La idea de Negocio - Curso de emprendedores Judit Català

Hola amigo emprendedor,

 

¿Estás empezando tu propio negocio?

¿Tienes la idea de negocio pero no sabes cómo arrancar?

O tal vez ya trabajas con tus clientes pero sabes que tienes potencial para llegar a todavía más gente.

 

Si estás en una de estas tres situaciones te invito a que te quedes conmigo en este curso de emprendedores.

 

Va a ser un curso completamente gratis compuesto por 5 videos y 5 ejercicios prácticos, para que no te quedes solo con las ideas que te voy a explicar, sino que las pongas en marcha de verdad.

 

Estás en el canal de Judit Català, donde tus sueños empresariales se hacen realidad, y en este curso vamos a repasar todas las claves para que tu idea se transforme en un negocio rentable, desde el concepto inicial hasta las ventas.

 

¿Te suena bien? Entonces quédate conmigo porque empezamos ya. Puedes leerlo tranquilamente en este post o bien ver el vídeo:

 

Curso gratis para emprendedores

En primer lugar, quiero darte la bienvenida a este curso gratuito para emprendedores y felicitarte por estar aquí conmigo.

 

Solo por estar ahora viendo este vídeo ya demuestras que quieres dar un impulso a esa idea que tienes en la cabeza, o tal vez al negocio en el que ya estás trabajando.

 

Este curso es ideal para ti si te sientes identificado con alguna de estas situaciones:

  1. Tienes una idea y todavía no te has atrevido a dar el paso de transformarla en un negocio.
  2. Acabas de crear tu propia empresa y tienes problemas para conseguir clientes.
  3. Tu negocio ya está en marcha pero no va tan bien como te gustaría y quieres vender más utilizando Internet.

 

Durante las 5 lecciones de este curso vas aprender conceptos fundamentales para que tu negocio sea un éxito. Son conceptos muy importantes, aún así mucha gente se olvida de ellos.

 

He visto a muchas personas que se lanzan a vender sin tener una buena base. O que creen que abrir una página web es suficiente para que un negocio triunfe en Internet. Y no es tan sencillo.

No me gustaría que a ti te pasara nada de eso. Para ayudarte, he creado estas 5 lecciones en vídeo:

  1. La idea de negocio. Esta es la primera lección, que estás viendo ahora, y aquí veremos cómo desarrollar un producto mínimo viable.
  2. Las ventas. En la segunda lección te voy ayudar a librarte del miedo a vender y a prepararte para rebatir las objeciones de tus clientes.
  3. Marketing online. Aquí aprenderás cómo transformar a los visitantes de tu web en clientes de forma automática.
  4. Tráfico web. Descubrirás qué métodos puedes usar para atraer visitas a tu sitio web.
  5. Mentalidad emprendedora. He dejado para el final una lección muy importante. Si nunca has trabajado por tu cuenta es vital que aprendas a planificarte y a controlar tu mentalidad. Aunque te parezca increíble, tú puedes convertirte en el peor enemigo de tu negocio si no dominas estos factores.

 

¿Qué te parece lo que he preparado para ti? ¿Te gusta?

 

Espero que sí, porque he diseñado este programa pensando en todas las cosas que a mí me hubiera gustado conocer hace unos años, cuando creé mi primera empresa.

Todo lo que estás a punto de aprender te va a ayudar y no importa:

  • a qué sector te dedicas,
  • si tu empresa es grande o pequeña,
  • o si todavía estás dando los primeros pasos para crear tu propio negocio.

 

Te aconsejo que sigas los videos en orden y que tomes papel y boli para que no se te escape nada.

 

Y sobre todo, para hacer el ejercicio que te voy a proponer al final de cada uno de los 5 videos. Es importante que lo hagas si quieres aprovechar de verdad este curso. Al final de este post te dejaré el enlace para que puedas descargar un workbook, es como una especie de libreta de ejercicios para que puedas escribirlos y ponerlo en práctica.

 

¿Lo tienes ya?

 

Genial, entonces vamos a empezar.

 

Tu idea de negocio

Voy a hacerte una pregunta:

 

¿Cuál es para ti el elemento más importante que debes cuidar cuando pones en marcha una empresa o la idea de negocio?

¿A qué tienes que dedicar tu tiempo y tus energías cuando estás empezando tu propio negocio?

 

Piensa un poco, seguro que tienes más de una idea.

 

Aquí pueden surgir respuestas de todo tipo. Seguro que se te ocurren cosas como la web, la imagen, el local donde vas a trabajar, el equipo, el papeleo…

 

Todas estas cosas están bien y más adelante tendrás tiempo para ocuparte de ellas. Pero eso no es lo más importante ahora.

 

Para conseguir que tu idea de negocio se haga realidad, lo más importante es tener un producto vendible.

Un producto o un servicio que tus clientes quieran comprar y que además te dé la rentabilidad económica suficiente.

 

Tal vez ahora estarás pensando:

“Judit, qué tontería, si yo ya tengo claro qué quiero vender y sé que va a funcionar superbien. He investigado, tengo experiencia, y además he hablado con un montón de gente y todos me han dicho que les parece una idea genial”.

 

No quiero ser aguafiestas… pero si tú también piensas esto por favor quítate esta idea de la cabeza ya.

 

La realidad es que hasta que no salgas al mercado no vas a saber si tu producto tiene futuro, o si responde a las necesidades de tus clientes.

Y tampoco quiero que te lances al vacío sin más, solo para saber si tu producto funciona. Eso puede ser arriesgado porque necesitas invertir mucho dinero y tiempo.

Entonces, ¿cómo puedes saber que tu producto es viable sin tener que hacer todo el esfuerzo de poner en marcha una empresa?

 

La respuesta está en el método lean startup de Eric Ries y en su idea de producto mínimo viable.

 

Enseguida te explico con más detalle qué es un producto mínimo viable. Pero antes, quiero que entiendas qué es esto del lean startup.

 

Validar tu idea de negocio con Lean Startup

El lean startup es un método para crear nuevas empresas o productos que pretende reducir el índice de fracaso al lanzar nuevas ideas al mercado.

 

El objetivo del lean startup es desarrollar una idea de negocio de éxito con el mínimo esfuerzo y con el mínimo riesgo.

Es decir, sin tener que gastar un dineral en grandes planes de marketing, en equipos caros o en un producto perfecto.

 

Para lograr esto el lean startup propone hacer testeos, y sobre todo aprender del cliente.

 

Hay una frase que resume muy bien la filosofía lean startup, y es esta:

“Equivócate pronto y barato”.

 

¿Qué quiere decir esto?

  • Primero, equivocarse pronto es importante porque los errores que se hacen en una fase temprana del negocio son más fáciles de corregir.
  • Y segundo, equivocarse barato también es positivo porque puedes reservar tu inversión para otras cosas que necesitarás más adelante.

 

La filosofía lean startup parte de una premisa:

Todo lo que crees saber sobre tu producto, tu cliente ideal, tu mercado, tu precio… es solo una suposición.

 

Es decir, por mucho que tú pienses que tu producto o idea es la bomba, que se va a vender superbien, y que tus clientes van a pagar el precio que les pidas, en realidad no lo sabes.

No tienes ni idea porque todavía no te has lanzado al mercado.

 

No puedes dar nada por sentado hasta que no salgas a vender y no pongas a prueba tu oferta.

 

Y como quiero que hagas esto de de la forma más rápida y económica, tienes que olvidarte de todo aquello que no sea imprescindible para probar tu producto.

 

En este momento tu prioridad es encontrar un producto mínimo viable, un producto que te permite saber si tus clientes están dispuestos a comprar o no.

 

Producto mínimo viable

Quiero que tengas muy claro que un producto mínimo viable no es lo mismo que un prototipo, o una versión mala de tu producto.

 

Esto es parte de un proceso, es una forma de obtener información para seguir avanzando. Piensa en el producto mínimo viable como parte de tu investigación previa antes de lanzar tu empresa o tu idea de negocio.

 

Ahora te estarás preguntando:

¿Cómo puedo desarrollar yo un producto mínimo viable?

 

Bien, voy a ir paso a paso con esto.

 

Quiero que empieces por pensar cómo va a ser el producto o servicio que quieres vender. Piensa en todos los detalles, imagina cómo sería para ti el producto perfecto.

 

¿Lo tienes? Tómate tu tiempo si lo necesitas.

Ahora quiero que hagas el ejercicio contrario y que te quedes con lo mínimo para empezar a testearlo. Es decir, piensa que es aquello que de verdad necesitas para saber si tu producto es vendible o no y si la idea de negocio va a funcionar o no.

 

¿Qué tendrías que enseñarle a un cliente potencial para convencerle de que ese producto es para él?

 

¿Cuál es el verdadero valor que lo hace diferente?

 

Esto puede ser un poco difícil de entender al principio, así que voy a ponerte un ejemplo con el que te va a quedar superclaro.

 

Ejemplo de validación de idea

Imagínate que te dedicas al diseño de joyas y quieres lanzar tu propia firma. Te gustaría vender por Internet en tu tienda online, que todavía no has creado.

 

Una forma de probar si tu idea de negocio funciona es diseñar toda una colección de joyas, producirla, crear la identidad corporativa, hacer una web profesional, contratar a un fotógrafo, diseñar un catálogo… Creo que te haces una idea de lo que supone.

 

Es muchísimo trabajo, muchísimo dinero y todavía no has vendido ni una sola joya. Es una inversión que sale de tu bolsillo sin ninguna garantía de que vayas a recuperarla. ¿Te das cuenta?

 

Con el método lean startup vas a desarrollar un producto mínimo viable que te costará mucho menos dinero y mucho menos tiempo.

 

Puedes por ejemplo, producir solo dos o tres modelos de tus joyas, hacer unas fotos más sencillas tú mismo, y crear una web con una sola sección.

 

En vez de desarrollar una tienda online completa, puedes anunciar que tus joyas están en preventa. Dentro de la web colocas también un formulario y los interesados dejan sus datos para que les avises cuando las joyas están por fin a la venta.

 

Ahora solo te queda lanzar la web y empezar a recibir los primeros formularios de interés. Para ir un poco más rápido, puedes invertir en algo de publicidad en Facebook o Instagram y así recibir visitas.

 

A partir de ahí, es sencillo realizar pruebas: cambiar las fotos, añadir más modelos de joyas, mostrar distintos precios o agregar más secciones a tu web.

 

Indicadores de rendimiento

Hay datos que te darán pistas sobre si tus joyas gustan o no:

  • El primero, el número de formularios que recibes.
  • El segundo, es el tiempo que los visitantes pasan en tu web. Cuanto más tiempo, más interés

A estos datos le vamos a llamar indicadores de rendimiento.

 

Son las cifras que miden nuestro grado de éxito y es necesario que las registres, teniendo en cuenta todos los cambios que introduces en tu test.

 

Si no haces el seguimiento de los indicadores estarás haciendo tu testeo a medias. Es como si haces una dieta para subir o bajar unos kilos pero no te pesas en la báscula para ver el resultado.

 

No tiene mucho sentido, ¿no?

 

Ahora bien, vamos a ponernos en la peor situación. ¿Qué ocurre si no consigues apenas formularios para esa preventa de tus joyas?

 

En realidad nada, porque estás a tiempo de diseñar y producir otros modelos con todo el dinero que te has ahorrado.

 

Puedes hacer la comparación entre el plan original, que era una locura, y el plan lean, que es mucho más práctico y económico.

 

Al final, la idea es que tu producto quede reducido al mínimo pero sin que se pierda su valor.

Tienes que condensar tu producto en aquello que de verdad va a convencer al cliente para que te diga “Sí, me interesa, quiero comprarlo”.

 

Hay otras formas de testar tu producto mínimo viable.

 

Aquí te doy algunas ideas para que intentes vender tu producto sin que en realidad lo tengas perfecto y terminado.

  1. Crea un folleto explicativo con los beneficios y características de tu producto.
  2. Manda una campaña de venta por email.
  3. Haz publicidad en Facebook con distintas ideas de tu producto y mira qué versión de los anuncios funciona mejor.
  4. Crear perfiles en redes sociales y habla de tu producto como si ya existiera.
  5. Si vendes un producto físico, desarrolla un prototipo que puedas enseñar a tus clientes para explicar en qué consiste.

 

Recuerda que además de definir tu producto mínimo viable tienes que encontrar tus indicadores de rendimiento

 

Lo bueno del producto mínimo viable es que no es definitivo. Cada vez que lo intentes vender a un cliente vas a obtener información que te ayudará a mejorarlo.

 

Cuando presentes tu producto mínimo viable a un cliente, pueden ocurrir dos cosas:

  1. Al cliente le encanta y te dice que lo quiere comprar. Eso es buena señal de que tu producto tiene futuro.
  2. Tu cliente te dice que no le interesa. Esto es un indicador de que debes introducir cambios en tu producto.

No quiero que te desanimes si en tu primera venta te rechazan porque es algo bastante habitual. Mira siempre el lado positivo y analiza la información que te da esa respuesta.

 

Como es lógico, no vale con intentar vender a un solo cliente porque entonces no tendrías datos suficientes. Esto es casi como un experimento científico y debes repetirlo el número de veces necesarias para que te ofrezca conclusiones relevantes para tu idea de negocio.

 

Por supuesto, tienes que salir a vender tu producto como si ya fuera real y estuviera terminado. Tu potencial cliente no debe saber que todavía estás en una fase de desarrollo o que ni siquiera tienes el producto. Estás haciendo un testeo, pero en las condiciones más reales posibles.

 

¿Qué te parece la idea de desarrollar un producto mínimo viable?

¿Se te ha ocurrido ya cómo puedes hacerlo en tu caso?

 

Recuerda las 3 claves del método lean startup. Si entiendes la filosofía, no tendrás ningún problema al crear tu producto mínimo viable y validar la idea de negocio:

  1. No des nada por sentado respecto a tu producto y tu mercado. Deja la intuición de lado y testea todo antes de tomar una decisión. Escucha a tus clientes y cuida mucho el proceso de desarrollo.
  2. Equivócate pronto y barato. Asume que el error es parte del proceso de desarrollo de un negocio. No pasa nada, de verdad, es algo que todos los emprendedores hemos vivido alguna vez. Cuanto antes te equivoques, antes podrás corregir el rumbo de tu empresa y obtener mejores resultados.
  3. No necesitas tener un producto perfecto para realizar tus experimentos. En la fase de desarrollo de producto la prioridad es ahorrar recursos y tiempo.

 

Ahora llega la parte más interesante. Es momento de que pases a la acción.

 

Coge papel y boli porque te toca trabajar.

 

Para cerrar la primera lección de este curso gratuito para emprendedores quiero que trabajes sobre tu producto mínimo viable, siguiendo los tres pasos que te he explicado:

  • Describe cuál será tu producto mínimo viable.
  • Decide cómo lo testearás en el mercado.
  • Define los indicadores de rendimiento.

 

Para ponértelo más sencillo he creado un descargable que te puedes bajar aquí mismo.

 

Este es un ejercicio que se utiliza en muchas empresas y que yo recomiendo a los alumnos de mi training Asciende a Otro Nivel, sobre todo a los que están dando sus primeros con su negocio o a los que tienen problemas para desarrollar un producto rentable.

Recuerda que este vídeo es parte de un curso gratuito para emprendedores, y esto es solo una parte de todo lo que he preparado para ti. Has llegado casi hasta el final del primer vídeo, pero no quiero que te detengas aquí.

 

En la siguiente lección del curso te voy a dar algunos consejos para aprender a vender. Sé que este es un momento que asusta, sobre todo las primeras veces. Lo bueno es que a vender también se aprende, y tú puedes empezar ahora.

 

No te olvides de bajar tu descargable y espero verte en el próximo post de mi curso gratuito para emprendedores el próximo miércoles.

 

¡Te veo en la siguiente lección!


17 comentarios
  1. Juan Antonio
    Juan Antonio Dice:

    Hola Judit. Muchas gracias por tu generosidad. Justo estoy en esta fase de hacer un test de mercado, pero me da miedo que me copien, porque una de mis debilidades es la escasez de capital para hacer patentes internacionales. Alguna sugerencia? Saludos

    Responder
  2. Gabriela
    Gabriela Dice:

    Hola Judit..Muchas gracuas por tomarte el tiempi..estoy de acuerdi en todo lo q explicas..yo ya pasé portodas esas etapas..espero en lis próximos videos..si puedo aprendwr algo más.!!!Geacias

    Responder
  3. Susana
    Susana Dice:

    Me complica como crear mi producto minimo viable.pues quiero vender(importar )carteras de marcas conocidas para venderlas a precios realmente convenientes.pero no se como conseguir ese producto para probarlo sin tener que importarlo.

    Responder
  4. piedad idrobo
    piedad idrobo Dice:

    hola ¡ JUDIT siemroe veo tus conferencias son muy interesantes.
    como te comente en su moemnto tento un producto para distribuir de lina de estetica ha salido bien en las islas de tenerife . pero el verano se nota mucho el bajon . lo cual me cuesta mucho motivarme . pero sigo leyendo tus concejos . espero algun dia conocerte o asistir a una conferencia. gracias .

    Responder
  5. Pedro Villagra
    Pedro Villagra Dice:

    Muy buenas tardes Judit muchas gracias por todas las enceñanzas que nos dejas son muy utiles para los que como yo estoy asustado por la poca venta en mi pais la cosa esta muy floja yo abri mi local fines de mayo y esto se pone preocupante .Gracias por el animo y el deceo de nuestro prgreso

    Responder
    • Judit Català
      Judit Català Dice:

      Hola Jennifer, si doy consultorías personalizadas pero para pequeños empresarios lo que mejor vas a aprovechar es entrar en mi training ya que podrás tenerme cada semana en los mastermind para preguntarme lo que quieras, mientras que una consultoría mía de dos horas cuesta lo mismo que todo el training. Si quieres saber más sobre el training puedes ver mi formación online gratuita aquí: juditcatala.com/formaciononline Un abrazo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *