Propósitos de año nuevo: 5 ideas para mi negocio

Mejora tu empresa con estos propositos

¿Has pensado ya qué quieres pedirle al año nuevo para tener un negocio más próspero?

 

¿Tienes ya alguna idea de qué te gustaría conseguir en los próximos 12 meses?

 

El fin de año es un momento ideal para pensar en nuevos propósitos, y no solo en tu vida personal sino también en tu empresa.

 

Quiero ayudarte a que tu próximo año sea mejor todavía para tu negocio, así que tengo 5 ideas que marcarán una gran diferencia en tu nuevo año.

 

Hoy quiero darte 5 ideas de propósitos de año nuevo para tu negocio.

 

Apuntarse a inglés, volver al gimnasio, leer más… Casi todos nos hacemos propósitos personales al empezar el año. Pero no todos los empresarios y emprendedores hacen lo mismo con su negocio.

 

Y la verdad es que el fin de año es un momento genial para hacer balance y proponerse nuevos retos y objetivos.

 

Te animo a que plantees buenos propósitos también para tu empresa, igual que lo haces en tu vida personal.

 

Eso sí, asegúrate de que esos propósitos tienen una razón de ser y de que te van a ayudar a crear cambios reales.

 

5 propósitos empresariales para año nuevo:

Me gustaría hablarte de 5 propósitos empresariales que yo misma he aplicado y que me han ayudado mucho en el objetivo que me planteé en su día de doblar la facturación de mi empresa cada año.

 

Te voy a explicar los 5. Si puedes ponerlos en marcha todos, mucho mejor. Si crees que son demasiados, escoge solo 2 o 3. Pero mantente fiel a ellos y ponlos en práctica día a día, o semana a semana.

 

Vamos con esos buenos propósitos con tu negocio.

 

  1. Dedica tiempo al marketing y no solo a la ejecución o al servicio de clientes.

 

Esto es fundamental, en serio. A veces soy un poco pesada con este tema con mis clientes y en mis formaciones, pero es que marca la diferencia.

 

Centrarse solo en la ejecución o en el servicio a los clientes es un error que puede ser catastrófico, porque en un momento dado los clientes pueden dejar de venir a ti.

 

Entonces te entrarán las prisas por salir a buscar clientes, pero no tendrás un proceso de captación eficiente, ni podrás ir a buscar los clientes que tú quieres de verdad. Tendrás que conformarte con cualquier cliente que te sirva para mantener la facturación.

 

Para evitar llegar a esto tienes que atraer clientes de forma activa. Nunca es buen momento, soy consciente. Tienes un montón de cosas que hacer y tal vez no cuentas con el apoyo de un equipo de comerciales.

 

Por eso tienes que ponerte muy en serio con el marketing y la captación. Reserva al menos 1 hora al día al marketing y durante ese tiempo deja aparcadas todas las tareas que no tengan que ver con esto.

 

Has oído bien. Una hora al día como mínimo debe estar dedicada al marketing, y si puede ser más mucho mejor.

 

  1. Haz un curso para mejorar tu negocio.

 

Formarse es una pieza fundamental del crecimiento empresarial. Yo misma acudo a cursos cada año y tengo mentores que me aconsejan porque es una forma de ir más rápida en mi progresión. Quizá no lo creas pero este año he gastado casi 50.000€ en formación y mentoring y el próximo año está previsto rozar los 100.000 en formación. Con esto no quiero decir que tengas que gastarte esta cantidad.. evidentemente yo empecé con mucho menos… no te asustes!!

 

Puedes formarte en materias relacionadas con tu sector, para ofrecer un mejor producto o servicio, o en áreas relacionadas con la gestión del negocio. A veces el problema de una empresa no es que no sea buena en lo que hace, sino que por dentro funciona de una forma poco eficiente.

 

Cuando inviertes en tu formación, estás invirtiendo en tu negocio y en mejorar tus resultados. Si quieres conocer más de cerca el proceso que seguí yo con esto, te invito a hacer clic en este enlace y ver mi formación online gratuita en la que te hablo un poco más de las enseñanzas que recibí de mis mentores y de cómo yo las he ido aplicando.

 

En este punto quiero recordarte una de esas frases que se me quedaron grabadas para siempre:

 

¡La formación es la inversión que paga el mejor interés!

 

  1. Entra a trabajar una hora antes que los trabajadores para evitar distracciones y empezar el día al 100% de concentración.

 

La productividad y la planificación es el punto débil de muchos emprendedores. Todavía no he conocido a un emprendedor que no diga que va mal de tiempo.

 

Y lo entiendo, de verdad, porque tienes que estar en mil cosas. Pero también hay métodos para organizarse bien y no llegar a una situación de estrés.

 

Si sientes que te cuesta mucho avanzar y que no puedes terminar nada de lo que empiezas, te propongo que vayas a trabajar una hora antes que el resto de tu equipo.

 

Esa hora será solo para ti. No contestes el teléfono y no mires el correo. Dedícate solo a las tareas prioritarias del día. Y después cuando llegue el resto del equipo entonces ya puedes dedicarte a atender otras cosas.

 

Al reservar una hora solo para ti al principio de la mañana te aseguras de que puedes darle un buen empujón a las tareas importantes.

  1. Delega tareas no prioritarias e invierte ese tiempo en crecer

 

Sigo hablando del tema del tiempo y la productividad. Y ahora me quiero centrar en la delegación, que es algo que veo que cuesta mucho a los emprendedores.

 

Si quieres que este nuevo año sea diferente en tu empresa, tienes que estar dispuesto a hacer cosas diferentes. Y eso incluye liberarte de algunas tareas que otras personas pueden hacer por ti, a veces mejor que tú.

 

Todo el tiempo que dedicas a tareas rutinarias o que no se te dan bien, es un tiempo que estás robando a tu empresa. Cada hora que liberas de la facturación, de atender el correo electrónico o del papeleo, es una hora que puedes dedicar a la estrategia y al marketing.

 

¿Recuerdas que al principio del vídeo te decía que tienes que dedicar mínimo 1 hora al día al marketing? Pues ahora ya sabes cómo encontrar esa hora.

 

Y si crees que no es posible fíjate en mi caso… puedo estar 3 meses viviendo en San Diego, en Estados Unidos, mientras mi oficina en Barcelona sigue funcionando igual de bien que si estuviese allí… ¿la clave de esto? La delegación!!

 

  1. Llevar la previsión de la tesorería semanalmente.

 

Vamos con el último de los propósitos de año nuevo para tu negocio.

 

Ahora me gustaría centrarme en el tema económico, porque a nadie le gusta llevarse sustos con este tema. Como entrar un día en tu cuenta y ver que estás bajo mínimos porque te han hecho varios cargos y además la liquidación de impuestos está al llegar.

 

Deberías controlar tu tesorería semanalmente para no tener problemas de flujo de caja. Si dedicas una hora a la semana a saber qué entradas y salidas de dinero vas a tener no te llevarás sorpresas desagradables y estarás a tiempo de buscar una solución.

 

Estos son los 5 propósitos de año nuevo para tu negocio que yo te aconsejo que pongas en práctica para ver una diferencia en los próximos meses.

 

Te lo digo por experiencia porque ya sabes que no me gusta recomendar nada que no haya probado yo misma. De todo esto y más cosas te hablo en mi formación online gratuita a la que te puedes apuntar aquí mismo.

 

¿Vas a establecer algunos de estos propósitos para tu negocio? ¿Tienes algún otro propósito que te gustaría poner en marcha? Déjame un comentario aquí abajo con tus ideas.

 

Y no te olvides de suscribirte a mi canal de Youtube para recibir los vídeos que publico cada semana.

 

¡Hasta el próximo vídeo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *