qué es una conversión en marketing digital

Cuando hablo de conversiones estoy segura de que hay gente que piensa en el típico predicador que sale por la tele o te asalta por la calle para preguntarte: ¿ha oído usted hablar de nuestro señor?

Y sí, esa gente busca tu conversión, claro, pero hoy no vamos a hablar de religión.

En realidad esto de las conversiones es un término muy usado en marketing digital y, bueno, ahora que lo pienso, sí incluye una parte de evangelización. Pero no como la estás pensando.

Hoy te voy a explicar qué es conversión… en marketing digital.

 

Si lo piensas una conversión es cuando convences a alguien para que cambie de opinión o de creencia. Una persona se convierte a otra religión, normalmente porque se ha informado y la nueva opción le convence más que la que tenía.

Bien, pues en marketing digital ocurre lo mismo. Hablamos de conversión cuando conseguimos que otra persona realice la acción que nosotros queremos.

Y para eso tenemos que “evangelizar”, persuadir a nuestro público de que lo que le proponemos le interesa. Vamos, que es puro marketing.

Normalmente pensamos en ventas, pero en realidad una conversión es una acción medible que nos dice que lo que estamos haciendo obtiene un resultado determinado.

Así, una conversión puede ser hacer click en el botón de venta.

Pero también darnos sus datos personales para recibir información, el famoso Lead Magnet…

O dar a “me gusta en Facebook”, suscribirse a tu blog o tu canal de YouTube, dejar un comentario en el blog o en redes sociales… aunque yo a esto les llamo micro-conversiones, ya que la conversión real, la buena, es la que te deja dinerito en el banco, pero para que esta llegue el usuario deberá haber pasado por muchas micro-conversiones antes de la conversión final a comprador.

En realidad hablamos de acciones que nos llevan a algún otro sitio, que hacen que tu público no se quede parado en tu web pensando ¿y ahora qué hago? sino que tú mismo les indiques el camino a seguir.

Y, lo he dicho hace un momento, pero voy a volver a insistir porque es importante: una conversión es un dato medible. Tienes que saber exactamente cuáles son tus objetivos y ver si los estás consiguiendo o no. Porque si es que no, es posible que tengas que hacer cambios en tu estrategia.

El índice de conversión es una de las métricas imprescindibles en todo negocio digital (bueno, en cualquier negocio) y por eso le he dedicado el post del Diccionario de Marketing de hoy.

La semana que viene seguimos hablando de métricas, y vamos a ver qué es CPA: coste por adquisición.

Espero que con estos vídeos vayas teniendo más claros los conceptos básicos del marketing. Seguro que te viene bien repasar alguno de ellos en el Diccionario.

Y, por supuesto, tienes mucha más información en mi canal de YouTube. Aquí encontrarás mucho de marketing, pero también de ideas para el crecimiento de tu empresa y para poner en marcha con éxito tu idea emprendedora.  Nos vemos en el próximo post.

Muchos éxitos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *