Marketing de guerrilla

¿Te imaginas si existiese una forma de gastar muy poco dinero en publicidad y aún así conseguir un gran impacto? 

Pues sí que la hay: se llama marketing de guerrilla, y consiste en crear estrategias poco convencionales para llamar la atención. Si no tienes presupuesto, toca tirar de creatividad. 

Pero como en este mundo ya está casi todo inventado, hasta estas acciones de marketing tienen sus propias reglas. Sigue leyendo y te cuento un poco más con ejemplos. 

En el Diccionario de Marketing de hoy te voy a hablar de marketing de guerrilla. 

 

Como te digo, el marketing de guerrilla tira más de originalidad que de medios, aunque hay acciones que sí van a requerir un presupuesto. Que sea más o menos, ya depende de ti. 

Con una acción de este tipo hay que tener claro el objetivo. Es difícil que vendas con guerrilla, pero sí te va a servir para aumentar o mejorar tu imagen de marca. Por eso muchas veces se usa también para temas no comerciales, por ejemplo de la mano de ONGs o asociaciones que buscan concienciar y dar visibilidad sobre algún tema social.

Tips para plantear tu propio marketing de guerrilla

 

  • Aprovecha el mobiliario urbano. 

Cuando se acerca el mes del Orgullo, muchas ciudades pintan con el arcoiris pasos de cebra o bancos en la calle. Es una forma muy sencilla de dar ambiente a la ciudad y hacer que el tema esté presente. 

Te pongo otro ejemplo. ¿Sabes la película IT? Sí, esa del payaso chungo que da tanto miedo. Pues bien, para promocionar el estreno en Australia hicieron algo tan sencillo como efectivo: ataron globos a las alcantarillas. Si has visto la película o leído el libro, sabes que eso es una imagen de lo más impactante. 

 

  • Organiza un flashmob

Me refiero a esos shows en los que varias personas se reúne en un lugar público para hacer algo que, en principio, está fuera de contexto. Normalmente es un baile o una canción en directo, aunque también puede ser algún tipo de improvisación teatral… bueno, en realidad puede ser lo que se te ocurra. 

Lo mejor es que, si lanzas la convocatoria por redes sociales, la gente suele apuntarse porque es una gran forma de echarse unas risas y conocer gente nueva.

Si googleas un poco verás cantidad de flashmobs casi de cualquier cosa, es un contenido que tiende a hacerse viral muy fácilmente. 

 

  • Crea un reto

La semana pasada te hablaba de TikTok, un sitio en el que los challenges generan mucho seguimiento.

Pues bien, si consigues que la gente se anime a grabarse con alguna acción determinada, como fue en su momento el Harlem Shake o el Ice Bucket Challenge, consigues un contenido viral. 

Claro, es más fácil que la gente haga esto por amor al arte, si metes una marca por el medio será más complicado que te sigan… para salvar esto necesitas que el reto sea divertido, así es muy posible que tenga seguimiento.  

No me quiero liar más, pero seguro que con estos ejemplos te haces una idea. Aquí el límite lo pone tu creatividad, así que plantear una acción de guerrilla es también explorar tus propios límites como marca, viendo hasta dónde puedes impactar o provocar a tu público. 

¿Se te ocurre algún ejemplo o idea más? ¿Te animarías a organizar alguna de estas acciones? Cuéntamelo en los comentarios. 

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube

La semana que viene en el Diccionario hablaremos de algo un poco más convencional… aunque también tiene mucho margen para la creatividad. Te contaré qué es el marketing de contenidos. Seguro que te suena. 

 

Muchos éxitos. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *