Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

¿Te cuesta tratar con la gente? ¿Crees que tienes pocas habilidades sociales? ¿No consigues gestionar las relaciones de la manera que te gustaría?

Todos los días interactuamos con los demás, tanto en lo personal como en lo profesional. Hay quien domina ese terreno y hay quien tiene más dificultades. ¿A qué grupo perteneces tú?

Tengo dos buenas noticias. 

Una: si eres tímido, no eres el único, que no cunda el pánico. Y dos: tanto si se te hacen cuesta arriba conocer gente como si no, puedes aprender a ser un crack y aumentar tu éxito con las personas.

Por eso, hoy quiero hablarte de un clásico de los libros de crecimiento personal. Lee hasta el final del post, que no solo te voy a hacer un resumen sino que te voy a decir cómo puedes ganar un ejemplar de forma gratuita.

Hoy te recomiendo un libro que no tiene fecha de caducidad: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, de Dale Carneguie.

Presta atención, que hay quien dice que este libro es una obra maestra. La primera fecha de publicación fue en 1936. No es habitual que te traiga un libro escrito hace más de ochenta años, pero si este ha pasado al siglo XXI y no ha perdido actualidad, por algo será.

El autor, Dale Carnegie nació en Missouri en 1888, y fue empresario y escritor. Parece que tuvo empleos bastante dispares, pero lo más importante es que era un superdotado para las ventas, un grandísimo comercial. 

Creó unos cursos sobre oratoria y relaciones humanas, y más tarde plasmó toda su experiencia en el trato con la gente en este libro, que se considera pionero de la autoayuda. 

Te voy a hacer un pequeño resumen para que te hagas una idea del contenido que vas a encontrar. Está dividido en cuatro partes. 

Técnicas fundamentales para relacionarte:

Empezamos por lo básico. El ABC para tratar con los demás. Esto es fundamental si quieres tener una empresa de éxito, algo de lo que hablaré en mi próximo post, en el que te cuento los hábitos más importantes de la gente millonaria. 

De momento esta semana vamos a centrarnos en las claves para generar relaciones sanas.

  • No critiques, no juzgues, no seas un quejica. Vamos a ver: tú imagínate que ves venir de frente a esa persona que no sabe hablar más que criticando a otros y quejándose de todo en la vida. ¿Qué haces? Pues cambiar de acera, porque no te apetece ese tipo de charla ¿verdad? Pues el primer paso es no hacerlo tú.
  • Aprecia a los demás. Y hazlo con sinceridad, porque cuando tú, yo, cualquiera, nos sentimos valorados, nos crecemos. Es un buen punto de partida conseguir otras metas.
  • Aprende a despertar el interés de las otras personas. Esto es un objetivo fundamental que conseguirás con mucha práctica y aplicando todas las técnicas de este libro. Se trata de lograr lo que tú quieres persuadiendo al otro de que es lo que él quiere también. Es la mejor manera de conseguir resultados.

Seis maneras de agradar a otras personas:

Una vez visto lo básico, vamos a avanzar un poco más. Ahora tienes que conseguir que los demás bajen sus defensas y se sientan a gusto contigo.

  • Interésate de verdad por las personas. Piénsalo en ti mismo: ¿verdad que es agradable que te pregunten por tus proyectos o por tu opinión sobre un tema? Y te escuchen con verdadero interés, claro. Pues aplícalo con otros y, aparte de todo, aprenderás un montón.
  • Sonríe. De verdad. Qué poco cuesta y cuántas veces se olvida. La expresión de la cara es lo primero que llega de nosotros. No te tengo que explicar que una sonrisa te hace más agradable ¿verdad?
  • Recuerda el nombre de las personas. Es importante para cada uno de nosotros oír nuestro nombre. Nos individualiza y nos hace sentir únicos. Mete el nombre de la otra persona en la conversación y así evitas que se disperse, estás recuperando su atención todo el tiempo.  
  • Escucha a las personas. Lo que te decía: a la gente le gusta hablar de sí misma, y esto lo puedes aprovechar a tu favor. El otro se sentirá valorado y tú recibes información que te puede resultar muy útil.
  • Háblales a los demás de lo que les interesa y captarás su atención. Si estás atento sabrás qué temas motivan más a la otra persona, así que utilízalos para que permanezca interesado en la conversación.
  • Haz que el otro se sienta importante. Y hazlo con sinceridad, que si no se nota. No hay tanta prisa. Seguro que tienes un momento para centrar tu atención en la otra persona y decirle algo agradable que lo haga sentir bien.

Con estos 6 trucos conseguirás causar una buena impresión y que la gente se acuerde de ti.

Consigue que los demás piensen como tú 

A esto en España le llamamos “arrimar el ascua a tu sardina”, es decir, llevar las cosas a tu terreno. 

Dale Carnegie nos da técnicas para manejar una conversación y llevarla poco a poco al terreno que a ti te interesa. Aquí están las cosas que debes y que no debes hacer:

❌ Huye de las discusiones. Nadie gana, especialmente si las maneras no son las correctas.

✅ Empieza la conversación señalando en lo que estáis de acuerdo. Si consigues que la otra persona diga “sí, sí”, has ganado puntos. La afirmación predispone en positivo. Un “sí” siempre es mejor comienzo que un “no”.

❌ No le digas a tu interlocutor (a bocajarro) que lo suyo no es así o está mal. Resulta violento e inútil. La opinión del otro merece un respeto y encontrarás otras maneras de gestionar la conversación sin enfrentar opiniones.

✅ Si te has equivocado, reconócelo sin más. Hazlo pronto y con sinceridad. Te ganarás el respeto de la otra persona.

✅ Sé amable siempre. Con buena educación y siendo agradable se consigue mucho. Sé atractivo para atraer a la otra persona a tu terreno.

Deja hablar a la gente. No estás una competición por liderar la charla y sacarás más de ella si permites que te expliquen lo que consideran importante.

✅ Que tu interlocutor sienta que esa buena idea que ha surgido ha sido suya. De esa manera estará muy dispuesto a cooperar para que salga adelante.

✅ Empatiza. Esfuérzate por ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona y entender cómo se está sintiendo en ese momento.

✅ Sé expresivo a la hora de explicar tus ideas. “Dramatiza”, dice Dale Carneguie. Así captarás mejor el interés. Nada peor que una conversación aburrida, así que dale un poco de chispa.

✅ Deja caer un reto. Que nos sugieran si seremos capaces de tal cosa o si nos vemos preparados para tal otra es pura magia. Enseguida decimos “sí, claro que puedo”. Hazlo tú con los demás y verás qué resultado.

Por cierto, si a ti también te gustan los retos y la mejora continua, te invito a una formación gratuita a la que te puedes apuntar haciendo click justo aquí. Pero te aviso de que es solo para gente que está dispuesta a trabajar duro por su empresa y conseguir grandes resultados

Sé un líder

Vamos a pensar que ya has desarrollado habilidades para tratar con las personas pero quieres ir un poco más allá, por ejemplo, quieres dirigir equipos o convertirte en una referencia para otros. Aquí tienes unos cuantos trucos útiles:

  • Primero di lo bueno. Especialmente si lo que vas a decir después no va a gustar demasiado. Si comienzas reconociendo o elogiando algún aspecto de la otra persona, la predispones positivamente para escuchar el resto de lo que vas a decir.
  • Si vas a señalar errores de los demás, hazlo de manera indirecta. Una crítica de frente puede ser más difícil de digerir. Si llamas la atención de manera menos directa se comprenderá mejor.
  • Empieza por tus propios errores antes de decir los de los demás. Generas cercanía y haces más fácil que puedan comprender y aceptar sus fallos.
  • No des órdenes directas. Hay formas de dar instrucciones sin ser tan directo que el otro se pueda sentir incómodo (y sin que la orden pierda eficacia). Puedes probar haciendo preguntas hasta que la otra persona vaya comprendiendo cuál es la conclusión.
  • Nunca hagas quedar mal a la otra persona ni la humilles en ninguna situación. Somos personas y a nadie nos gusta que nos hagan eso. Busca otras maneras de reconducir la situación sin hacer daño.
  • Reconoce el buen trabajo y la habilidad de los demás. Hazlo en alto y, si se da la ocasión, en público. Es un estímulo para los demás y una fuente de motivación.
  • Dale al otro un 10 aunque no lo tenga. Cuando los demás nos sitúan en un nivel o nos reconocen una habilidad, inconscientemente nos esforzamos para mantenernos en ese estatus. Confía en la capacidad de los demás y verás cómo crece su motivación.
  • Consigue que las cosas parezcan fáciles. Hay personas que se esfuerzan en subrayar las dificultades para que las montañas parezcan aún más altas de lo que son. Haz lo contrario, señala la sencillez. Los líderes verdaderos pueden despejar los nubarrones y hacer que los problemas parezcan más fáciles de abordar.

Si empiezas a poner en práctica todos estos consejos estoy segura de que tu manera de relacionarte con las personas va a cambiar radicalmente. Ganarás amigos, por supuesto, y te ayudará a lograr colaboraciones para tus objetivos empresariales.

Y ahora, lo que estabas esperando: ¿cómo puedes ganar un ejemplar de este libro?

Pues muy fácil:

1: Suscríbete a mi canal de Youtube, dale like a este vídeo  y luego activa la campana de notificaciones. 

2: Déjame un comentario debajo del vídeo en Youtube y cuéntame cuál es tu truco infalible para relacionarte con personas nuevas. ¿Cómo les entras? Venga, que así aprendemos todos. 

Anunciaremos al ganador o ganadora la semana que viene, en los comentarios del vídeo de Youtube y en Instagram. 

Muchos éxitos.