ENTREVISTA JOANA de experienciar

Hoy entrevistamos a Joanna Ferrero, creadora de Experienciar, nos cuenta en esta entrevista la importancia y los beneficios de establecer alianzas y contactos de calidad para impulsar empresas y hacer crecer negocios.

 

Judit Català: Bienvenidos un día más al canal de Judit Català donde tus sueños empresariales se hacen realidad. Hoy tengo el honor de estar con Joanna de Experienciar y como siempre, empiezo con la pregunta, ¿Quién es Joanna?

Joanna Ferrero: Joanna es una emprendedora, aunque realmente estudié Ciencias Políticas y acabé teniendo un blog de lifestyle.  Poco a poco me he ido reconvirtiendo y a día de hoy soy consultora de negocios online.

JC: ¿En qué momento se te ocurre montar un blog?

JF: No se me ocurrió a mí del todo. Trabajaba en una consultora para el ayuntamiento, donde llevaba marketing y comunicación, y nuestro cliente, el ayuntamiento, nos pidió que le diésemos un curso sobre blogs. Era el año 2007 y nadie tenía blogs, ni nosotros, así que me abrí uno para ver cómo funcionaba para luego poder dar clases.

JC: ¿Y le cogiste el gustillo, no?

JF: Me encantó. De hecho, el primer blog fue sobre cosas que pintaba a mano, de ahí luego abrí otro para mis hijas, luego otro para mis viajes, lo que me compraba y demás. De ese blog empezó a entrar publicidad pagada y posts patrocinados.

JC: ¿Y te iba bien?

JF: Sí, sí, iba muy bien porque era de las primeras, sobretodo. Yo recuerdo que el mero hecho de escribir y que la gente me leyese era alucinante para mí. Daba un montón de información totalmente gratis y no me podía imaginar que me pudieran pagar por ello.

JC: ¿En qué momento dices “esto hay que monetizarlo de alguna forma”? ¡Por qué yo me he pasado muchos días escribiendo!

JF: Pues el primer momento fue cuando a otras bloggers de lifestyle como yo, la misma empresa nos proponía una colaboración. Yo pedía 150 euros, otra pedía 50 y otra 30. Entonces, cuando nos citaban para ir a showrooms o eventos para que luego sacáramos cosas en el blog, yo hablaba con ellas y decíamos “chicas tenemos que ver cómo negociar los precios” y ellas me miraban como diciendo “esta chica es muy rara”.

JC: Ellas lo hacían por placer y 30 € les estaba bien.

JF: Claro, a mi me alucinaba porque cuando decían 30 yo ya había pedido 150. Aun así, yo tenía mi trabajo por cuenta ajena y no sabía muy bien cómo iba esto hasta que empecé a seguir a un blog llamado Marketing de Guerrilla de Carlos Bravo, y ví qué de cosas interesantes explica este chico.

JC: Seguro que pensaste “esto lo tengo que monetizar”

JF: Carlos Bravo hizo el primer curso de bloggers, sería por el 2009 o 2010. En este evento aprendí un montón y luego al mes hizo una quedada, en esta quedada estábamos Berto López, Javi Barros, Carlos Bravo, otra persona y yo, es decir, cinco personas en la quedada. Empezaron a hablar de monetizar como la cosa más normal.

JC: Eso era chino para ti.

JF: Chino total. De ahí, Javi Barros empezó a montar eventos para bloggers para monetizar donde iban, sobretodo, hombres y hablaban continuamente de montar blogs para monetizar y esto para mi era como, ¿Perdona? Para mi aquello fue marciano. Fue en este momento cuando Leticia Del Corral, dijo “Joanna, no paras de conectar a la gente para que le vayan bien sus negocios, “¿Y tú qué sacas?” Pues yo saco que estoy ayudando a la gente y me hace feliz.

JC: Claro, ¿felicidad, no?

JF: Sí, sí, ¿cómo me voy a plantear otra cosa? Y además, que no sabía cómo llevar eso a mi blog. Así que me dijo, tienes que montar una empresa de networking y yo me quedé… ¿net qué? Y ella dijo “Sí, pero lo tienes que hacer ya”.  Leticia del Corral me había hablado de una cosa, pero eso era por 2009 o así que era el mastermind, reunirse gente y compartir información, y yo pensé… qué guay. Yo siempre he sido muy buena catalizadora, es decir, hablar con gente y sacar cosas buenas para luego aplicarlo a mi o a otra persona así que para mi era… wow. Es decir, juntarme con gente que sepa otras cosas y poder nutrirme. Y así empecé, montando cenas secretas con gente que se apuntaba desconocida, que les hacía colaborar, compartir información entre ellos.

JC: ¿Sobre un tema en concreto?

JF: No, cada vez eran más emprendedores, pero al principio era gente desconocida y cada uno decía su inquietud y el resto le ayudábamos con nuestra experiencia. La gente salía de ahí diciendo… wow. Así empecé.

JC: Muy bien. Te voy a preguntar muchas cosas sobre el networking porque de España eres de las que más sabe sobre networking por haber hecho todo estos eventos, masterminds. Para quien no sepa qué es el networking, ¿Cómo lo definimos? ¿Qué es el networking?

JF: El networking es conectar con otra persona, ayudarle y que te ayude para conseguir tus sueños y hacer que la otra persona también los consiga. Es conversar, es compartir. Es compartir un contacto, es compartir un recurso y es compartir un libro. Entonces, es conversar conectando desde el corazón desde tu propio interés.

JC: ¿Y cuál es la diferencia entre networking y networking efectivo? Supongo que el que has explicado es el networking efectivo.

JF: Sí, bueno, el networking que tenemos todos en la cabeza y nos resulta mucha vergüenza hacer es el networking de “Hola, soy Joanna, me dedico a ayudar a emprendedores, ten mi tarjeta, si sabes de alguien me dices”. Estoy yo, estoy en el ego.

JC: ¿Tu sabes de alguien? o si te interesa…

JF: Sí, o te vengo a soltar mi rollo, aunque no te interese para nada, pero estoy en mi, en lo que a mi me interesa y a ti que “te den morcilla”. No. El networking efectivo es o el slow networking efectivo que yo hablo es vale, voy a presentarme brevemente, voy a escuchar que necesita el otro, voy a intentar ayudarle y una vez le haya ayudado entonces pido yo, pero yo ya le he ayudado con lo cual esta persona está abierta a darme sin problemas. Es un poco el romper la dinámica que tenemos social de ir a la nuestra y desconfiar.

JC: Eso me gusta mucho, que expliques el networking desde esa perspectiva. Yo siempre explico lo que es el efecto boomerang, que es si tu das contenido de valor, das y das, inevitablemente después se devuelve y en el networking, por lo que veo también.

JF: Lo que pasa que hay una parte del español, no sé en otras partes, de si doy, doy y doy, se me queda cara de tonto porque, ¿y a mí cuándo me dan, no?

JC: Puede ser que el otro no te quiera dar por la cultura que tenemos.

JF: Claro, puede ser que no dé, pero es que, yo doy por hecho que todos somos muy inteligentes para ver en qué saco estás metiendo. Entonces tu puedes meter y llenar el saco y si la otra persona no te da absolutamente nada dices “Bueno, pues el saco ya te lo he dado, aprovéchalo, estoy feliz de habértelo dado y me oriento a otro sitio y ya está

JC: Y también te sientes bien, bueno, al dar no sé si todo el mundo se siente así pero cuando yo doy me siento bien.

JF: Yo doy sin esperar y tenemos que aprender a dar sin esperar, porque tu das a alguien y a lo mejor esta persona no te devuelve, pero te devuelve otra persona. Así que tenemos que cambiar un poco el chip de tu das porque tu quieres, no esperes nada y ya te vendrá o no, pero eres feliz de ayudar a esa persona con tu conocimiento, con tu experiencia, con un libro o película que te ha cambiado la vida.

JC:  Y ahora esto qué estás comentando es muy interesante, no es solo que esa persona te devuelva, sino que puede ser un conocido de esa persona. ¿Cómo son esas redes de networking? Porque al final imagino que no solo es de tú a tú con la persona que has conocido.

JF: Para nada. Yo tengo un montón de anécdotas, pero me ha pasado de recomendar a alguien a otra persona sin estar presente y de repente que esa persona de una ponencia en tal universidad, y así un montón de cosas. Al final, nosotros podemos hacer regalos a un montón de personas conocidas y desconocidas. Desde la anécdota que yo siempre cuento que una vez iba por una avenida y un chico le decía a su pareja que no sabía a qué dedicarse, que su trabajo no le gustaba y yo me giré y le dije “Cómprate el libro «El Elemento”.  Esto es marciano, esto no lo hacemos por vergüenza, porque no me quiero entrometer y ya, pero es que a esa persona yo no la volví a ver y en mi película estoy segura que iría, se lo compraría y diría “Qué bien”.

JC: Seguro

JF: Entonces, tenemos un montón de información valiosa que no la compartimos por vergüenza, discreción, y está bien, pero muchas veces podemos ayudar. Demos estos pequeños regalos a la gente conocida e incluso a la desconocida.

JC: Es un tema cultural, ¿no? Porque yo he estado ahora viviendo unos meses en Estados Unidos, en San Diego, y me sorprendía mucho que la gente iba por la calle y te decía “Ala, que bambas más chulas, ¿dónde te las has comprado?”. Tu igual te gustan unos zapatos que ves de una chica y piensas, pero no le voy a preguntar dónde se los ha comprado y ¿somos como más cerrados, más herméticos con nuestro mundo?

JF: Es acostumbrarse. A mi si algo me gusta mucho yo lo pregunto y a mi me han preguntado por la calle, con lo cual es cambiar un poco el chip. Yo creo que como desde pequeño nos han dicho que no hablemos con desconocidos se nos ha quedado esto para siempre

JC: Es el pensamiento limitante

JF: Y es como, ya tienes cuarenta años, puedes hablar con desconocidos.

JC: Y puedes coger un caramelo de alguien que no te va a pasar nada.

JF: ¡Está permitido! Confía y si hay alguien “cabrón” primero, no va contigo, va con él y tampoco lo hace adrede, habrá tenido un mal día o lo que sea así que confiemos más. Confía y da hasta que no se declare lo contrario, es que hace sentir súper bien.

JC: Aunque haya algo que no te guste de la otra persona porque a mi durante estos años me han engañado tantas veces, lo que hablábamos del engaño de dar y dar, que al final tampoco quieres que se te quede la cara de boba que yo no paro de dar y a mi me devuelven con ostias. ¿Tú crees que el instinto con el tiempo ya te dice quién sí o quién no? Hay algo que no lo puedo explicar, el objetivo me dice que esta persona sí, pero luego hay algo que no…

JF: La intuición en muchos casos y muchas veces esta benevolencia que yo explico no está reñido con hacer caso de la intuición. Yo soy buena, yo doy a quien quiero y a quien no, no porque has visto algo, o algo no te cuadra. Hay que hacer caso a tu intuición, incluso a mi me ha pasado de ayudar a alguien que yo no acabo de sentir el feeling y a lo mejor no doy el 100%, doy el 80% y también está bien.

JC: Para tímidos, el networking para tímidos porque claro, hay que hablar cuando haces networking, ¿qué le dirías a los tímidos? Yo sé que tú eres tímida, aunque no lo parezca ella dice que es tímida, yo todavía tengo dudas.

JF: Sí, yo soy tímida, pero los tímidos funcionamos como extrovertidos casi cuando estamos a gusto, en un entorno de buen rollo que nosotros vemos que aquí estoy cómodo pero el tímido, empieza a tener mensajes auto limitantes como no si no hay mañana. Yo ahora incluso cuando voy a eventos donde no acabo de estar cómoda me cuesta muchísimo, entonces yo lo que hago es buscarme coletillas para entrar y demás. Mi muletilla, que esto me viene de maravilla es: ¿en qué te puedo ayudar? Entonces, pongo la pelota en el otro y tu cantas y así yo no tengo que hablar, porque a mí en general no me gusta hablar de mí, ni que el foco esté sobre mí, con lo cual pongo el foco en ti y ya cuando tu hayas hablado y yo haya visto cómo me siento, hago caso a mi intuición, entonces doy más o menos. Pero en general detrás de alguien tímido, lo que hay es control y miedo a fallar.

JC: Tírate a la piscina

JF: Tírate y si la lías pues la lías, qué más da. Con naturalidad de decir “oye mira pues no lo he hecho bien o me he tropezado”, qué más da.

JC: Exacto. Así que truquito para los tímidos, podéis entrar con él “¿En qué puedo ayudarte?”

JF: O buscarse otra muletilla.

JC: Claro, que le vaya bien     

JF: Hay gente que hace “Oye, pues menudo sol” o menudo no sé qué no se más y el otro ya te va a contestar y si no te contesta pues es más tímido que tu o simplemente decir, mira a mí me da un corte tremendo o me ha llamado la atención tu mono, anda que no te queda bien. Le dices algo bonito a alguien y es que ya está feliz.

JC: Un cumplido sincero, ¿no?

JF: ¡Sí! De corazón, importantísimo.

JC: Exacto. Pero también hay gente que hace cumplidos y no son de verdad, se les nota un montón. Es como una risa falsa, no puedes falsear eso. Así que nada tímidos, entrad con la coletilla y ya está. Y esa coletilla que tu usas es muy de Estados Unidos, de la zona de San Francisco, de Silicon Valley, la gente te entra un montón así, tipo ¿te puedo ayudar en algo? ¿en qué te puedo ayudar?

JF: A mi me sirve de maravilla.

JC: Es genial, la verdad. Siempre hay gente predispuesta a ayudarte porque, ¿nunca te pasa que te miran como qué quiere esta? Porque no están muy acostumbrados.

JF: No estamos acostumbrados porque los medios en general la radio, la tele y demás, hay continuamente noticias negativas y desconfías. Entonces claro, si te van a violar, asesinar, ¿cómo me voy a fiar de alguien que me dice en qué te puedo ayudar?

JC: Cuando son casos, que a ver son muchos, pero son aislados.

JF: Bueno, son muchos porque no paran de ponerle en foco ahí. No están poniendo el foco en las investigaciones que se están haciendo en tal universidad, o el emprendedor o empresario que ha contratado a no sé quién. Todo depende de dónde se ponga el foco. No sé, hay que confiar mucho, mucho más.

JC: Y, ¿a hacer networking lo has aprendido tú sola? ¿Ha sido por intuición? Porque cuando tu estudiaste Ciencias políticas supongo que ni sabías qué era el networking, ¿te imaginabas alguna vez o te salía solo?

JF: Cómo saber sí que sabía, pero yo siempre cuento que la última asignatura de la carrera era Relaciones internacionales y el examen era oral, y el profesor llegó un momento que dijo “Joanna, vamos a hacer este examen de otra manera”. Ósea yo, me descomponía. Yo estudié durante no sé, ocho o diez años piano, yo me sabía la pieza perfectamente en mi casa, llegaba el día de la audición y me descomponía. Lo pasaba fatal. Entonces, dar ponencias, el hacer networking, no está en mi ADN, he tenido que aprender y lo he aprendido focalizándome con lo que puedo ayudar al otro, esto una parte. Y otra parte, leyendo mucho, formándome y poniendo mi acento en conversar es conectar y puedo ayudar, porque si pienso en lo que yo tengo que conseguir vendiendo no haría nada.

JC: Claro

JF: De hecho, cuando vendo, es consecuencia de haber conectado, o sea es al revés.

JC: Lo hablábamos antes de esta entrevista que hemos estado hablando un ratito y es así, que al final vendes porque tienes la confianza que le estás haciendo un favor de alguna forma a la otra persona, es algo natural.

JF:  Ahora ya lo hago de manera natural y puedo estar cola en la frutería y si hay una señora que veo que tiene tomates le digo: ‘’¿Y dónde ha comprado los tomates? Porque si está en la frutería, se ha ido a otra. Entonces ‘’A pues mira, a la parada de parada de no sé’’; Pues voy a ir, porque seguro que esta señora sabe más que yo de tomates. Esto lo podemos aplicar absolutamente a todo. Desde la humildad, desde saber que tenemos que seguir aprendiendo, y aprender de la experiencia de otros y nutrirnos, ya que estamos todos conectados, y si nos ayudásemos todos, sería una sociedad súper conectada, más feliz, la gente estaría menos depresiva y todo funcionaría mucho mejor.

JC: Y menos enfermedades psicológicas.

JF: Todo. A cuanta más gente haga llegar este mensaje pues más gente estará conectada, y si le puedo cambiar este chip, que viene de las noticias, y cambiarlo a uno mas bueno, genial.

JC: Y no te pasa que muchos te dicen ‘’Ya, ¿pero hacer networking con mi competencia?’’ Porque, yo lo hago constantemente. Competencia, no me gusta usar esa palabra, porque al final, bueno igual venden algo similar a tí, por ejemplo tu vendes cosas que son similares, y todos, la gente con la que me rodeo, más o menos vendemos cosas similares. Entonces, a mi no me gusta hablar de competencia. ¿No te sucede que muchas personas a las que haces mentoring o a las que ayudas, te dicen que no pueden conectar con gente de la competencia? Porque es muy triste. Tú puedes compartir con ellos que tal te va…

JF: Y cómo lo haces, y cómo te funciona a ti esto.. pero es que volvemos a lo mismo.

JC: Piensan que están favoreciendo, y que si favoreces al otro, te quitas a ti, y no tiene nada que ver.

JF: No te quitas nada porque hay tarta para todos, esto número uno. Y solo te va a elegir la gente que conecta contigo. Con tu personalidad, con tus valores… Yo puedo ser menos controladora y tu eres mucho más planificadora. Quien conecte contigo, no me va a comprar a mi, o a lo mejor me compra a mi una cosa y a ti otra y a la inversa… Pero yo puedo ir a hablar contigo y que compartamos información, y ‘’Oye, ¿cómo has resuelto esto?’’. Para mí es la pera. No confío en lo de la competencia porqué nos podemos nutrir  y ayudar. Incluso a mis clientas les digo ‘’No miréis a la competencia, mirad cuánto valor, cuanta transformación estáis haciendo, y ahí pones el precio’’. Me da igual el resto, cada uno que se venda a su valor.

JC: Si siempre estás mirando si otros venden mas o no, entras en un ciclo tan feo.

JF: Y se pierde tiempo por comparación. Yo cuando miro a otro le miro para aprender y para admirarle. ‘’Ostras, mira Judit qué vídeos hace, mira que bien los tiene…’’ Claro, desde la admiración. Y lo que pueda coger y pueda aplicar a lo mio, genial. Pero no desde lo otro porque crea negatividad y quita esta conexión. Y de lo que se trata es de crear una conexión de buen rollo para ayudarnos.

JC: Quizás los que nos dedicamos a temas de ayuda al emprendedor, etcétera, lo vemos más claro. Pero en según qué sectores está tan anquilosado eso, es que no pueden ni siquiera hacer organizaciones del sector.

JF: El otro día me pidieron una ponencia para una universidad bastante importante para el mundo de negocios, y la ponencia era ‘’Slow networking efectivo’’, y una persona me dijo. ‘’Slow… ¿A qué te refieres? ¿Estás diciendo algo lento?¿Eso es negativo, no?’’. Y dije, ‘’no te preocupes, quitamos slow, y ponemos efectivo’’. Es la cultura de rápido, crecer… Claro, que cuando vaya a la ponencia voy a dar el mismo discurso, muy happy y de ‘’borra todo lo que te han contado, que lo que funciona, porque nosotras lo hemos vivido, es que si das, recibes más, si conectas, recibes más. Entonces, yo no puedo decir otra cosa.

JC: Yo lo que más valoro cuándo vamos a Estados Unidos o cuándo vamos a ponencias  y a aprender, te llevas muchas cosas buenas, evidentemente, porque estas pagando por un producto que es caro y que hay gente profesional allí, pero lo que más valoro es el networking, siempre. Yo soy de las que se queda hasta el último minuto, la última hora hasta que te tienen que echar ya de la sala porque quiero hablar con todo el mundo, quiero conocer a todo el mundo, que me cuenten qué están haciendo… Y evidentemente, yo también, si me preguntan, lo digo abiertamente, que hay gente que es como ‘’Si, si, tu cuenta pero luego yo no te voy a contar como lo estoy haciendo.’’ Y es triste.

JF: Porqué a lo mejor, si no te cuentan no le puedes decir ‘’Oye, a lo mejor lo podrías hacer así, que yo lo he probado y me funciona mejor’’. En la conversación está la conexión, y la conversación tiene que ser bidireccional, y muchas veces creemos que cuando contamos cosas solo estamos dando y no, de lo que tu cuentas, muchas veces puedes recibir. Porque a lo mejor si tu sabes que Joanna se dedica al networking, si vas a hablar con alguien me vas a recomendar. O si he tenido un problema en no sé qué, me dirás ‘’Joanna, a lo mejor por aquí o por allá’’. Entonces, en la conversación está la conexión.

JC: Y también, supongo que debes tener también esa capacidad de escuchar. De que si alguien te da un consejo no pienses ‘’Ah no, esto ya lo hago yo a mi manera’’ porque todos los consejos son bienvenidos.

JF: Y luego decides si lo coges o no, desde la humildad de seguir aprendiendo. O puedes coger una parte del consejo, pero no entero…

JC: Antes hablabas de happy, de ese slow, ese modo más happy de hacer negocios, de hacer networking, de todo. Joanna estuvo en la ponencia de Crecimiento XL, ella fue una de las ponentes, y la ponencia muy chula, te felicito porque fue muy chula.Y ella se puso sus gafas rosas para ver la vida de color de rosa. Explícanos un poco más ese concepto de ver la vida de color de rosa.

JF: Todos en la vida tenemos épocas más grises y más rosas. Entonces, todo depende de la actitud, de cómo lo veas. El lenguaje que utilizamos, donde ponemos el foco y lo que nos repetimos es crucial para vivir feliz o fastidiado. Y todo el mundo tenemos gente alrededor, situaciones muy chungas, pero es que depende desde donde lo vivas, y si te llenas de gris, todo lo veras gris, y si tratas de ver todo en tonos más rosas, vives mucho más feliz. Yo las noticias no las veo, porque me deprimen. El otro día, un amigo me decía ‘’ Me he roto el pie, estoy fatal, esto es horroroso’’; y yo le decía: ‘’Que bien, tienes un pie de oportunidad, pero como no paras, y como vas acelerado todo el día, ¿que ha hecho la vida? pararte. Tienes la oportunidad de ver pelis, de leer, de hablar con amigos, de componer… tienes oportunidad de hacer de todo, y tú lo estás viendo como ‘’que horroroso no?’. Y claro, me dijo ‘’joder con la motivadora’’. Pues de ti depende, coje el consejo si quieres, o si no quédate como estas.

JC: Es que tendemos a pensar eso, que todo nos pasa a nosotros, que somos unos desgraciados…. y al final te das cuenta que no, que todo el mundo tiene problemas, que todo el mundo se muere. Entonces, todo el mundo tiene un familiar, un amigo o alguien que se va a morir, todo el mundo tiene alguien que le defrauda, todo el mundo tiene problemas personales o con relaciones o económicos… todos pasamos por ese tipo de cosas, y no se porque el ser humano es tan egocéntrico para pensar que todo le pasa a él, y que es el ombligo del mundo, y no es así. No es lo que te pasa sino la actitud que tienes enfrentándote a lo que te pasa.

JF: Yo en mi vida, he pasado de todos los colores y todas las formas, por lo cual, ahora que siento que os lo tengo casi todo, si tuviese que pedir, entonces puestos a pedir pediría amor que esto ya sería la guinda. Es como: ¿Cómo no voy a estar feliz?, si he conseguido todo lo que quiero, mis hijas están sanas, mi madre está bien, mis hermanos están bien, el padre de mis hijas está bien, yo mas no puedo pedir.

JC: Es ver lo que tienes que te hace feliz, no la mínima cosa que te hace infeliz. Tenemos tantas cosas y no las valoramos…

JF: Pero muchas veces tienes que valorar desde lo que has vivido. Y si tienes la suerte de haber vivido en una familia estructurada, que no ha tenido enfermedades… Más feliz tendrías que estar. Yo tengo la sensación que cuanto peor lo has pasado, más aprecias las cosas. Entonces yo cuando la gente tiene una vida estable, digo ‘’No te das cuenta de la pedazo vida que tienes’’.

JC: Y al mínimo bache ya están como que se hunden.

JF: Tengo otro amigo, que dice ‘’Es que estoy fatal’’, y yo le digo, ‘’Mira: eres guapo, tienes dinero, eres talentoso… ¿De que te quejas?’’. ‘’Es que me siento vacío’’, dice. Pues ve al medico, busca una solución, o haz deporte, haz algo.

JC: A lo mejor es un trabajo que uno tiene que hacer. Ahora me estoy acordando de una sesión de networking a la que fui hace muchos años, y era jovencísima, porqué ahora tengo 33, empecé con 23, tenía 20 y algo. Y había muchos emprendedores allí ya de 50 y tal, pues luchando, como yo en ese momento, pero yo ya tenía algunos empleados, y les decia: ‘’Es que quiero esto..’’. Todo el rato era esto, lo que quería en el futuro. Y uno se me sentó y me dijo ‘’Pero Judit, ¿tu te das cuenta de cómo estas hablando? La mayoría de aquí estamos luchando, que llevamos como 20 o 30 años y tu si, estas luchando, pero ya has conseguido algo. Solo piensas en lo que quieres conseguir, pero no en lo que ya tienes, que es mucho más, que muchos que tienes debajo. Y además, si te hace feliz, si estas contenta con lo que haces…’’ Y siempre me acordaré de esto. Todavía conozco a esa persona y hacemos negocios juntos, y le agradezco desde aquí porque es que fue un cambio de decir‘’Es que es verdad’’.

JF: A veces necesitas que te hagan ‘’clac’’, y te cambien la perspectiva. Luego tiene mucho que ver con el agradecimiento, es decir, el acostumbrarnos a agradecer: el árbol que está en flor, la luz de hoy que es preciosa, una sonrisa de no se quien, el whatsapp de tu amiga… Estas pequeñas cosas que las damos por hecho, hacen que estas gafas rosas cojan más intensidad.

JC: Y no hace falta ponerlas de verdad, sino que es un cambio de chip. ¿Dónde puede hacer networking una persona?

JF: Se hace en todos los sitios : se hace en el autobús, en el metro, en la frutería, en la puerta del cole, en eventos de emprendedores, en eventos del sector que sea… Pero mucha gente me dice ‘’Joanna, es que allí no esta mi cliente’’ Y yo siempre digo lo mismo.

JC: Tienes que ir a buscarlo tú.

JF: No, es que no hace falta, porque cada uno de nosotros tenemos como de 250 contactos para arriba que, no somos conscientes y que a nosotros no nos sirve, pero que para otra persona es oro. Entonces, ¿dónde podemos hacer networking? En todos los sitios. Solo necesitas conectar, decir un elogio, decir ‘’en que te puedo ayudar’’, y muy importante, tener claro tu objetivo de networking personal y profesional. Muchas veces vamos así de ‘’Ah, el viento va para aquí, voy para allá’’, y no tiene ningún sentido.

JC: ¿A que te refieres con el objetivo?, para que lo entiendan.

JF: Tenemos que saber qué queremos conseguir profesionalmente y personalmente. Y cada mes deberíamos sentarnos con nosotros mismos a decir: ¿qué quiero conseguir este mes?, ¿qué quiero conseguir esta semana, y cómo lo puedo conseguir? Es decir, si yo quiero hacer deporte, me tendré que juntar con gente que haga deporte para, primero cambiar el mindset, porque funcionamos muchas veces por tribus en la ciudad: si tu tienes un amiga o amigo que hacen deporte, te explican como lo han hecho y ya sabes el paso a dar. Si estás solo, no sabes. Entonces, si mi objetivo es hacer deporte, lo que yo haría sería juntarme con alguien, le preguntaría, me tomaría un café… Si no tengo a nadie, iría a preguntar a un gimnasio, me metería en un meetup… Lo que quiero decir es que, lo que queramos conseguir, podemos conseguirlo, conversando y rodeándonos de este entorno.

JC: Es mejor en grupo.

