Marketing de contenidos

Como empresario, seguro que una de las primeras cosas que te has planteado en tu estrategia de marketing es cómo llevar tus redes sociales. O si te interesa tener un blog o no. O si vale la pena hacer vídeos como este que estás viendo… 

Si es así, enhorabuena. Vas por el buen camino. Quizá no tienes claro qué es lo que tienes que hacer pero los conceptos te suenan.

La verdad es que hoy en día yo no me imagino una empresa de éxito que no haga marketing de contenidos, es decir: crear contenido interesante para tu público… e irles convenciendo para que se conviertan en tus clientes. 

Bienvenido al Diccionario de Marketing, hoy te cuento qué es el marketing de contenidos.

 

Como te digo, el marketing de contenidos consiste en crear, publicar y compartir información que tu público objetivo valora como interesante. 

Características de un buen marketing de contenidos:

 

  • Es Gratis

El contenido que ofrezcas no debe costarle nada a tu posible cliente. Aquí no estás vendiendo, así que no hay intercambio de dinero. De momento estamos en la fase de atracción, de que esa persona que te lee o te ve, te identifique como alguien que puede aportarle cosas interesantes. 

Cuidado: que sea gratis para ellos no quiere decir que lo sea para ti. Para mantener una buena estrategia de contenidos vas a tener que invertir tiempo, dinero… o las dos cosas. Sin embargo, a largo plazo siempre te va a salir más barato que la publicidad pagada.

 

  • Es Interesante

Piensa en lo que le interesa a tu público y dáselo. Ya sea contenido original o simplemente compartiendo una noticia interesante, la idea es que se pare a verlo. Y eso solo lo consigues conociendo muy bien a tu buyer persona, y cubriendo sus necesidades. Plantéalo tal cual como cuando piensas en un producto o servicio.

 

  • Hazlo con objetivos

No se trata de compartir cosas a lo loco, sino de saber qué estás buscando. Quieres tráfico orgánico (es decir, no de pago), quieres ganar autoridad, visibilidad, posicionamiento… 

Definir objetivos es la mejor forma -bueno, la única- de organizar un calendario con sentido. 

 

  • Hazlo en el medio adecuado

Plataformas hay muchas, y no puedes estar en todas. Si quieres conseguir visitas para tu web, crea un blog. Si tu público es más bien mayor, deberías estar en Facebook. Si responde mejor a la imagen que al texto, ataca Instagram. Si ves que le gustan los vídeos, tu sitio es YouTube…

Te hablo de los canales más habituales ahora mismo, pero no te cierres puertas, que hay muchos más. Busca donde están tus clientes y hazte un hueco en ese canal. 

 

  • Es Factible

Ya ves que hay un montón de sitios donde puedes publicar tus contenidos. Y cada uno tiene su propio formato y sus propias reglas. 

Por eso asume que, salvo que tengas un súper equipo detrás, no vas a poder hacerlo todo. El mejor marketing de contenidos es el que puedas manejar. Si solo es una cosa, pues una cosa, ya tendrás tiempo de hacer más. Pero no empieces con todo a la vez porque no vas a poder mantenerlo y es peor. 

Hasta aquí el Diccionario hoy, la semana que viene te hablo de un sistema que puede ser muy, muy rentable: el marketing de afiliados. Si no sabes qué es, o si te suena pero no tienes claro como funciona, no te lo pierdas. 

Recuerda, puedes suscribirte aquí al canal de YouTube

También puedes pasarte directamente por mi Diccionario aquí mismo, donde ya tenemos más de cincuenta conceptos básicos explicados. 

Nos vemos en el próximo vídeo. Muchos éxitos. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *