como te digo, subcontratar, y sobre todo tirar de freelances, es una buena forma de empezar a escalar, aunque quizá aún no es la velocidad que deseas…

Por eso nos vamos al siguiente punto:

Invierte

Sí, invertir también es una opción a tener en cuenta. 

Esta es una fórmula para ti si dispones de un capital que no necesites hoy, ni mañana ni en el medio plazo.

Hay muchas maneras de invertir y hoy no me voy a extender explicándotelas, pero todas se basan en la misma idea: que tu dinero trabaje por ti. O también, que sean otros los que trabajen para sacar rendimiento a tu dinero.

Ambas nos encajan en nuestro objetivo de dejar de vender tiempo por dinero.

Productos financieros, productos inmobiliarios, criptomonedas … También puedes poner dinero en proyectos de otras personas y esperar que dé beneficios.

Lógicamente, tienes que estudiarlo muy bien para minimizar los riesgos, pero quiero que contemples esa posibilidad. Sobre todo si tienes un dinero parado en el banco, perdiendo valor en una cuenta que no solo no te da nada, sino que te va restando valor cada año que pasa.

Como ves, hay unas cuantas maneras de cambiar el enfoque y dejar de vender tiempo por dinero, algo que para mí significa, sobre todo, dejar de ser esclavo de tu negocio para empezar a vivir de él… disfrutándolo.

Y hasta aquí el contenido de hoy. Espero que estas 3 fórmulas que te he contado te ayuden a replantearte tu negocio y dejar de vivir al límite del reloj, intentando lo imposible: que tu día tenga más de 24 horas.

¡Muchos éxitos!