Cómo dormir sin pensar en las preocupaciones

Cómo dormir sin pensar en las preocupaciones

Las responsabilidades que implica tener una empresa pueden llevar a muchas personas a no pegar ojo por la noche, sobre todo cuando surgen las preocupaciones.


Al mismo tiempo estar al frente de un negocio implica dar lo mejor de ti, así que dormir mal no es una opción porque necesitas estar fresco y descansado cada día.

¿Cómo dormir bien cuando te pesan las preocupaciones de la empresa?

De eso te voy a hablar hoy en este vídeo.

 

Tener una empresa o trabajar por tu cuenta ya es bastante duro como para encima hacerlo cansado y ojeroso. Si no duermes bien y no disfrutas de un descanso profundo vas a terminar pagando el precio en forma de bajo rendimiento y de irritabilidad.

 

Vas a estar todo el día hecho un trapo por la oficina, y eso lo notan tus compañeros y también tus clientes. Puedes pasarte todo el día bebiendo café pero esto tampoco es una solución. Tienes que llegar hasta el fondo del problema.  

 

Si las preocupaciones del trabajo no te dejan dormir, es necesario cortar con esos pensamientos negativos y aprender a separar tu tiempo profesional del personal.

 

Créeme que te entiendo si te cuesta, porque como te cuento en mi formación gratuita online yo también he pasado momentos muy duros con mi empresa en los que no sabía cómo iba a salir adelante. Y en esos momentos es normal llevar el agobio siempre encima, hasta cuando te vas a dormir.

 

La cuestión es que estar siempre preocupado no te va a ayudar a resolver la situación. Si tienes dificultades en tu empresa solo vas a poder solucionarlos si tú te encuentras bien, por eso no puedes dejar que los problemas de sueño se alarguen en el tiempo.

 

Así que hoy quiero compartir contigo algunas técnicas que ayudan a romper con los pensamientos negativos que puedes tener a causa de la empresa y a descansar mejor.

 

Todos estos trucos tienen como objetivo que te relajes y algunos de ellos los puedes practicar incluso de día, porque si bajas tus niveles de estrés durante el día llegarás a la noche más relajado y dispuesto para dormir.

 

  • La meditación

La primera de las técnicas para llegar a la cama sin preocupaciones es la meditación.

 

Y antes de que me digas que la meditación es muy difícil y que tú no eres capaz de vaciar tu mente, quiero que le des una oportunidad.

 

Existen muchas técnicas de meditación y algunas de ellas son muy sencillas. Una forma de meditar que puedes hacer en cualquier momento es sentarte con los ojos cerrados y concentrarte solo en respirar, en sentir cómo entra y sale el aire de tu cuerpo.

 

No pasa nada si mientras meditas vienen pensamientos a tu cabeza. Es muy normal y te prometo que le ocurre a todo el mundo. Si te pasa, simplemente vuelve a pensar en la respiración y sigue como si nada.

 

Puedes hacer esto cuando estás en la cama y también en pausas del trabajo. Pon la alarma del móvil en 5, 7, 10 minutos, como tú quieras, y dedica unos minutos solo a respirar con los ojos cerrados.

 

Te prometo que es muy efectivo y ya ves que no necesita nada.

 

Si quieres profundizar un poco más, hay muchas aplicaciones móviles que ofrecen sesiones guiadas de meditación de diferentes estilos.

 

No es necesario que dediques mucho tiempo a esto al principio, pero sí es importante que lo hagas todos los días. Si practicas, cada día te sentirás más cómodo y podrás aguantar un poco más. Al principio serán solo 5 minutos, luego 10, luego 15 y después hasta media hora.

 

No seas muy exigente contigo mismo si al principio te parece complicado. Es normal que te cueste frenar cuando estás acostumbrado a ir a 100 por hora.

 

  • La cuenta atrás

Otra técnica muy sencilla para dormir sin preocupaciones es la cuenta atrás.

 

Y como su nombre indica, consiste en contar hacia atrás cuando estás en la cama. Empieza desde 100 y cuenta despacio hasta cero.

Si te equivocas vuelve a empezar desde 100. Si llegas a cero, vuelve a empezar. Y si en mitad de la cuenta te acuerdas de algo que te interrumpe, comienza otra vez desde 100.

 

Ya ves que la mecánica es muy sencilla, pero te prometo que funciona porque contar hacia atrás mantiene a tu cerebro concentrado y es más difícil que aparezcan otros pensamientos.

 

También aquí es muy importante que respires tranquilo, sintiendo cada inspiración y expiración.

 

  • Romper patrones

Todo esto es mucho más eficaz si aprendes a romper patrones. Es decir, si aprendes a cortar ese pensamiento de preocupación que tienes en la cabeza y que te llevas hasta la cama.

 

Una forma de romper patrones es a través de los horarios y los espacios. Tienes que decirle a tu cabeza cuando es tiempo de trabajo y cuando es tiempo de vida personal.

Por eso te aconsejo que no alargues las jornadas hasta muy tarde y que no mires el correo del trabajo cuando estás en casa o después de la cena. Si trabajas desde casa, sal de la oficina y cierra la puerta hasta el día siguiente, como si esa habitación no existiera.

 

Necesitas darle unas horas a tu cabeza para desconectar entre la oficina y la hora de dormir, y no vas a conseguirlo si te vas muy tarde o si estás mirando el móvil continuamente.

 

  • Dale otros estímulos a tu cerebro

Además, puedes darle otros estímulos a tu cerebro para que desconecte de las preocupaciones. A algunas personas les funciona bien poner algo de música tranquila. A mí personalmente me gusta ponerme una serie antes de irme a la cama.

 

Cuando estoy viendo la serie en la tele me meto tanto en la historia que todo lo demás pasa a un segundo plano poco a poco. Y además, la veo desde la cama porque así cuando tengo sueño no tengo que moverme ni hacer nada más, solo apagar la luz.

 

Yo misma he utilizado estas técnicas en distintos momentos de mi vida y te aseguro que funcionan, así que me gustaría que les dieras una oportunidad porque te mereces descansar.

 

En una empresa no todo son números, el bienestar de las personas que trabajan en ella también es muy importante. Y si tú no estás bien, va a ser difícil que tu empresa vaya bien.

 

Y hasta aquí mis consejos para dormir sin preocupaciones. Cuéntame en comentarios qué técnicas utilizar para dormir cuando no consigues que Morfeo venga a tu cama.

No te pierdas el post de la semana que viene donde te mostraré un vídeo donde hablo sobre marca personal. Te explicaré por qué creo que deberías trabajarla y además te contaré cómo me ha ayudado a mí, para que veas un caso real.

 

Si quieres que te avise cuando publique este nuevo vídeo y todos los demás, suscríbete a mi canal de Youtube

 

Mientras tanto, te deseo muchos éxitos y ¡que tengas felices sueños!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *