Cuando encuentras algo que te gusta, la reacción natural es contarlo. 

Si ves una nueva serie que te gusta, quieres que todo el mundo la vea. Si encuentras una tienda súper chula, la recomiendas. Si encuentras un restaurante estupendo, subes la foto del plato a Instagram. 

Vale, pero ¿qué pasa si te digo que puedes seguir haciendo exactamente lo mismo pero además ganarte un dinerito? Pues eso es lo que pasa en internet. 

En el Diccionario de Marketing de hoy te explico qué es el marketing de afiliados.

Básicamente, la afiliación funciona como una comisión. Tú recomiendas un producto o servicio y te llevas X dinero, normalmente un porcentaje, cada vez que esa acción se concrete. Solemos pensar en ventas, pero puede medirse también en coste por click, coste por acción, por impresiones… 

El marketing de afiliación es interesante por dos motivos: 

Si lo que quieres es conseguir afiliados para vender tu producto o servicios, te permite llegar a mucha más gente, y sobretodo a audiencias determinadas. Es decir, si tu afiliado es, por ejemplo, un influencer de tu sector, un buen comentario suyo puede notarse mucho en tus ventas. Cuanto más involucres al afiliado, mejor, así que trátale bien. Dale una buena comisión y reconócele su trabajo. 

Por otro lado, si lo que quieres es conseguir ingresos como afiliado, solo tienes que hacer lo que ya haces de forma natural: dale a tus seguidores contenido de calidad. Aquí la diferencia la suele marcar la honestidad. Si estás convencido de lo que recomiendas, la gente lo nota. Si solo vas a por la comisión, bueno, puede que te funcione la primera vez, pero sé consciente de que puedes quemar a tu audiencia. 

Hacerte afiliado de un producto en el que creas puede ser un gran forma de monetizar un blog, o una gran audiencia en redes sociales, una lista de correo amplia… 

¿Cómo ganar dinero con la afiliación?

La afiliación se ve mucho, por ejemplo, en lo que llamamos páginas nicho: páginas de contenido muy específico que buscas cuando vas a hacer una compra. Son esas reseñas o comparativas de producto que encuentras cuando buscas en google qué aspiradora me compro o cómo escoger unos buenos auriculares para el móvil, por poner un par de ejemplos. Verás que estas páginas incluyen enlaces para que compres: ese enlace se rastrea y, si compras, el dueño se lleva una comisión. 

Estas páginas pueden ser muy rentables desde el punto de vista de conseguir ingresos pasivos, es decir: ganar dinero en piloto automático. Así dicho suena maravilloso, pero en realidad muchas de esas páginas tienen un gran trabajo detrás: tienes que ofrecer contenido interesante, no solo de venta, como por ejemplo una guía de compra que sea realmente útil. Y como siempre intentar ser muy sincero, recomendando algo que harías igual si no hubiera dinero de por medio. 

La base del marketing de afiliación es tan sencilla como lo que te estoy contando, pero su desarrollo puede complicarse bastante. De momento, me quedo contenta con que entiendas la idea. 

Para eso sirve este Diccionario de Marketing: para que manejes los conceptos básicos y no pongas cara de susto cuando alguien te hable de cosas como métricas, CTAs o buyer’s journey. Si quieres repasar algo, aquí tienes el diccionario donde están todos los vídeos ordenados. 

Y no te vayas sin hacer click aquí, suscribirte a mi canal de youtube que así no te pierdes ninguno de los contenidos que subo cada semana. No solo del Diccionario, sino consejos, trucos, herramientas, entrevistas… todo información de valor para que tu empresa no pare de crecer. 

Hasta el próximo vídeo, muchos éxitos. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *