qué es ROI

Como empresario, ya sabes que para ganar hay que invertir. Ya sea dinero, o  tiempo y esfuerzo, las cosas no llegan solas. Tienes que poner algo de carne en el asador si quieres resultados.  

Pero si inviertes dinero medir los resultados en algo es fundamental para saber que lo que estás haciendo te compensa… o no.

Si tienes un negocio serio, tienes que saber muy bien en qué te gastas el dinero y qué rentabilidad consigues con cada acción. Y para eso tienes que calcular el ROI.

Hoy vamos a hablar de qué es el ROI o retorno de la inversión.

Toda acción tiene su reacción. Y cuando hacemos algo, todos queremos que esa reacción sea buena, ¿verdad?

Es lógico. Nos encantan las buenas opiniones en redes sociales, los comentarios de agradecimiento y las felicitaciones.

Pero vamos a ponernos serios un momento. Aunque el feedback sea bueno, si tienes un negocio no puedes quedarte solo con las sensaciones. Quizá hagas una campaña con un montón de me gustas, retuits, comentarios o el engagement que sea, pero a la hora de la verdad ¿dónde está el dinero?

Pues esto, que parece una obviedad, a la hora de la verdad no lo es tanto. Ni te imaginas la cantidad de veces que me he encontrado con emprendedores que no tenían claro cuánto estaban gastando y, en consecuencia, cuánto estaban ganando.

Calcular el ROI o Retorno de la inversión:

Bueno, pues una fórmula muy sencilla para saber esto es el ROI. ROI son las siglas en inglés de Return Over Investment que se traduce por Retorno de la Inversión, y se calcula así:

(Beneficio-inversión) / inversión

Ahora coges el resultado y lo multiplicas por cien, y eso es el ROI: el valor de tus beneficios expresados en porcentaje.

Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro. Imagina que inviertes por ejemplo 100 € en una campaña de Facebook Ads. Y una vez terminada, has conseguido 300 € en ventas.

Pues bien: 300-100=200.

Y 200 entre 100 es igual a 2.

Ahora lo pasamos a porcentaje: 2 por 100 es igual a 200. Tu ROI o retorno de la inversión en esta campaña ha sido del 200%. Son unas cifras buenísimas, ¿dónde hay que firmar?

Te he puesto un ejemplo muy sencillo para que lo veas, en realidad las cifras no suelen ser tan redondas, claro. Pero quédate con esto: si tu ROI es negativo, tienes un problema. En cambio, si es positivo, enhorabuena. Ahora toca analizar tus acciones y ver cómo se puede subir esa cifra.

Ya sabes: lo que no se puede medir, no se puede mejorar. Así que empieza a usar métricas en tu negocio para saber de verdad, de verdad, lo que tienes entre manos.

¿Te ha resultado interesante esta información? Ya sabes que cada semana sumamos un nuevo término a nuestro Diccionario de Marketing, puedes verlo aquí.

Te invito a que te suscribas a mi canal de YouTube, donde no solo está el Diccionario sino un montón de información interesante para darte ideas que lleven a tu empresa al siguiente nivel.

La semana que viene volvemos con otro término del Diccionario, ¡no te lo pierdas!

Hasta entonces: Que tengas muchos éxitos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *