Aprende esto para tener éxito

No nos cansamos  de oír que este año está siendo terrible para la economía y que lo peor todavía está por llegar.

Son mensajes muy negativos, cuando no directamente apocalípticos. Parece que nada nos va a librar de la que se nos viene encima.

Y, a ver, motivos hay. El panorama no es bueno y va a haber dificultades.

Pero… otra cosa es que salgamos a jugar con el partido perdido de antemano porque no creemos que podamos tener éxito.

Frente a esos mensajes, te voy a decir cuál es la otra cara de la moneda, para que pienses en ello: cada vez que hay una crisis grave, un grupo de personas alcanza el éxito empresarial mientras que otros se vienen abajo y su empresa se hunde.

¿Por qué no ibas a estar tú en ese primer grupo de los que suben al podio?

Para eso lo primero es estudiar qué ha ocurrido y cuáles son las medidas que tienes que implementar ya en tu empresa.

Porque de todo lo sucedido en 2020 hay unas cuantas conclusiones que sacar, que pueden ser la diferencia entre que tu empresa se quede por el camino… o llegue al éxito en 2021.

Hoy te cuento qué tienes que aprender en 2021 para tener éxito con tu empresa.

Hay 3 cosas que yo me he anotado ya con mayúsculas en mi libreta de 2021, y que son las que recomiendo cada vez que me preguntan. Son 3 aprendizajes que nos ha dado este año y que es necesario que incorpores lo antes posible en tu empresa.

Te cuento cuáles son.

Estar en digital

Si antes de que llegase esta pandemia ya estaba claro, ahora más. Es cuestión de supervivencia: si no estás en digital, no existes como empresa.

Es decir, si tienes una tienda, es imprescindible que crees un ecommerce. Porque tus clientes quizá no puedan desplazarse a comprar, o compran menos (bien por falta de dinero o por falta de ánimo para consumir, que también cuenta).

O también es posible que en tu zona se reduzca el poder adquisitivo de las familias.

Sea como sea, crear un ecommerce dará oxígeno a tu negocio, porque si lo haces bien te va a compensar la caída de ventas locales y te hará crecer justamente en tiempos de crisis.

¿Y si vendes servicios? Pues un poco de lo mismo. Tienes que adaptarte.

Si el servicio que ofreces puede tener una versión online (por ejemplo, una consultoría), ya sabes por dónde tienen que ir los tiros.

Y si no, pasa todas las tareas que puedas al medio digital: captar al cliente, presentarle tu propuesta, enviarle el presupuesto… De esta forma continuarás ganando clientes y agilizas todos los pasos previos a la prestación de ese servicio.

Esto que te estoy contando no es nuevo. Ya era una realidad antes de la pandemia, pero muchas empresas todavía no lo veían (o no lo querían ver, por no afrontar ese proceso de digitalización).

Lo que ha ocurrido es que la llegada del COVID nos ha puesto la realidad ante los ojos y ya no es una elección que se pueda retrasar, sino algo imprescindible para que tu empresa sobreviva.

Y ahora vamos al siguiente punto:

Adaptar tu empresa

Este 2020 nos ha mostrado que hay que adaptarse rápido cuando se produce una situación nueva.

La más obvia (y también la más urgente) ha sido la necesidad de teletrabajar.

No era nada nuevo, pero la verdad es que ha pillado a muchísimas empresas un poco por sorpresa, y de un día para otro se encontraron con que no tenían ni idea de cómo organizar una oficina con todos sus empleados trabajando en remoto.

Adaptarse para poder teletrabajar  es imprescindible para que, si se decreta un confinamiento, tu empresa no se detenga. Sigues trabajando en tu “oficina virtual”, y lo mismo tus empleados y tus colaboradores. Nada tiene que pararse.

Pero no te quedes solo ahí. Anota otra estrategia de adaptación: ahorrarte los gastos de tener una oficina presencial mientras dure esta situación. Y como no sabemos cuánto se va a alargar en el tiempo, puede ser una cantidad de dinero importante.

Te voy a poner como ejemplo mi empresa. 

Ahora mismo, la mayoría de las veces está semivacía, porque si no es necesario hacer algo presencial, la gente prefiere trabajar muchos días desde casa.

Si alguno necesita hacer cuarentena, ya ni siquiera se puede desplazar.

A la vez, yo tampoco quiero poner en riesgo a las personas, si puedo evitarlo.

De modo que he buscado otras opciones y próximamente dejamos nuestra oficina física. Trasladamos toda nuestra actividad a la nube para poder continuar trabajando, pero en remoto.

De esa forma, durante un tiempo mi empresa se va a ahorrar una cantidad importante de dinero.

Eso no quiere decir que abandonemos definitivamente lo presencial. Confiamos en que esto pase y podamos volver a trabajar codo con codo, literalmente, sin peligro para la salud. Y porque nos gusta socializar y estar con las personas.

De hecho, uno de mis proyectos es comprar un nuevo local para reinstalarnos cuando regrese la normalidad, o al menos la normalidad suficiente como para poder trabajar juntos.

Pero mientras tanto, dejar la oficina presencial y adaptar la empresa para el trabajo online es una decisión estratégica muy interesante para tu negocio.

Trata de flexibilizar tu empresa. Creo que tienen mejor futuro las que, cuando vienen malos tiempos, pueden reducir gastos y adaptarse para luego volver a crecer.

Puedes hacerlo manteniendo las nóminas que necesitas para funcionar, pero luego rodeándote de colaboradores externos con los que trabajas cuando realmente lo necesitas. 

Eso te permite tener un margen de flexibilidad en situaciones como esta, en las que lo único importante es que tu empresa sobreviva.

El siguiente punto es algo de lo que siempre hablo, pero es que en 2021 va a ser imprescindible: 

Trabajar la mentalidad

Mi último consejo es que ahora más que nunca hay que agarrarse a lo que sabemos: que las crisis son oportunidades para los que saben verlas.

Esto, en lo que insisto muchísimas veces desde mis canales, es fundamental. Y no es por dar una palmadita de ánimos en la espalda, sino una realidad que se puede respaldar con cifras.

Te soy sincera: a mi empresa no le ha ido mal en 2020. Hemos tenido que hacer ajustes, y algunos han sido complicados, pero a día de hoy puedo decir que no me preocupa nuestra supervivencia. 

Si quieres saber cómo lo he hecho, tengo una propuesta para ti. Estamos preparando una súper oferta de Black Friday. Un paquete con cinco de mis formaciones a las que vas a poder acceder a un precio muy, muy reducido. 

No te doy los detalles todavía, porque va a ser sorpresa. Es una oferta limitada, que solo va a estar disponible el 27 de noviembre. Si no quieres dejar pasar la oportunidad, puedes apuntarte a la lista de espera haciendo clic aquí , y así serás el primero en enterarte cuando esté disponible. 

Es que la formación es importante para trabajar la mentalidad para saber tomar las decisiones adecuadas. 

Te doy un dato: entre 2008 y 2010, los peores años de la última crisis, el número de multimillonarios aumentó un 26% en todo el mundo. 

¿Por qué no se dieron esas cifras en años anteriores, pero sí en plena debacle económica? 

Precisamente porque hay un tipo de empresarios que ven puertas abiertas donde los demás solo ven problemas. 

Así que, hoy más que nunca, hay que trabajar esa mentalidad de éxito.

Y justo de eso seguiremos hablando la semana que viene, porque te traigo una entrevista que te vendrá genial para hacerte las preguntas adecuadas y cambiar tu forma de pensar para llegar al éxito. 

Yo de ti no me lo perdería…

Hasta aquí el post de hoy. Espero que hayas tomado buena nota y aproveches lo que has aprendido para impulsar tu empresa en 2021.

Lo que queda es que lo pongas en práctica y…

Muchos éxitos.