Resumen libro la regla de oro de los negocios

Siempre te han dicho que para conseguir el éxito tienes que esforzarte mucho

Pero ¿qué pasa si te digo que tienes que multiplicar todas tus acciones por 10?

No, no estoy diciendo que tengas que ir acelerado a todas partes, sino que puedes (y debes) tener objetivos más ambiciosos. 

Y eso te va a suponer dos cosas: mayor esfuerzo, mayor recompensa. 

De esto va el resumen del libro que te voy a contar ahora. Quédate hasta el final, porque voy a sortear un ejemplar y te cuento cómo conseguirlo.

Hoy te hablo de La regla de oro de los negocios, de Grant Cardone

Grant Cardone es uno de los grandes gurús del emprendimiento en Estados Unidos, y ya sabes lo que eso significa: ¡todo a lo grande!

Yo estuve hace un año en uno de sus bootcamps de ventas en Miami, y la verdad es que iba con mucha curiosidad por saber si valía la pena o no. Esperaba que sí, porque pagué 5000 dólares por asistir, así que había que amortizarlos… 

¿Y cuál fue mi conclusión? Pues que sí, que vale la pena. Cualquier cantidad  que inviertas en formación es dinero bien gastado, pero si encima te vas con uno de los grandes, siempre te da una garantía. 

Después de ese bootcamp vine con mil ideas y pude hacer cambios en mi negocio, que se han notado mucho. Te lo conté en este vídeo de mi canal de Youtube,  no olvides suscribirte  haciendo  click aquí porque siempre estoy colgando material nuevo… En este canal te voy contando todos mis aprendizajes y te doy trucos e ideas para llevar a tu empresa al siguiente nivel. 

 Ahh y dale a la campanita de notificaciones para que te avise al colgar un vídeo nuevo

¿Qué es lo que cuenta Grant Cardone?

Para empezar, ha creado lo que él llama la regla 10X.

Esto es que cualquier objetivo que tengas, ya sea personal o profesional, lo multipliques por 10. Y claro, para conseguirlo vas a tener que multiplicar también tus esfuerzos por 10. 

El esfuerzo es la base de La regla de oro de los negocios. Cardone opina que si fracasas en conseguir tus metas, el primer responsable eres tú mismo. Si hay algún fallo en tu estrategia, mírate primero a ti antes de buscar responsables fuera. 

Y, por supuesto, si quieres ser excelente, vas a tener que esforzarte más que el resto. 

Vas a tener que esforzarte x10

Si multiplicas por 10 tanto tus aspiraciones como tus esfuerzos, vas a conseguir resultados mucho más ambiciosos. Incluso vas a sorprenderte a ti mismo logrando cosas que no pensabas que eran posibles. 

Pero claro, no se trata de hacer las cosas a lo loco, sino en enfocar tus energías. Importante: ser observador y tener capacidad de aprendizaje. Una persona de éxito siempre está pendiente de lo que ocurre a su alrededor para sacarle el máximo partido posible. 

Pero sobre todo el éxito tiene que ver con la tenacidad y la disciplina. La gente que aguanta el tipo, la que siempre está ahí contra viento y marea, es la que triunfa. Por eso es importante estar activos y en movimiento. La gente que se queda parada no consigue sus metas, eso está claro. 

Siguiendo con la regla 10X. Imagínate que tu objetivo es facturar, yo qué sé, x dinero este año. ¿Qué tienes que hacer para conseguirlo? Pues x acciones de marketing, o x llamadas de teléfono, o enviar x emails… lo que sea. 

Bien, ahora multiplica esa x por 10: quiero conseguir 10 veces esta cifra. Y claro, te toca multiplicar esfuerzos: multiplicar por 10 la cantidad de emails, multiplicar por 10 la cantidad de llamadas de teléfono… ¿Vas viendo la lógica? 

Siendo realistas, es posible que no llegues a ese objetivo por 10. Pero seguro que consigues mucho más que tu meta inicial, porque te has forzado a pensar más a lo grande. 

Y Pensar a lo grande ese es uno de los temas que toca en el libro Grant Cardone

Vivimos en una sociedad que tiende a uniformizarnos, está mal visto llamar la atención y se valora mucho a la gente “normal”. Pues bien, lo que Cardone dice es que todo lo que uno pueda plantearse fuera de esos estándares, de lo que la gente considera “normal”, es lo que te va a llevar al éxito. 

Por eso muchas veces al emprendedor se le llama loco, o la gente de su entorno más cercano no entiende lo que hace. Porque se sale de esa normalidad, pero precisamente ahí es donde ocurren las cosas más interesantes. 

Por eso, volvemos a la regla de oro: si vas a buscar metas, hazlo a gran escala. Total, hagas lo que hagas siempre va a haber alguien que te mire mal porque te sales del rebaño. 

Errores frecuentes

Claro, eso dicho así suena súper fácil: multiplica tus metas por 10, trabaja mucho y listo. 

Pero nunca es tan fácil. Hay mil y una formas de meter la pata, y Cardone nos cuenta las más frecuentes: 

1 Poner objetivos demasiado pequeños

Si te quedas corto, cuando consigas tus metas no te van a parecer tan importantes. No te estás saliendo de la norma. Eso puede notarse en tu motivación y al final impide que desarrolles todo el potencial que llevas dentro. 

2 Simplificar demasiado

Si tus metas son ambiciosas, seguro que son complejas. Simplificar demasiado también te puede llevar al fracaso. Es importante tener claras las acciones concretas que vas a tener que hacer para conseguir lo que quieres. 

Por eso es importante crear un plan, un proceso con pasos diferenciados. Divide ese gran objetivo en pequeñas subtareas que puedas ir haciendo. Lo que te decía antes, imagina que decides enviar un mail al día. Es una tarea pequeña y posible, y además sabes claramente si la estás cumpliendo o no, así que no tienes excusa. 

Ahí entramos en cosas como la gestión del tiempo, la selección y organización de equipos, la estrategia de marketing, el nicho de mercado al que te diriges…

Si quieres conocer la forma en la que yo organizo mi empresa, que tiene mucho que ver con esto, te lo cuento en una formación gratuita a la que puedes apuntarte . Ahí verás cómo poner objetivos medibles y cómo crear los procesos para conseguirlos. Al final es todo cuestión de sistema, si quieres te cuento mi método para tener una empresa de éxito en esta formación.  

3 Obsesionarte con la competencia

¿Sabes aquello de “al enemigo, ni agua”? Bueno, no quiero ser tan radical, pero lo que dice Cardone tiene cierta lógica: no desperdicies energía en lo que hacen los demás, céntrate en lo que puedes hacer tú. 

Lo más importante no es lo que hacen tus competidores, sino tú, tu actividad y lo que haces para controlar el mercado. 

4 Minimizar los problemas

Cuando empiezas algo, y más si es algo nuevo, siempre vas a encontrar dificultades. Ignorarlas o quitarles importancia no es una buena idea, porque hay que intentar ser realistas. Los problemas se solucionan poniendo todo el empeño para seguir hacia adelante. 

Como dice Cardone: hay que esperar lo mejor, pero estar preparado para lo peor. 

¿Y cómo hacemos esto? Pues con lo que el autor llama

La acción masiva

Hay diferentes niveles de energía que puedes aplicar en tu camino empresarial, en función del esfuerzo o la implicación que pones en cada una de ellas. 

Nivel 1: no hacer nada. Esto no hace falta ni que lo explique, ¿no? Es tan fácil como conformarte con lo que te viene dado, sin buscar la forma de mejorar. 

Nivel 2: negación. Sentir miedo de alcanzar el éxito, hasta el punto de que hay gente que se auto boicotea para no salirse de la norma. Contado así parece una tontería, pero pasa mucho más de lo que parece. A todos, en algún momento de nuestra vida, nos ha dado miedo lo que puedan decir de nosotros. Si ese miedo te paraliza, o implica que hagas cosas en tu contra, estás en el nivel 2. 

Nivel 3: estándar. Haces… lo que hace todo el mundo. Lo que se espera de un empresario en tu situación. Aunque quizá no te vaya mal, tu nivel de esfuerzo nunca va a ser el máximo, así que es probable que no alcances esos objetivos ambiciosos. 

Nivel 4: la acción masiva. En esencia, es hacer todo lo que esté en tus manos para obtener el éxito. Este nivel es el bueno, claro. 

A la hora de ponernos metas, hay que analizar en qué nivel nos encontramos para intentar subirlo. Ni que decir tiene que el objetivo final debe ser alcanzar la cota máxima y adoptar siempre acciones masivas. 

Hasta aquí el resumen del libro La regla de oro de los negocios. ¿Quieres ganarte un ejemplar? Para conseguirlo y que te mande uno a casa, solo tienes que hacer tres cosas: 

1- Suscríbete a mi canal de YouTube y dale a la campanita de notificaciones para que te llegue el aviso cuando publique algo nuevo.

2- Déjame un comentario debajo del vídeo de Youtube contándome ¿Cuál sería tu gran reto a multiplicar x10?

3- Dale like a este vídeo.

La semana que viene sabrás si eres el ganador, lo anunciaremos en mi canal de Youtube y en un story de Instagram. Puedes seguirme en esta red social haciendo click aquí.

Así que ya sabes: busca tu motivación, enfréntate a tus miedos y haz un  esfuerzo multiplicado por 10. Ponlo en práctica y me cuentas.

Muchos éxitos.