JF: Mucho más. Los grandes cambios se consiguen mucho más en grupo. Entonces, tener claro tu objetivo personal y tu objetivo profesional para este mes, y te lo escribes en un papel, y te lo metes en la cartera, y el foco lo pones allí, en esas dos cosas que quieres conseguir. Puede ser, hacer deporte y que me enseñen como hacer un lanzamiento. Esto sobre lo que habla todo el mundo, y yo imagínate que no tengo ni idea… Pues empieza a mirar, a relacionarte, a preguntar ‘’¿Conoces a alguien que haya hecho esto?’’. Y antes de preguntar, ¿Qué tienes que hacer?: elogiar, conectar, conversar… No ir a lo ambiguo. ‘’Yo quiero conseguir estas dos cosas, a mi me da igual lo que tu quieras’’. Conectar, conversar, le das un contacto de los tuyos o un recurso de lo que sea. Y una vez has conectado, le dices ‘’Oye, tu no conocerás a alguien del barrio, o de Madrid, o de Barcelona, que me pueda orientar para cuatro cosas para hacer deporte?’’. Mi objetivo de 2019 era hacer deporte. ¿Cuando fue el evento de Crecimiento XL?

JC: En abril

JF: Vale, pues yo ya lo había intentado con vídeos de Youtube, salir a correr… En la comida antes de la ponencia, Ernest Dift estaba delante, y le dije ‘’A ver Ernest, ¿qué tengo que hacer para hacer deporte?’’.Y me dijo, ‘’Sólo tienes una opción, coger un entrenador personal durante 6 meses, si no, muy difícil lo vas a tener.’’ Y me lo esta diciendo una persona que sabe mucho de esto, que ya sabrá todo lo del mundo del tema.

JC: Y habrá visto gente que lo ha intentado y que no pudo. Tiene más experiencia.

JF: Terminó ese fin de semana y dije, entrenador personal. Yo confío en la gente que sabe. Objetivo del 2019, en ello estoy. Así deberíamos funcionar, con objetivo personal y objetivo profesional. Conectar, ayudar y pedir.

JC: Y sobretodo eso, el personal, que mucha gente se olvida de esta parte. ‘’Yo solo quiero facturar, vender más….’’ Y se olvidan de una parte súper importante.

JF: Si estás pasando un momento difícil, no tienes la receptividad para recibir regalos. Entonces hay que nivelarlo  porque está todo conectado.

JC: Algun consejo que le quieras dar a nuestra audiencia que nos está viendo, a nivel de networking  o en general de emprendimiento, de la vida, de las gafas rosas…. Hay mucho material.  

JF: Lo primero, que somos perfectos, que la autenticidad que tenemos cada uno, con nuestros valores, lo que nos gusta…. algunos les gusta Harry Potter a otros les gusta la moda francesa. Esta autenticidad hay que sacarle mucho partido, porque al final, cuando te atrae una persona para una amistad o para lo que sea, es esto lo que te llama la atención estas peculiaridades.

JC: Qué es lo que tapamos en la adolescencia. Que es triste.

JF: Claro. En la adolescencia y cuando no es la adolescencia. Tratamos de ser  todos iguales para no llamar la atención. Y, estos regalos que yo digo que son tus conocimientos y los contactos, muchas veces se dan desde esa autenticidad. Yo, en mi caso, si soy tímida, soy un  poco desorganizada, me gusta ser happy… yo enfatizo a tope, porque es Joanna. Tratar de enfatizar esta parte  para conectar a nivel personal y profesional para ser auténticos y desde allí brillar. Ayudando y conectando conversando. Tenemos que crear conversación.

JC: Pues ya sabéis. Más conversaciones, más networking efectivo, slow… Un placer Joanna, tenerte aquí, que hayas podido venir. Hemos aprovechado que estamos en Madrid para cogerla y que se venga a esta casa en la que estaremos estos días. Y nada, nos vemos pronto, seguro. Seguro que les ha encantado esta conversación.

JF: Un placer.

 

0 comentarios
  1. Victoria consultora de belleza
    Victoria consultora de belleza Dice:

    ESPÍRITU DE ENTREGA
    La práctica del Espíritu de Entrega, «dar sin esperar nada a cambio», es muy importante para tu Negocio, ya que uno de sus notables beneficios es la imagen positiva que dejarás a tus clientes.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *